Vida

Estudiante belga firme en finalizar su semestre en Puerto Rico

"Era mi decisión quedarme"

Célia Fransolet nunca pensó que viviría de cerca el impacto de dos huracanes en su vida, uno de ellos, categoría 5. Procedente de Bélgica, la estudiante de intercambio en la Universidad del Sagrado Corazón (USC) no permitió que el huracán María alterara sus planes y todo el trabajo que completó para venir y estudiar en Puerto Rico.

Cuando muchos puertorriqueños optan por salir del país en busca de nuevos horizontes debido a la crisis que atraviesa el país en sus intentos de recuperación, Fransolet también tuvo la oportunidad de regresar a su casa luego del evento atmosférico, pero la rechazó.

“Me siento contenta porque no tomé el avión”, contestó Fransolet, estudiante de Negocios. “Para mí, yo no quería. Empecé aquí mi semestre y solo quiero continuar hasta terminarlo”, mencionó la joven a este medio.

HELMo Campus Guillemins (Sainte-Marie), su universidad en Bélgica, se comunicó con Célia al conocer la situación que atravesó Puerto Rico el pasado 20 de septiembre, día que el ciclón tocó tierra dejando destrucción a lo largo de la isla. Las largas filas para el combustible, la falta de energía eléctrica y agua potable fueron factores a considerar su regreso, pero no fueron suficientes.

“Les expliqué que nada iba a ser igual, todo lo que estaba pasando y lo que vi. En ese momento, yo estaba realmente preocupada porque no sabía qué hacer. Decía que posiblemente podía regresar a Bélgica, pero no quise. Yo hablé con ellos y me dijeron que, para ellos, era mejor que yo regresara”, agregó destacando que sus padres reiteraron su apoyo para quedarse.

Fransolet tomó exámenes, completó documentos y fue hasta la embajada de su país para completar su proceso de solicitud. Una de las preocupaciones que también reconoció Célia fue la posibilidad de la cancelación del semestre académico. No obstante, USC aseguró la continuación del primer semestre 2017-2018.

Otras compañeras de Célia optaron por regresar con familiares tras lo sucedido y continuar el semestre académico en sus respectivas instituciones universitarias.

Mientras muchos de los estudiantes que se hospedan en la institución universitaria en Santurce recogían sus pertenencias para desalojar y regresar con sus familias, Célia solo podía mirar cómo se marchaban. La joven fue alojada en la residencia de varones, junto a más estudiantes, y desde ahí vio el suceso.

“Cuando te despiertas escuchas el huracán. Llamé a mis papás y les dije que el huracán venía. Nos movimos a la residencia de varones. En las ventanas se escuchaban los fuertes vientos. Por la ventana podíamos ver los techos de las casas idos también las camas en las casas. Estaba esperanzada que todas las casas no estuvieran como esas”, recordó.

Fransolet terminará sus estudios en diciembre de este año, por lo que regresará a su país de procedencia para celebrar las navidades junto con su familia. Una vez culminadas las fiestas, partirá para completar un internado.


NC.TV

TU OPINIÓN