Ahora

100 días después, la recuperación post María recae en la AEE

La AEE no alcanza el 70% de generación.

El huracán María hizo su entrada por el sureste de Puerto Rico el 20 de septiembre del año en curso, dejando en su trayecto cientos de miles de personas y hogares perjudicados, un apagón total del sistema eléctrico y una respuesta de $830 millones por parte de la Agencia Federal del Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Ahora, a 100 días del fenómeno atmosférico, el regreso a la normalidad en la isla se ha visto obstaculizado por el colapso de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Al presente, la corporación pública no ha logrado alcanzar un 70% de generación de energía, sus directivos desconocen la cantidad de abonados con servicio y se asume que cientos —tal vez miles— de clientes carecen del servicio desde el huracán Irma el pasado 6 de septiembre.

La mayoría de las zonas con energía eléctrica son hospitales, centros gubernamentales, estaciones de bombeo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y algunas residencias aledañas.

El porcentaje actual de generación de energía se mantiene en 69.80%, pese a que para esta fecha se suponía que Puerto Rico contara con 95% de generación y/o personas con energía eléctrica, de acuerdo a las metas establecidas por el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares.

Mientras, a más de tres meses del paso del huracán, aún hay 441 refugiados y 16 mascotas, distribuidos en 27 albergues del Gobierno.

El secretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, prometió solucionar el número de personas desplazadas para el 30 de noviembre. No obstante, incumplió su meta.

A raíz de los problemas de viviendas inhabitables y falta de ayuda, FEMA ha alojado de forma temporera a unos 9,600 sobrevivientes del huracán en hoteles de Puerto Rico y 38 estados de Estados Unidos a través del programa de Asistencia de Alojamiento Transitorio.

Los refugios también han retrasado la apertura de planteles escolares que, hasta la primera semana de diciembre había abierto el 97% de las escuelas (1,081 de 1,112).

"Aún quedan 31 escuelas por abrir por tener daños significativos, todavía no cuentan con agua potable o están funcionando como refugios. No obstante, la gran mayoría de los estudiantes de esas 31 escuelas ya fueron reubicados temporeramente en lo que sus escuelas son habilitadas o se determina el futuro permanente de ellas", detalló el Departamento de Educación mediante un comunicado de prensa.

Por otra parte, las fallas en el sistema eléctrico han retrasado el restablecimiento de las demás áreas en necesidad, como la AAA y las telecomunicaciones.

En el caso de Acueductos, aunque la mayoría de los clientes cuentan con agua potable en sus hogares y comercios, restan alrededor de entre 80 y 90 mil abonados sin el servicio.

“Tenemos aproximadamente entre 80 y 90 mil clientes que todavía restan por conectarle el servicio. La mayoría está afrontando el mismo problema que hemos señalado desde el principio que es la falta de energía en muchas de nuestras instalaciones y el hecho de que, por daños a los generadores que no hemos podido arreglar”, explicó Elí Díaz Atienza, presidente de la corporación durante una conferencia de prensa la semana pasada.

La falta de generación y estabilidad en el sistema eléctrico ha obligado a la AAA a recurrir al uso de generadores para poner en función sus estaciones. Al momento, según Díaz Atienza, la corporación pública opera 1,050 generadores alrededor de la isla, mientras que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) se encarga de 550 generadores.

Esto eleva el total a 1,620 generadores en uso por la AAA. Díaz Atienza señaló que aún esperan la llegada de otros 425.

“Mientras energicemos áreas, nosotros vamos a tener beneficios. Estamos trabajando con Energía Eléctrica, porque si identificamos las áreas que están operando con generadores y podemos maximizar el uso de los generadores en otro lado, pues lo vamos a hacer”, añadió Díaz Atienza, antes de mencionar que, en ocasiones, necesita más de un generador para energizar una estación y suplir un servicio ininterrumpido a los múltiples clientes.

Mientras, a 100 días del fenómeno atmosférico, la página en donde el Gobierno esboza los avances de recuperación —Status.pr— alega que las telecomunicaciones se encuentran en un 93.50%. No obstante, una mirada al detalle que ofrece la Comisión Federal de las Telecomunicaciones (FCC, por siglas en inglés) muestra que ha sido una recuperación lenta y ese porcentaje restante se desplaza por toda la isla.

“El 13.2 por ciento de los emplazamientos celulares [‘cell sites’] están fuera de servicio. Una municipalidad, Vieques, tiene más del 50 por ciento fuera de servicio", explica el informe más reciente de la FCC.

Cabe destacar que hace una semana, la agencia celebró el que ni un solo municipio reflejara un 50% de emplazamientos fuera de servicio desde que el huracán había tocado tierra. No obstante, en cuestión de días, el progreso se revirtió.

Según la lista, Vieques y Comerío son los únicos municipios de Puerto Rico con la mitad o más de los “cell sites” fuera de servicio. Mientras, en Barranquitas y Culebra más del 40% no están en función.

Entretanto, la presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), Sandra Torres, aún ni ha expresado una postura concreta respecto a la derogación de las reglas de la neutralidad del internet por la FCC.

En síntesis, el fin de la neutralidad del internet significa que compañías de telecomunicación podrían decidir cuánta data y que páginas pueden consumir sus clientes, entre otras cosas.

En esa línea, tampoco ha podido precisar cómo planifica mitigar el impacto de estos cambios de la FCC ya que, según ha expresado a NotiCel, su plan reside en esperar a ver qué ocurre a nivel federal.

“Yo no te puedo especular. Yo como organismo regulador no puedo entrar en una especulación de lo que va a pasar o no va a pasar”, subrayó en entrevista con este medio.

Respecto a las muertes, aunque los entes gubernamentales han enfatizado la potencia del huracán, insisten en que la cifra de fallecimientos adjudicados al fenómeno atmosférico permanece en 64. Sin embargo, Rosselló Nevares ordenó la revisión de la cifra.

Asistencia de FEMA

En cuanto a la ayuda provista por FEMA, la agencia ha repartido $830 millones en ayuda federal. Mediante un comunicado de prensa, revelaron los siguientes datos que resumen las acciones tomadas durante estos tres meses:

  • Más de $724 millones en subvenciones federales están en las manos de 10,000 propietarios de vivienda e inquilinos.
  • Administración de Pequeños Comercios (SBA) distribuyó más de $144 millones en préstamos por desastre a bajo interés a 3,700 negocios y residentes.
  • FEMA aprobó más de $53 millones para la remoción de escombros y $417 millones para medidas de protección de emergencia.
  • El Programa Nacional de Seguro Contra Inundaciones pagó aproximadamente $2.8 millones en reclamaciones.
  • Más de 1,600 residentes de Puerto Rico quienes perdieron su trabajo o ingreso a causa de Irma o María recibieron $287,000 en Asistencia de Desempleo por Desastre a través del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico.
  • Se distribuyeron más de 56 millones de litros de agua y 48 millones de comidas preparadas, convirtiendo a ésta la misión de distribución de provisiones más extensa y grande en la historia de FEMA. Las provisiones se distribuyeron por aire, vehículos todo terreno y a pie.
  • En una de las misiones de respuesta médica más grandes en la historia, envió más de 4,700 profesionales médicos y proveyó cuidados para más de 37,600 sobrevivientes.
  • USACE instaló más de 930 generadores, convirtiendo ésta en la misión de generadores más grande en la historia de USACE.
  • USACE instaló más de 23,000 techos temporeros a través del programa Operación Techo Azul.
  • FEMA distribuyó más de 120,000 toldos a los municipios de la isla para que los sobrevivientes los usen mientras pueden hacer reparaciones permanentes a sus casas.
  • Más de 9,600 sobrevivientes están alojados temporeramente en Puerto Rico y en 38 otros estados a través del programa de Asistencia de Alojamiento Transitorio (TSA, por sus siglas en inglés) de FEMA para familias desplazadas.
  • Más de 2,000 contratistas y personal de USACE están en Puerto Rico trabajando en los esfuerzos de restauración de la red eléctrica que fue devastada por María junto a siete equipos de manejo de incidentes de la industria de electricidad de 15 estados que están brindado apoyo a la misión. Estos equipos están trabajando para restablecer la electricidad en las áreas más pobladas y luego se moverán a las áreas más densamente pobladas hasta que la electricidad sea restaurada en toda la isla.
  • Los contratistas de USACE removieron más de 1.3 millones de yardas cúbicas de escombros.
  • Más de 1,300 residentes locales de Puerto Rico están contratados por FEMA y SBA para asistir en los esfuerzos de recuperación a largo plazo.
  • Más de 33 Centros de Recuperación por Desastre alrededor de la isla le han dado la bienvenida a más de 162,000 visitantes.

comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Suscríbete gratis a NotiCel

* indicates required