Ahora

Chefs denuncian que FEMA frena distribución de comida

La burocracia ha frenado el alcance de un proyecto

A pesar de que el huracán María ha provocado que millones de personas en Puerto Rico carezcan de acceso a comida y agua, los protocolos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) han limitado el alcance de iniciativas del sector privado para dar de comer a los damnificados.

Así lo denunció el chef español, José Andrés, quien por medio de su fundación sin fines de lucro World Central Kitchen en colaboración con Chefs por Puerto Rico y la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) han alimentado a cerca de 200 mil personas diariamente.

“¿Por qué son tan cabezones? ¿Por qué tanta legislación? Le pido a los congresistas y los senadores que rompan esas cadenas que evitan que el pueblo norteamericano en el pueblo de Puerto Rico coman una comida caliente con agua cada día”, exclamó el chef José Andrés en una conferencia de prensa.

El cocinero alegó que “de no ser por la burocracia de FEMA”, la iniciativa beneficiaría a más de 600 mil personas diarias alrededor de la Isla. Del mismo modo, presentó la comparativa de que su iniciativa sirve comida saludable y caliente, mientras que la agencia federal supone servir a 2 millones, pero concreta 200 mil al día y provee meriendas insalubres.

“Puerto Rico fue impactado por dos desastres: el primero fue natural y el segundo fue hecho por el hombre. Se trata de una falta de liderazgo”, acusó el chef. En esa línea, criticó que FEMA otorgue contratos multimillonarios al Salvation Army y a la Cruz Roja en vez de proveerle las herramientas a los cocineros locales para dar de comer a la vez que se incentiva la economía.

El chef José Andrés estuvo acompañado de un contingente de cocineros del patio como los reconocidos Enrique Piñeiro, Wilo Bennet, Lulu Puras, Mario Pagán y José Santaella, así como los voluntarios.

“Lo que estamos pidiendo es que nos den las herramientas. Somos muchos. Aquí están los mejores chefs del patio y la mayoría está sin trabajo, así que estamos ayudando a Puerto Rico y con estos recursos ayudan a que la economía gastronómica y la que está ligada siga avanzando”, señaló el chef Piñeiro.

Por otro lado, el gabinete gubernamental estuvo representado por el secretario de la gobernación, William Villafañe, el alcalde de Guaynabo Ángel Pérez, y los legisladores Henry Newmann, Jesús Manuel Ortiz, Lourdes Ramos y Eddie Charbonier. Todos dieron sus testimonios de cómo los chefs han colaborado para servir a los miles en las respectivas áreas que representan.

“Nosotros lo que sugerimos al gobierno federal es enmendar inmediatamente la regulación que pone una limitación en lo que es la contratación de emergencia en términos de la cantidad de lo que pueden contratar sin tener que ir a subasta”, explicó por su parte el secretario de la gobernación William Villafañe.

Villafañe recalcó que el gobierno local está agradecido con FEMA y el gobierno federal, no obstante, su burocracia no está atemperada para una crisis de la magnitud en que vive Puerto Rico. Por tanto, los procedimientos deben agilizarse.

FEMA, según su reglamentación, es quien establece un sistema para manejar y controlar donaciones de bienes y servicios.

Van por 57 municipios

Según los datos compartidos por el grupo, la iniciativa ha atravesado por 57 municipios, entre ellos Aguas Buenas, Utuado, Santa Isabel, Comerío, Guayama, Gurabo y Juncos.

“A 21 días del huracán María, sabemos que aún hay personas que no han probado un plato de comida. Que todavía no han tomado una botella de agua”, reclamó Lulu Puras, de Mesa 364.

Ante esto, hizo hincapié en la necesidad de viajar por el resto de la Isla.

“Nos estamos concentrando más en salir a la Isla, salir a los lugares remotos, a esas áreas donde la comida no puede simplemente no puede llegar. Nosotros en Mesa 364 preparamos comida en empaques individuales para poderla llevar. Tenemos muchachos y brigadas que van con machetes, grupos de personas que van de 100 en 100 para llevarle comida a las personas que no han podido comer”, contó.

Al grupo se sumaron unos diez food trucks que, además de cocinar, transportan la comida. Estos son: Yummy Dumpligs, Peko Peko, Ocean Deli, High Kitchen, El Churry, Piscolabis, Lemon Submarine y Dame un Bite.

El chef José Andrés es radicado en Washington D.C. y arribó a la Isla para coordinar entregas a través de su fundación. A su iniciativa se unieron ASORE y Chefs por Puerto Rico y unos 400 voluntarios.

Las cocinas participantes son: José Enrique, Mesa 364, Coliseo José M. Agrelot, Bottles y las unidades del Instituto de Banca y Comercio de Fajardo, Ponce, Manatí, Mayagüez y Los Colobos, además de las cocinas en Vieques y Humacao.


NC.TV