Ahora

Decisión histórica en caso de asesinato de bailarina Yexeira

El caso fue procesado sin el cuerpo de la víctima.

El Tribunal de Apelaciones confirmó la sentencia de 99 años contra el expolicía Roberto Quiñones Rivera por la desaparición y muerte de su exnovia, la bailarina Yexeira Torres Pacheco.

La decisión tiene carácter histórico porque se trata de la primera vez que se confirma, a este nivel apelativo, el procesamiento contra una persona por un caso de asesinato en el cual nunca se encontró el cadáver.

"[E]n este caso, el Mnisterio Público probó mediante evidencia circunstancial más allá de duda razonable que Yexeira Torres Pacheco está muerta y que el apelante fue el autor de dicha muerte... resulta inevitable confirmar el fallo condenatorio del Tribunal de Primera Instancia", indica el panel de jueces apelativos Gloria Lebrón Nieves, Juan Hernández Sánchez y Carlos Candelaria Rosa, quien concurrió sin opinión escrita.

Fue el juez de instancia  Francisco Borelli Irizarry el que halló culpable el 12 de abril de 2014, tras indicar en sala que "la evidencia científica también es contundente contra el acusado… Se cumplieron todos los requisitos para el asesinato sin cuerpo".

Torres Pacheco fue reportada desaparecida desde el 24 de octubre de 2011 y desde entonces el cuerpo no ha sido encontrado. El juicio, que se extendió por cerca de dos meses y medio, buscaba demostrar que la joven fue asesinada a manos de Quiñones Rivera, aún sin la recuperación del cuerpo del delito.

La sentencia de Quiñones Rivera también fue particular, ya que fue una de las primeras televisadas y se realizó en ausencia del convicto, quien se negó a comparecer en tres ocasiones.

En la determinación de los jueces apelativos pesaron el testimonio de Liuis Joel Rodríguez López, excompañero de celda del convicto y a quien éste le confesó haber matado a la bailarina. El testigo también aportó declaraciones de Quiñones Rivera a otros confinados en las que el convicto aseguraba, sobre la investigación del asesinato, que las autoridades "no tienen ná y no va a aparecer, no va a aparecer (el cuerpo)".

También, el testimonio de familiares y amigos de la bailarina que apuntaban a una relación "disfuncional e inestable" con su exnovio. La hermana de Yexeira, Jeanderish Torres Pacheco, dijo en corte que la relación del convicto con su hermana era una posesiva, que no la dejaba sola ni cinco minutos. La madre de Yexeira, Iris Pacheco Calderón, también testificó a esos efectos.

Aparte de testimonios, el foto apelativo tomó en cuenta la prueba científica sobre la casi certeza de que chispotazos de sangre encontrados en la guagua del convicto son compatibles con la bailarina y el hecho de que Quiñones Rivera no intentó comunicarse con su novia tras la desaparición de ésta ni ayudó en la búsqueda.

"Estos hechos... conducen a concluir, más allá de duda razonable, que Yexeira Torres Pacheco está muerta y que el apelante le dio muerte porque esta quería dejarlo", indicaron los jueces.

 

 


NC.TV

TU OPINIÓN