Ahora

Dos finalistas en carrera por cobro de deudas millonarias en CRIM

La decisión se tomará pronto

La carrera por la privatización del cobro de la millonaria cartera de deudas del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) se encuentra en la recta final entre dos empresas que se disputan la transacción de cerca de $2,300 millones en deudas acumuladas por concepto de contribuciones a la propiedad.

El comité de asesores externos encargado de evaluar las treinta compañías que originalmente licitaron redujo la lista a tan solo dos luego de analizar las propuestas y el historial de las empresas, confirmó el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, miembro de la junta de gobierno del CRIM.

”Hay dos compañías que están compitiendo, que son las que se están evaluando, ya las demás este grupo sugirió descartarlas porque no cumplían con una serie de requisitos”, explicó el alcalde.

El proceso se encuentra en su etapa final para tomar la determinación en las próximas semanas. Se espera que este comité o equipo de trabajo compuesto por dos economistas y dos abogados sometan su informe final tan pronto como hoy a la Junta de Gobierno del CRIM.

Con este informe se tomaría "la determinación final de si se van a contratar a una de esas compañías o si no se contrata ninguna”, añadió Rivera.

El proceso que inició en diciembre del pasado año fue retomado el pasado 15 de noviembre en la primera reunión de la Junta el CRIM tras el paso del huracán María. Fue en esa reunión, confirmó el alcalde de Bayamón que este comité de asesores externos presentó el informe parcial  en la que se descartaron la mayor parte de las empresas que sometieron propuestas quedando solo dos con los requisitos necesarios para entrar en la etapa final.

“Ellos hicieron las evaluaciones de todo los que estaban ofreciendo en sus propuestas. experiencia, compensación, etc.”, señaló Rivera.

El proceso de venta de cobro de la cartera de deudas del CRIM comenzó hace ya un año y se retomó en las pasadas semanas tras los retrasos por el paso del huracán María. Luego del efecto fiscal en los municipios por las labores de reconstrucción tras los daños ocasionados por el ciclón, la transacción toma mayor importancia para el futuro de las arcas de una gran parte de los ayuntamientos.

Rivera confirmó que las propuestas que quedaron sobre la mesa son Tower Capital Management y BCMG.

Con cerca de diez años de experiencia, Tower Capital Management es una de las empresas con experiencia en la industria de monetización de gravámenes fiscales de Estados Unidos. Según documentos oficiales sometidos por Tower al CRIM, cuenta con cinco firmas en Puerto Rico como socias locales, ("local based partners"),  entre ellas Puerto Rico Appraisals, LLC de Luis "El Indio" Vázquez.

Vázquez fue acusado de perjurio en el 2001 en el sonado caso federal de fraude al CRIM en el que rodaron cabezas de contratistas y alcaldes. El CPA no resultó convicto pues su único cargo fue desestimado a petición de la fiscalía federal. Durante décadas, ha mantenido contratos de consultoría con municipios y agencias de gobierno, en su mayoría como consultor en asuntos municipales para levantar ingresos en arbitrios, patentes y contribuciones a la propiedad entre otros. Actualmente, tiene contratos con el Departamento de Educación, Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y con el Municipio de Bayamón.

Aunque éste rechazó que sea socio de Tower y aseguró que de otorgarse el contrato, las empresas locales serían subcontratadas; el CPA aunque no ofreció documentos que lo sustenten.

Por su parte, BCMG, la empresa norteamericana que compite contra Tower estableció su sede de operaciones desde 2015 en Puerto Rico y se dedica a la valoración, compra y gestión de deuda morosa de impuestos sobre la propiedad.

Ha tenido de cabilderos al licenciado Pedro Ortiz Álvarez y al bufete donde se reincorporó el excomisionado residente Pedro Pierluisi, O’Neilll & Borges. El pasado año, el alcalde de Bayamón le cursó una carta a la firma tras presuntas presiones de ésta para que los alcaldes aprobaran la venta de la cartera.

El CRIM recauda anualmente alrededor de mil millones de dólares en contribuciones, una cifra muy por debajo de lo que debería cobrar ya que se estima que un 25% de los contribuyentes no pagan o pagan tarde. Con este grado de evasión, y cuentas que ya son incobrables, estamos hablando que el CRIM tiene en la calle unos $2,300 millones.

Para absorber el recorte de los $350 millones que dispuso el Plan Fiscal, sin aumentar las contribuciones, la Junta del CRIM había anunciado en abril el inicio de un proyecto de reingeniería para aumentar sus recaudos. Pese a que la propuesta anunciada a esa fecha incluía retomar la venta de la cartera de deudas morosas, posteriormente los alcaldes optaron por contratar servicios profesionales a empresas privadas para el cobro de las deudas morosas.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required