Ahora

Empleados de San Juan vuelven a la calle para exigir pago de bono de Navidad

Es la tercera vez que se manifiestan.

Por tercera vez, empleados del Municipio de San Juan realizaron una manifestación para exigirle a la alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto el pago por exceso de días de enfermedad y el bono de Navidad.

En esta ocasión, miembros del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras (SPT) y la Unión General de Trabajadores (UGT) se dieron cita frente a Centro Médico.

“No estamos mendigando nada, esto es lo que nos corresponde. Yo soy fiel creyente de que si nada debe, nada teme. Que abra los libros”, expresó José Vázquez Pacheco, miembro de la UGT, en referencia a los estados financieros del ayuntamiento. De acuerdo a los empleados, Cruz Soto se ha negado a mostrarlos. 

Es por eso que durante el piquete, realizado durante la hora de almuerzo, recurrieron a las consignas “con buena comunicación se resuelve un montón” y “si quieres paz laboral, el bono tienes que dar” para demostrar su disgusto.

Además del bono de Navidad y el llamado “enfermito”, los trabajadores exigieron el pago adeudado para la compra de uniformes y un sobrante por motivo de la Ley 56, subvención federal que ya estaba presupuestada.

Los empleados cuestionaron que, originalmente, el bono de Navidad consistía de $1,300, pero la alcaldesa propuso reducirlo a $700 ante los gastos por los fenómenos atmosféricos Irma y María y que, de haber una aportación gubernamental, la cantidad incrementaría. En una asamblea, acogieron el pedido con votación de 14 a 2. Sin embargo, al día de hoy, subrayaron, ningún empleado municipal ha recibido el pago que esperaban para pagar deudas, comprar comida y los regalos de Navidad.

Según reportó NotiCel, el 21 de diciembre el Municipio de San Juan desembolsó 2,141 cheques correspondiente a las horas adicionales trabajadas durante las emergencias del huracán Irma y María. Empero, esa cantidad no beneficiaba a todos los empleados destacados antes, durante y después de los eventos atmosféricos.

Entre las personas que no recibieron el dinero se encuentran administradores, directores médicos, trabajadores sociales y supervisores de emergencia y enfermería. 

“Personal que trabajó en María aún no ha cobrado. Se hizo el pago a algunos, pero no se sabe qué criterios se utilizaron para pagarles”, reclamó Vázquez Pacheco.

Ese pago, según la información, se hizo a los empleados de Operaciones y Ornato, Manejo de Emergencias, Brigadas de Impacto, Salud, Prensa y Comunicaciones. 

Por otro lado, los manifestantes cuestionaron que la alcaldesa Cruz Soto vaya a destinar $900 mil para el arreglo del estadio Hiram Bithorn para la celebración de dos partidos de Grandes Ligas.  

“Nosotros lo que queremos es que nos hable claro. ¿Qué pasó con el superávit que tenía el municipio? ¿En dónde nos perdimos? Si no tenemos salud, no podemos ir a jugar”, cuestionó Marilyn Falero López, una de las empleadas del hospital.

Aunque Cruz Soto anunció que las mejoras al estadio rondaban $900 mil, aseguró que unos $850 mil serían cubiertos por las pólizas de seguros, por lo que la aportación municipal sería de entre $100 y $150 mil.

En días previos al encuentro en Centro Médico, los empleados municipales realizaron dos manifestaciones: una frente a las instalaciones de Obras Públicas Municipal en la marginal de la avenida Kennedy, y otra en las afueras del Centro Más Salud Dr. Gualberto Rabell (CDT Hoare).


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required