Ahora

Estudiantes de San Ignacio distribuyen filtros para limpiar agua

Es una colaboración entre fundaciones

Guaynabo - Estudiantes del Colegio San Ignacio de Loyola, en colaboración con la fundación One At A Time y el Club Rotario Internacional, ensamblan filtros para poder atajar la crisis de agua potable que enfrenta la Isla a raíz del paso del huracán María.

La novel iniciativa, adoptada por el Departamento de Salud, consiste de un cubo con un filtro que limpia la tierra y las bacterias del agua.

“Se puede utilizar cualquier tipo de cubo, pero nosotros usamos uno de cinco galones porque aguanta una buena cantidad de agua. Con esto se puede dar a una familia entera. Es lo más ideal. El sistema sirve por gravedad, no necesita ningún tipo de energía”, expresó Álvaro Carrillo, estudiante de cuarto año del colegio.

En términos de procedimiento, la fundación One At A Time entregó 2,200 filtros a la Isla y esperan traer 4,000 más. Así, los estudiantes del colegio los montan y los distribuyen a las comunidades en necesidad.

“El Colegio San Ignacio ha asumido la responsabilidad de distribuir estos filtros en comunidades de Puerto Rico que les hacen falta. Hemos ido a dos comunidades en Cataño y vamos a hacer un viaje a Barranquitas, Aibonito, Yauco y a diferentes partes de la Isla donde la necesidad es bien evidente. Es un proceso a largo plazo, pero la meta principal sería expandirlo a todo Puerto Rico”, aseguró Carrillo.

Además, los han entregado libre de costo a los líderes de las comunidades y a los médicos que transitan la Isla y ofrecen sus servicios.

“Cada filtro de estos, filtra un millón de galones. Si se le da el mantenimiento adecuado, dura alrededor de diez años, por lo tanto es una opción que tienen por si vuelve a pasar otra catástrofe natural, Dios no lo quiera, pues tienen otra opción de tener agua limpia”, señaló el estudiante.

El cubo con el filtro también incluye un equipo de limpieza para alargar la vida y efectividad de la herramienta. Cabe destacar que el filtro no limpia los químicos, viruses ni la sal que lleguen con el agua.

Esta iniciativa se une a la distribución de un millón de tabletas de cloro que convertirán agua no potable en agua apta para ingerir y cocinar.

De acuerdo a la página gubernamental status.pr, a casi un mes del fenómeno atmosférico un 64% de la Isla cuenta con agua potable. No obstante, a medida que se agudece la falta de acceso a este servicio esencial y el colapso en otros frentes, han aumentado los reclamos de la insalubridad en el agua.


NC.TV

TU OPINIÓN

Suscríbete gratis a NotiCel

* indicates required