Ahora

Forman alianza en Guaynabo por las mujeres

Ante las denuncias de hostigamiento en el municipio de Guaynabo, el nuevo alcalde Ángel Pérez Otero y la procuradora interina de la Mujer, Carmen Lebrón González, erigieron acuerdos colaborativos en favor de la sana convivencia entre empleados, con especial atención al trato hacia la mujer.

La alianza consistirá de dos iniciativas en las que, según Pérez Otero, la Oficina de la Procuradora de la Mujer (OPM) asignará "intercesores" o personal para orientar e impartir talleres y adiestrar a los empleados municipales. Las charlas no se limitarán al personal directivo, sino que estarán al alcance de todos los trabajadores.

"Nuestra oficina se supone que estemos a la vanguardia en la educación, en la prevención, en la orientación a las mujeres sobre los derechos y todo lo que tiene que ver con los adelantos a la mujer. Debemos empezar a corregir muchas cosas, debemos permitir que las mujeres se puedan acercar con toda tranquilidad aquí a la alcaldía, que sientan que aquí se les va a apoyar, que aquí se les va a ayudar", expresó Lebrón González a la prensa.

La reunión entre ambos funcionarios tuvo lugar en la Alcaldía de Guaynabo. El viernes iniciarán labores la nueva Directora de la División Legal del municipio y el Director de Recursos Humanos, quienes ya cuentan con indicaciones para adelantar el procedimiento de adiestramientos.

Como parte del convenio, también crearán la Oficina para el Desarrollo Integral de la Mujer en Guaynabo, la cual ofrecerá orientaciones y servicios a funcionarias y residentes relacionados a cualquier tipo de caso. Pérez Otero informó que, al momento, constituye el andamiaje del proyecto, pero atenderá una serie de situaciones con mayor prontitud.

"No es simplemente hablar del tema de lo que pueda ser un hostigamiento, sino que va más allá. Vamos a comenzar a ver los señalamientos que hubo en el pasado en cuanto a afiches, la política pública, ya vamos a estar trabajando un personal de la oficina de este servidor y de la procuradora para poder subsanar toda esa situación", aseguró el Ejecutivo municipal.

Durante el año, el municipio de Guaynabo ha sido objeto de multas por un alegado hostigamiento y agresión sexual, para un estimado inicial de $30 mil que aún se encuentra en revisión en la OPM.

Además, exempleados municipales han incluido a Guaynabo en las demandas por hostigamiento en sucesos ocurridos con el exalcalde Héctor O'Neill García. Incluso, en uno de los casos, el exfuncionario transó en privado la petición en su contra por un total de $300 mil.

O'Neill García renunció a su cargo en la alcaldía tras el resurgimiento de los litigios en la palestra pública.

"Aquí la intención es que aquellas cosas que ocurrieron en el pasado, van a quedar como parte de la historia. Vamos a aprender de ellas y vamos a 'look forward' (mirar hacia adelante). Lo que queremos es establecer estos acuerdos colaborativos y brindarle la confianza a la mujer guaynabeña de acercarse al municipio", añadió Pérez Otero.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN