Ahora

Gobernador hará campaña en contra a varios congresistas

Pero descartó las protestas.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, anunció que irá hasta las últimas consecuencias para refutar la decisión del Congreso de los Estados Unidos de considerar a la isla como un país extranjero en su reforma contributiva e imponer un arancel de 12.5% a sus importaciones.

Las medidas a tomar, según exclamó durante una conferencia de prensa, yacen principalmente en remover de sus sillas en las elecciones de medio término el próximo año a todos los congresistas que visitaron la isla tras el paso del huracán María y, a la hora de votar sobre la reforma contributiva olvidaron el compromiso que aseguraron tener con la isla.

“Queremos ser racionales diciéndole al liderato del Congreso ‘si haces caso omiso, nosotros nos vamos a activar, y el año que viene son los midterm elections, y nosotros vamos a trabajar para que en todos esos lugares de todos aquellos que vinieron a hacer una promesa aquí a Puerto Rico y que querían ayudar en el desarrollo económico, y que querían ayudar a la sustentabilidad fiscal, y en el momento más crítico se escondieron o le dieron la espalda a Puerto Rico, pues van a haber consecuencias hacia eso”, advirtió Rosselló Nevares.

Empero, el Primer Ejecutivo, quien se encontraba en compañía del gobernador electo de Nueva Jersey, Phil Murphy, descartó la desobediencia civil porque buscará un método más racional, como el de tener presencia entre las comunidades hispanas y persuadirlas a votar en contra de los congresistas en cuestión en el 2018.

“En nuestro peor momento en la historia, el Congreso no ha seguido ni una sola de las recomendaciones que se hicieron ellos mismos [para beneficiar a Puerto Rico]. Ahora nos enfrentamos a una reforma contributiva devastadora que perjudicará nuestro futuro fiscal. Esto no es aceptable y lo pelearemos hasta las últimas consecuencias”, acotó Rosselló Nevares en referencia a los puntos elaborados por el Task Force de la Ley para la Supervisión, Administración y. Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés).

Las recomendaciones del grupo de trabajo se hicieron hace un año y aún no han tenido resultados.

Las declaraciones de Rosselló Nevares guardan cierta semejanza con las expresiones vertidas por su padre, el exgobernador Pedro Rosselló González ante, precisamente, el Congreso de los Estados Unidos, cuando les dijo: “I’m giving you what I think is good advice, don’t... push it”.

El gobernador electo Murphy, por su parte, concordó en que se debe continuar la presión hacia los congresistas ya que esta mañana, por ejemplo, el senador por el estado de Florida, Marco Rubio, expresó su incomodidad con la reforma contributiva y ventiló que votará en contra de su aprobación.

“Tienes que mover votos, tienes que ponerles la presión de que no es cuestión de ser Republicano o Demócrata. O estas con los constituyentes, o estás con Donald Trump y los Republicanos del Congreso. Presiento que esto va a terminar en la persuasión de senadores, hacer todo lo que podamos, reuniones privadas y demostraciones pacíficas para prevenir que esto se apruebe”, añadió Murphy.

El nuevo tributo propuesto por el Congreso de los Estados Unidos pone en peligro miles de empleos en la isla y crea la amenaza de que decenas de empresas decidan cesar operaciones en Puerto Rico.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required