Ahora

Incertidumbre ante reforma contributiva federal es un punto para la estadidad

Rivera Schatz culpó a la colonia por la situación.

A pesar de que la información proveniente de los distintos frentes no parece la más alentadora, la Administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares confía en que el Congreso de los Estados Unidos no le propicie una estocada mortal a las finanzas del país mediante la reforma contributiva.

Es por eso que el plan a nivel local reside en esperar a la determinación de la Cámara y el Senado federal respecto a medidas como un impuesto de 20% a los productos de Puerto Rico importados a la nación norteamericana. No será hasta luego de esas incidencias que el equipo de Rosselló Nevares tomará acción, según se explicó. Sin embargo, hoy, la reforma contributiva fue aprobada y se espera a que un comité evalúe si se da paso a la versión endosada por la Cámara federal.

“Hemos en el pasado observado que parecería que van por una ruta y terminan yendo por otra, así que lo prudente es aguardar a que finalmente el comité de conferencia que se habrá de conformar para atender la medida y que nos permita saber finalmente cómo se aprobaría, para entonces establecer cursos de acción”, explicó el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz ante preguntas de NotiCel.

De acuerdo al senador, la condición colonial que nos ha caracterizado desde hace más de 50 años es el factor que imposibilita una resolución favorable para la Isla en esta situación.

“Si no fuéramos una colonia y tuviéramos representantes y senadores, pues tendríamos allí gente defendiéndonos. Si tuviéramos el voto para elegir o derrotar un Presidente, pues yo le aseguro a ustedes que Trump y cualquiera otro trataría a Puerto Rico de otra manera. Sus visitas a Puerto Rico serían de otra forma. En todas las páginas de la historia del mundo, ser colonia representa tener menos”, esbozó Rivera Schatz.

No obstante, cabe destacar que Puerto Rico ha tenido voces de defensa en Washington, como la comisionada residente Jenniffer González y los miembros del Frente por Puerto Rico, grupo multisectorial conformado por el Primer Ejecutivo para cabildear en la capital federal.

Del mismo modo, la Junta de Control Fiscal (JCF) aseguró haber realizado una serie de reuniones con los congresistas pertinentes para enmendar la reforma contributiva, la cual también propone un impuesto mínimo global a ciertos ingresos generados por las multinacionales estadounidenses.

Incluso, la retahíla de congresistas de visita en Puerto Rico para presenciar los daños del huracán María repitió en varias ocasiones respaldar a la Isla y cualquier medida que represente un avance económico, elemento contrario a la reforma contributiva en discusión congresional.

“Mientras sigamos dándole vuelta a eso, vamos a tener gente como Trump o gente como Obama o gente como los que han sido presidentes o han sido miembros de la Cámara o el Senado federal tratando de decidir por nosotros porque no tienen miedo, porque saben que no hay ninguna consecuencia contra ellos. Si ellos entendieran que hubiera una consecuencia política, yo te aseguro que fuera otro panorama para ellos en Puerto Rico”, añadió Rivera Schatz, quien recalcó que él promulga la admisión de Puerto Rico como estado aunque no parezca rendir frutos.

El pasado jueves la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó un proyecto de ley que busca viabilizar el voto presidencial en Puerto Rico. Sin embargo, solo una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos podría otorgar ese derecho, pues queda reservado a los residentes de los estados.

Al ser abordado sobre el estatuto, Rivera Schatz adelantó que la medida sería aprobada en el Senado porque “toda gestión que refuerce la lucha, va a tener repercusión por más insignificante que parezca”.

“Yo creo que ha habido una reiteración constante del pueblo de Puerto Rico pidiendo la admisión de Puerto Rico como estado. Cada vez son menos los que quieren la separación y cada vez son menos los que quieren la colonia y eso, para mí, es que estamos ganando la lucha”, afirmó.

Lograr la estadidad para Puerto Rico es una de las metas del gobernador Rosselló Nevares y su equipo de trabajo, además de ser una de las promesas hechas durante su campaña política. 

Como preámbulo, Rosselló Nevares creó la “Comisión de la Igualdad” para buscar la descolonización de Puerto Rico y su admisión como estado. La primera reunión del conjunto se llevó a cabo el pasado 15 de agosto de 2017.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required