Ahora

Municipio de Ponce tiene 30 días para cumplir con nueva orden judicial

El Municipio de Ponce tiene 30 días para entregar, a decenas de empleados, los balances por concepto de remesas adeudadas a distintas entidades públicas y privadas, además de evaluar cómo afecta la eliminación del "flexitime" a aquellos empleados que están bajo el Plan de Reducción de Jornada Laboral y contestar en 60 días si pueden o no pagar el exceso por concepto de la Licencia por Enfermedad.

Esto, tras un acuerdo presentado hoy ante el juez Mariano Vidal del Centro Judicial de Ponce, en respuesta a un recurso legal incoado por 68 integrantes de la Asociación de Empleados Municipales adscrita a la United Steelworkerscontra la Administración Municipal de la alcaldesa María E. Meléndez Altieri.

Parte de estos reclamos surgen a raíz de las nuevas directrices impartidas por la administración municipal que desde el pasado 7 de agosto eliminó el "flexitime" a los empleados que están bajo el Plan de Reducción de Jornada Laboral establecido en la Ordenanza Municipal # 74.

"Lo que  sucedió hoy es un logro para los empleados municipales de Ponce que llevamos varios años afectados por la reducción de jornada laboral y que en medio de esta situación nos dieron unas nuevas directrices bajo las cuales se hace difícil conservar un segundo empleo, a otros les ha causado problemas por el gasto de gasolina y otros asuntos que afectan aún más sus finanzas", estableció Mayra Rivera, presidenta de la Asociación de Empleados Municipales de Ponce.

 "El derecho a tener un segundo empleo se estableció desde que entró en vigor la reducción de jornada el 16 de julio de  2014, donde se proveía a los empleados para que pudieran laborar el tiempo ya reducido a 20 y 30 horas en períodos de dos días y medio, y cuatro días, respectivamente. Este cambio en las directrices desde el pasado 7 de agosto está afectando a los empleados municipales que tienen un segundo empleo y al día de hoy ya tenemos tres compañeros que están a punto de perder ese segundo empleo", agregó Rivera a NotiCel. 

Para cumplir con este acuerdo, los empleados deberán llenar nuevamente el formulario que les permite tener un segundo empleo y entregarlo a sus respectivos supervisores dentro de los próximos 10 días. También tendrán que entregar una carta explicativa de cómo les afecta la eliminación del "flexitime". 

Esto, para que el municipio pueda evaluar las necesidades particulares de cada empleado y responder en 30 días sobre si procede esa solicitud. 

"Es necesario que de haga por escrito en caso de que la decisión no sea lo que espera el empleado y pueda apelar esa decisión", explicó el magistrado ante una sala repleta de empleados municipales. 

Los empleados representados en esta nueva demanda solicitan además, el pago del exceso por concepto de la Licencia por Enfermedad, mejor conocida como el "enfermito", y el pago de las remesas a diferentes entidades gubernamentales y privadas, entre estas, Sistemas de Retiro, AEELA, Plan Médico, Hipotecas y ASUME.

"Lo que ha sucedido hoy es algo histórico. Es un claro ejemplo de lo que logramos los trabajadores y trabajadoras cuando nos unimos a reclamar nuestros derechos ante la injusticias de los patronos, en este caso el Municipio de Ponce", expresó Yaphet Torres, representante de la UnitedSteelworkers en Puerto Rico.

 La vista de seguimiento está pautada para el 10 de noviembre a las 10:00 de la mañana en la sala del juez Mariano Vidal del Centro Judicial de Ponce donde tendrán que comparecer las directoras de Finanzas y Recursos Humanos, respectivamente.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN