Ahora

Ramos defiende la gallina de huevos de oro en el Congreso

Ante el Comité federal de Recursos Naturales

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), Ricardo Ramos, reconoció que con todo y la bancarrota y mal servicio, la corporación pública que lidera ha sido históricamente la gallina de los huevos de oro del gobierno, pero los subsidios y la política la han desangrado. 

De este modo intentó explicarle al senador republicano Mike Lee que la política afecta a la AEE cuando los políticos optan por otorgar más subsidios a cambio de votos, a la vez que reconoció que más del 50 por ciento de los empleados de la corporación con $9,000 millones en deuda emplea a familiares de políticos o de figuras claves en el gobierno. 

“No es que sean nombrados por el Gobernador, pero históricamente los empleados pertenecen a familias de políticos. Yo escojo a la gente por sus méritos, pero estos también tienen que pasar por la Junta (de Gobierno de la AEE)”, agregó. 

La segunda parte de la vista del Comité de Recursos Naturales del Senado resultó escabrosa para Ramos, quien en su retrospectiva de la respuesta a la emergencia dejada por el huracán María admitió que los pasos en la contratación de Whitefish debieron ser más cuidadosos. 

Además, resaltó que los esfuerzos por restaurar el sistema eléctrico tras el paso de Irma dejaron a la AEE sin suministros suficientes para hacer lo propio tras el paso de María. De igual modo, indicó que la Junta de Gobierno de la corporación pública ha contactado a los mejores de la industria para transformar el futuro de la Autoridad. 

Ramos añadió que dada la magnitud del desastre, lo que necesitaba Puerto Rico y la AEE en ese momento eran técnicos que sirvieran como “first responders” o de emergencia que pudieran llegar con todo el apoyo logístico necesario para trabajar inmediatamente. Justo después del paso de María, AEE no contaba con camiones o gasolina, y sus empleados estaban sumidos personalmente en la emergencia. Además, el país no estaba en condiciones para proveer estadía y apoyo logístico para quienes vendrían desde fuera de Puerto Rico a trabajar. Whitefish fue la única de seis compañías que no requirieron pagos por adelantado y se encargarían de sus arreglos logísticos.

Cuestionado por al senadora Maria Cantwell por la contratación de Whitefish, Ramos insistió en que en conversaciones con otros estados para ayudas en emergencias tras el paso de Irma, le quedó claro que no responderían con la inmediatez que requería el país tras el paso de María debido principalmente a la bancarrota de la AEE que le impide garantizar adelantos de pagos por labores.  

La legisladora demócrata destacó que los pagos a Whitefish, en algunos casos se calculaban en 10 veces lo que se pagaría a personal similar bajo los acuerdos de ayuda mutua. “Mi punto es que no queremos que esto ocurra de nuevo”, aclaró Cantwell, quien consideró que activar la ayuda de otras utilidades por acuerdo mutuo hasta hace dos semanas fue un mes perdido en la recuperación.

En la sesión de preguntas con la presidenta del Comité, Lisa Murkowski, expresó que, “Es una cosa el responder rápidamente en una emergencia, pero es otra cosa el involucrarse en algo que nosotros catalogaríamos como aprovecharse del contribuyente o aumentar los costos a niveles ilegales”.

Ramos también apuntó a la cantidad de sistemas que dependen de la AEE que a su entender no se prepararon, dando como ejemplo las telecomunicaciones. 

Entretanto, el presidente  de la Comisión de Energía de Puerto Rico, José Román, expuso que al hablar sobre la transformación de los mercados de electricidad de Puerto Rico, tanto la Comisión como la Junta de Control Fiscal y AEE tienen un papel esencial que desempeñar. “Debemos encontrar una manera para que cada entidad use sus poderes y habilidades de una manera que apoye y refuerce a la otra. Los conflictos innecesarios, y la falta de coordinación conducirán solo demoras en la recuperación energética y pérdida de la confianza pública”, concluyó. 


comments powered by Disqus

NC.TV