Ahora

Representante alega "cacería de brujas", habla su supuesta víctima

Realizó una conferencia de prensa.

El representante por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ramón Luis Rodríguez Ruiz, no renunciará a su cargo en la Legislatura puesto que “nunca lo han acusado de nada” y la situación que enfrenta se asemeja a una “cacería de brujas” para “manchar su reputación”.

En esa línea, catalogó de “incongruente” la solicitud de abandonar su cargo, hecha por el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, y respaldada por otros miembros de su partido.

“Este servidor, en ningún momento ha sido acusado de nada. Segundo, este servidor no ha sido entrevistado por nadie, ni por la Policía, ni por fiscales, ni nadie. Aún así, todo el mundo ha querido ser juez y parte de esta situación”, exclamó Rodríguez Ruiz, quien citó a una conferencia de prensa por órdenes del Gobernador para aclarar las alegaciones en su contra.

Minutos después de la conferencia de prensa, trascendió que el primer ejecutivo Ricardo Rosselló Nevares solicitó la renuncia inmediata del Representante durante una actividad en Culebra.

El representante Rodríguez Ruiz ha acaparado la atención pública durante los pasados días debido a una querella de violencia de género, donaciones de dudosa procedencia y requerir una fracción del sueldo de todos aquellos a quienes le otorga un contrato.

A principios de noviembre, el funcionario fue denunciado por una de sus empleadas por, según el documento, agredirle el rostro. Más adelante, la querellante firmó una declaración jurada en la cual se retractó de su versión original porque fue sometida a raíz de “coacción e intimidación”.

La víctima, Soniel Torres Suárez, se presentó a la conferencia de prensa citada por el Representante de manera “libre y voluntaria” para dar su versión de los hechos, exonerar a Rodríguez Ruiz y exhortar al presidente cameral Méndez Núñez a que la proteja como víctima de violencia de género.

De acuerdo al recuento de Torres Suárez, el abogado y exfiscal Ernie Cabán y José Luis Rodríguez, quien se identifica como un portavoz del presidente cameral, han visitado la casa de sus padres en numerosas ocasiones para intimidarla.

“Yo necesito que la Cámara [de Representantes] me deje en paz. […] Ha sido un proceso atropellante, duro, a mí no se me ha ofrecido protección alguna. Los hechos sí ocurrieron, pero el representante no tiene nada que ver”, aseguró la víctima, quien luego de sus declaraciones se marchó de la conferencia de prensa sin contestar preguntas.

Por su parte, el administrador de la Cámara, Moisés Cortés Rosado, alegó en comunicado de prensa que la Orden Administrativa 2010-06, que establece el Protocolo para Manejar Situaciones de Emergencia en el Lugar de Trabajo, se designó el día 17 de noviembre al licenciando Ernie Cabán Santiago como Oficial Investigador a cargo de evaluar todos los pormenores relacionados a la comisión de un acto de violencia doméstica en contra de la empleada, "incluyendo la implementación de medidas de protección para salvaguardar a la victima en su lugar de trabajo”.

“Parte integral de este proceso es la protección de la víctima. Por tal razón, el próximo día laborable después de la designación del Licenciado Cabán Santiago, el Asesor en Seguridad de la Cámara de Representantes, José Luis Rodríguez, se reunió con la víctima en las facilidades de la Oficina de Servicios Legislativos en el Capitolio y en tres ocasiones le ofreció los servicios de seguridad en el empleo, tal como está estipulado en la mencionada Orden Administrativa. Sin embargo, la víctima rechazó cada uno de estos ofrecimientos, los cuales, como toda intervención de esta modalidad, se realiza bajo un sistema de grabación”, abundó Cortés Rosado.

Torres Suárez fue una de ocho empleados que asistieron a la conferencia de prensa del funcionario. Empero, fue la única que se dirigió a los medios de comunicación. En total, el Legislador cuenta con 12 trabajadores en su oficina. Una vez la querellante se marchó, el representante Rodríguez Ruiz atendió las otras dos alegaciones en su contra.

En primer lugar, justificó que las llamadas “donaciones fatulas” a su nombre provinieron de un exempleado quien, al no renovársele el contrato por los recortes al Capitolio impuestos por la Junta de Control Fiscal, se expresó de esa forma.

“Malintencionadamente hizo estas declaraciones sabiendo que sí se realizaron unos donativos. Esa persona tiene una guagua de sonido que se usó durante los últimos cinco meses de mi campaña electoral. Se le puso un valor de 300 dólares mensuales, para un total de 1,500 dólares. No son donativos fatulos, se llama una donación en especie”, subrayó el Representante, al identificar a la persona como Rafael Rodríguez Molina.

Mientras, sobre la porción salarial que requería a sus empleados, el funcionario público recalcó que “nunca le ha solicitado dinero a ningún empleado. Esas son unas imputaciones totalmente falsas. No nos sorprende este tipo de expresiones”.

Por eso, recalcó sobre la dudosa procedencia de la solicitud de renuncia que le hizo el Presidente de la Cámara.

“Es una falta de respeto que el presidente de la Cámara le haya solicitado la renuncia a este servidor sin tener deferencia con que los procesos de ley se cumplan cuando este servidor no ha sido acusado de nada. Las expresiones del presidente me parecen altamente cuestionables. Yo no tengo ningún caso. Todas estas imputaciones yo las acabo de aclarar”, soltó Rodríguez Ruiz.
Ayer, lunes, el líder cameral le pidió a Rodríguez Ruiz que abandone su escaño como representante del Distrito 27 ante fuertes alegaciones sobre su proceder en la Legislatura. La solicitud se dio bajo el amparo del Artículo III, Sección 9 de la Constitución de Puerto Rico.

Mediante un comunicado de prensa, los representantes novoprogresistas José Aponte, José ‘Quiquito’ Meléndez, Víctor Parés, Eddie Charbonier y Angel Bulerín, entre otros, cerraron filas con el líder cameral en su pedido.

Del mismo modo, el secretario general del PNP, Rafael “June” Rivera Ortega, y la vicepresidenta de la Cámara de Representantes, Lourdes Ramos, se unieron al reclamo.

Posterior a la conferencia del Representante, el Presidente cameral expresó en comunicado de prensa que, “reitero en el pedido que realizara en el día de ayer, lunes, para que el representante por el Distrito 27, Ramon L. Rodríguez Ruiz, renuncie a su escaño a la Cámara de Representantes. Como dije ayer, no existe espacio en el servicio público para la conducta que se le imputa al Representante. Quiero dejar esto bien claro para el récord, la víctima del caso de violencia domestica que rodea al Representante Rodríguez Ruiz nunca ha solicitado protección en el trabajo. Aun así, y protegiendo la integridad del cuerpo, así como los empleados que ahí laboran, en tres ocasiones distintas se le ofreció los servicios de seguridad y las tres veces ella rechazó el ofrecimiento. Para que se le brinde protección en este caso, ella tiene que proveer el nombre del agresor, con el fin de darle el mayor grado de seguridad posible. Esto tampoco ha sucedido y le solicitamos a la víctima que coopere con la investigación y diga quien fue su agresor”.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required