Ahora

Sin estadísticas no "existe" el problema de acoso callejero

Usualmente lo clasifican como otro delito

Son varios los casos que se han publicado en las redes sociales sobre la conducta inapropiada de algunas brigadas del Ejército de Estados Unidos u otras agencias federales que se encuentran en Puerto Rico luego del huracán María. Así lo confirman organizaciones como Coordinadora Paz para la Mujer, que ha observado un aumento en las denuncias de acoso callejero. 

Sin embargo, para la directora interina de la Procuraduría de las Mujeres, licenciada Carmen Lebrón González, no existen estadísticas que establezcan que el acoso callejero es un problema en Puerto Rico. 

“Aquí en Puerto Rico, hasta donde yo conozco, no han habido casos que se puedan vincular a un acoso callejero que terminó con una agresión sexual. Para nosotros identificar que es un problema en Puerto Rico tenemos que empezar por educar”, dijo Lebrón González.

Mientras, la directora ejecutiva de la Coordinadora, Vilma Rodríguez Castro, contó que recientemente ocurrió un incidente de este tipo contra una estudiante en los predios del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

“Me llamaron del RUM para decirme sobre este caso donde estaba esta muchacha y un tipo detrás de ella iba sacándole fotos a las nalgas. Ella lo reporta a la policía universitaria, que es lo que debe de hacer. Pero, ¿qué hace la policía? Lo saca afuera. Le pusieron alteración a la paz pero realmente eso es una agresión sexual”, detalló Rodríguez Castro. 

De igual modo, Laura Coss colgó en Facebook su experiencia con un empleado de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) pasado de copas. Luego de preguntarle si estaba casada y de pedirle a la joven que le cargara su plato de comida, Laura contestó: “I am not a table” (No soy una mesa), a lo que el sujeto de inmediato respondió: “You are so weird. In the US Virgin Islands the ladies would do anything I asked for them to.” (Eres muy extraña. En las Islas Vírgenes las mujeres harían cualquier cosa que les pidiera).

Por su parte, la estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, Amber Lee Vélez, pasó por un momento parecido en un establecimiento en la calle Loíza en Santurce. Un integrante del Ejército, también con algunas copas de más y rodeado de 10 colegas, se sentó en la mesa donde Vélez comía. Luego, otro hombre del grupo le gritó desde su mesa, “Where is your date? Where is your date?”. (¿Dónde está tu cita?)

“Cuando este segundo incidente ocurre, el mesero me dice que si me siento incómoda, él puede ayudarme a moverme de mesa. Le contesté que eso era el colmo, que yo estaba siendo atacada por ese grupo de 10 tipos con gorras del Army, y que deberían llamarle la atención a ellos en lugar de buscar moverme a mí de mesa”, denunció Vélez por escrito.

Asimismo, la periodista Sandra Rodríguez Cotto dejó saber el caso de una vecina de su mamá. Resulta que un grupo de rescatistas estadounidenses velaba cuando la dama estuviera sola para alumbrarle la casa con linternas. “Todo paró cuando un domingo los tipos borrachos se le metieron en la casa”, detalló. Aunque se desconoce qué ocurrió después, Rodríguez Cotto asegura que la Policía estatal llegó hasta la residencia luego del incidente. 

Vea también:

¿Qué es y cómo lidiar con el acoso sexual callejero?

Esta historia forma parte de la iniciativa Fuerza Puerto Rico convocada por NotiCel.com. Lee de qué trata pulsando aquí.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Suscríbete gratis a NotiCel

* indicates required