Ahora

Tesorera de fundación Yulín demandó por hostigamiento político en Pridco

Los hechos sucedieron en la administración Fortuño

La tesorera de la recién creada fundación Somebody Help Us/ Alguien Ayúdenos, Zuleika Feliú Padilla relata, en una demanda en el Tribunal Federal, un agresivo patrón de hostigamietno y persecución política durante la administración del exgobernador Luis Fortuño mientras laboraba en la Compañía de Fomento Industrial (Pridco).

El juez federal Daniel Domínguez desestimó con perjuicio la demanda por violación de derechos civiles en el  2013, luego que Pridco y la demandante llegaran a un acuerdo confidencial para transigir las alegaciones.

La CPA también se apuntó una querella radicada en su contra por hechos relacionados que fue archivada luego de una extensa investigación en la Oficina de Ética Gubernamental.

Los hechos se remontan al 2008 cuando en medio de una reorganización en Pridco, Feliú-Padilla fue reclasificada de Oficial Senior de Auditoría a Auditora General Auxiliar. Según la extensa relación de hechos contenida en la demanda federal, con el cambio de administración en 2009, no se reconoció la reorganización y se designó como Auditora General Interina a Madeline Meléndez aunque no contaba con las cualificaciones como contador público autorizado.

Según la demanda, radicada en 2012, la nueva jefatura ignoró varias peticiones de audiencia para discutir su reclasificación aún pendiente lo que provocó que la demandante llevara un caso a la Unidad Anti-Discrimen del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.

Feliú Padilla solicitó voluntariamente que se desestimara el caso mediante engaño ya que la entonces directora de la Oficina de Desarrollo Organizacional y Recursos Humanos de Pridco, Grace M. Díaz Pastrana y Ada E. González Mojica, gerente de la División de Desarrollo Ocupacional de la Compañía plantearon como un hecho que dicha reorganización nunca fue implementada por la Junta de Directores de la Pridco.

Un poco más de un mes después, sin embargo, el demandante descubrió por casualidad que las representaciones eran de hecho falsas y que la reorganización de 2008 había sido implementada, a través de una hoja de trabajo de auditoría conocida como "Resumen de presupuesto y tiempo" que la Auditora General Leida Rivera-Cruz le había instruido completar y que estaba basado, precisamente, en la reorganización de septiembre de 2008. Pese a que lo hizo constar en el documento, la demanda alega que las anotaciones fueron elimina del documento por la entonces Auditora General.

De acuerdo con la demanda,desde octubre de 2009 hasta mayo de 2012, Feliú Padilla envió cartas, memos, correos electrónicos y formularios oficiales internos denunciando que era “objeto de discriminación política” pero fueron ignorados por la gerencia de la agencia.

“La demandante fue víctima de negligencia sistemática y degradación de deberes y prerrogativas, motivados exclusivamente en los prejuicios de los demandados por “no pertenecer al partido (PNP)”, reza el documento en el que se alega que a la CPA se le violaron sus derechos por sus creencias políticas.

En la demanda ante el Tribunal Federal, Feliú Padilla asegura que como parte de ese patrón de hostigamiento y para forzarla a renunciar, fue referida a la Oficina de Ética Gubernamental por presuntamente violar la ley de ética al participar en participar en la creación del puesto de Oficial de Auditoría Senior que luego pasó a ocupar.

A Feliú Padilla se le imputó violar los artículos 3.2 (c) y (h) de la ley de Ética Gubernamental y el artículo 6 (A) (4) (6) del Reglamento de Ética Gubernamental.  

Tras una larga investigación, el 5 de marzo del 2012 la OEG determinó archivar la querella al no probarse las imputaciones en su contra.

“Por los fundamentos antes expuestos, concluimos que la prueba de la parte querellante no sostiene que la Srta. Zuleika Feliú Padilla incurrió en violación a los artículos (c) y (h) del imputado art. 3.2 de la Ley de Ética Gubernamental ni a los incisos del Reglamento de Ética Gubernamental. Por lo tanto, se recomienda a la subdirectora ejecutiva que declare Ha Lugar la solicitud de non suit presentada por la parte querellada y ordene el archivo de esta querella”, lee documento firmado por la Oficial Examinadora de la OEG, Johanna Alicea García.

La CPA Feliú Padilla trabaja en la Oficina de Auditores Internos del Municipio de San Juan.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Suscríbete gratis a NotiCel

* indicates required