Ahora

Whitefish confirma suspensión de labores

Hasta tanto la AEE pague los $83 millones debidos

Whitefish Energy Holdings y sus compañías subcontratadas suspendieron labores en Puerto Rico el lunes al mediodía debido a falta de pago por parte de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que hasta la fecha le debe $83,036,305.09.

A solicitud de NotiCel, el portavoz de la compañía, Chris Chiames, confirmó la suspensión de labores mediante una declaración escrita.

“Whitefish Energy y sus subcontratistas, incluyendo las utilidades de la APPA (American Public Power Association), están retirándose de ejecutar trabajo adicional hasta que la AEE pague por el trabajo aprobado que ya se completó. Whitefish Energy sigue trabajando seriamente con la AEE para que las facturas vencidas sean pagadas y el trabajo crítico pueda resumir”, sostuvo el portavoz.

Durante la noche del lunes, este medio recibió copia de una carta dirigida al director interino de la Autoridad, Justo González, por parte del propietario de Whitefish, Andy Techmanski. Este le compartió sus preocupaciones sobre la falta de paga y le advirtió que suspenderían labores de no ser compensados.

En las declaraciones que recibió este medio en respuesta a esa carta, la empresa resaltó que negociaron el contrato con la AEE en buena fe y estaba basado en que Whitefish estaría tomando una serie de riesgo adicionales y tareas que no son parte de una respuesta de emergencia. “Hemos cumplido con los términos del contrato – incluso completando trabajo difícil a tiempo y bajo condiciones desafiantes”, señalaron, a la vez que reconocieron que las averías que ocurrieron en las líneas que trabajaron en las últimas semanas no están relacionadas al trabajo de ellos o sus subcontratistas.

Whitefish indicó además que, “ha estado entregando pagos a tiempo a sus subcontratistas mientras la AEE pague las facturas por dicho trabajo, y en algunas instancias han pagado a subcontratistas antes que Whitefish Energy reciba el pago de la AEE, pero las facturas sobresalientes por el trabajo hecho en octubre ha hecho imposible seguir de esta manera”.

A continuación las declaraciones integras:

Whitefish Energy's contract with PREPA was negotiated in good faith and it was based on PREPA asking Whitefish Energy to take on a number of additional risks and tasks that are normally not part of an emergency response.  We have met the terms of the contract -- including completing difficult work on time and under challenging conditions.  As PREPA has indicated numerous times, the lapses in power in the last few weeks, while on lines that Whitefish Energy successfully completed and which had been energized by PREPA, were completely unrelated to the work of Whitefish Energy and its subcontractors.

Despite Whitefish Energy's diligence and that of its subcontractors, Whitefish Energy’s payments under the contract have been delayed.  Like typical general contractor agreements, most of Whitefish Energy's subcontracts provide for payment to subcontractors once Whitefish Energy receives payment from PREPA.  Whitefish Energy has been promptly turning over payments to subcontractors once PREPA pays invoices for such work, and in some instances paying subcontractors before Whitefish Energy receives payment from PREPA, but the outstanding invoices for work performed in October has made it impossible to continue in this manner.  

Whitefish Energy and its subcontractors, including the APPA utilities, are currently standing down on performing additional work until PREPA pays for approved work already completed.  Whitefish Energy is continuing in earnest to work with PREPA so that past due invoices are paid and critical work can resume.

Las compañías subcontratados por Whitefish son todas del estado de Florida, lo que permitió que llegaran rápido a Puerto Rico. Estas son Jacksonville Electric Authority, Kissimmee Utility Authority, Lakeland Electric y Orlando Utilities Commission.

Whitefish Energy, con base en Montana, fue foco de controversia al conocerse que no contaban con la experiencia para atender los trabajos de reconstrucción de la red eléctrica de Puerto Rico, operaban mediante la subcontratación de sus trabajadores y acordaron rendir servicios por un tope de $300 millones.

A eso se añadieron las controversias siguientes sobre las tarifas astronómicas que acordaron con la AEE, el asunto de las controvertibles clausulas contractuales que aseguraban que FEMA evaluó el contrato cuando no fue el caso y que además prohibían que el contrato sea auditado por agencias locales o federales y la revelación de una investigación comenzada por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

Tras la continua cobertura sobre el escándalo con Whitefish, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares ordenó la cancelación del contrato y poco después el ahora exdirector de la AEE, Ricardo Ramos, notificó la terminación del contrato a la empresa, con fecha final el 30 de noviembre. Según había indicado Ramos, los trabajadores de Whitefish terminarían sus labores en la Isla al terminar la reparación de una línea de transmisión entre la central Aguirre en Salinas y Aguas Buenas, trabajo que hasta el domingo estaba 70% completado, según la Autoridad.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required
¿Desea recibir ofertas especiales ocasionalmente?