Deportes

Centroamericanos cobran relevancia después del huracán María

Demostrarán que la isla sobrepasó el evento

Muchos piensan que el deporte del país pasó a un segundo plano ante la emergencia que vive Puerto Rico en sus esfuerzos por recuperarse del huracán María. Sin embargo, hay otras personas que pueden asegurar que los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia 2018 será el momento perfecto en el que la monoestrellada ondeará en el desfile de inauguración en señal de que Puerto Rico se levantó de su mayor obstáculo.

La líder máxima del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR), Sara Rosario, lo tiene claro: el país celebrará nuevamente los triunfos de los atletas como se experimentó cuando Javier Culson conquistó su medalla de bronce en Juegos Olímpicos, al igual que la presea de plata de Jaime Espinal y el histórico oro de Mónica Puig en las pasadas Olimpiadas.

“Yo, en este País, siempre hablamos que el deporte nunca es una prioridad, pero, sin embargo, es de las pocas gestiones genuinas de país que nos demuestran de que estamos hecho, lo que es la perseverancia, lo que es el trabajo duro, que nos pone a pensar en el futuro, que nos da alegría, unión”, reconoció ayer Rosario.

“Aquí no va haber ningún evento extraordinario que le vaya a producir al país más orgullo, motivación y esperanza que volver a ver una delegación desfilar en unos Juegos Centroamericanos y del Caribe. Esa va a ser una delegación especial y los triunfos que tengamos nos van a saber más a gloria, y van a ser más importante y relevantes que a lo mejor, la misma medalla de oro de Mónica”, agregó.

Rosario utilizó de ejemplo el reciente logro del arquero, Bryan Alvarado Fernández, quien se alzó el pasado domingo con el campeonato de la modalidad de arco compuesto cadente en el Mundial Cadete y Juvenil de Tiro con Arco. Según la Presidenta, todos mostraron apoyo a Alvarado Fernández por la situación que atraviesa el país.

“Como fue el triunfo de Bryan, ayer yo fui al aeropuerto a recibirlo. Tenía que hacerlo porque ese muchacho ha dado un ejemplo, no solamente en tiro con arco, un deporte que aquí no se habla, hubo un ejemplo para todos nosotros. Ese triunfo para él, a nivel internacional, el apoyo que sintió de los países del área, de la región, apoyando a Puerto Rico porque saben cuán difícil, cuan complicado está el país, pues yo creo que esa es la mejor motivación que podemos tener”.

Por su parte, el director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR), Jaime Lamboy, contó una anécdota con un vecino, donde cuestionaba si aún se pensaban asistir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se celebrarán del 19 de julio al 3 de agosto.

“Barranquilla va a ser el primer momento, el primer escenario que va a tener Puerto Rico para realmente demostrar que nos levantamos. Si ese va a ser nuestro primer escenario, como país, pues yo creo que ahora los Juegos cobran mayor relevancia porque ya no es solamente competir, es enviar un mensaje al mundo. Me tomó 24 horas, pero fui a donde el vecino y le contesté”, expresó Lamboy.

Rosario se ha mantenido firme en la participación de Puerto Rico en los Juegos Centroamericanos después del huracán, aunque la infraestructura de entrenamientos haya sufrido daños, como se ha evidenciado días después del evento.

Durante el pasado mes de julio, el DAR y COPUR comenzó la evaluación de atletas y sus expectativas para la justa centroamericana. Para ese entonces, la meta fue adquirir 100 medallas. Eso, ante la adversidad, sigue siendo la meta. Para Veracruz 2014, Puerto Rico obtuvo un botín de 84 preseas, divididas en 15 de oro, 24 de plata y 45 de bronce.