Deportes

Cotto vence a Kamegai tras casi dos años fuera del ring

El cagüeño, Miguel Cotto, regresó hoy al boxeo obteniendo el título junior mediano (154 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al derrotar a Yoshihiro Kamegai, por decisión unánime en el evento estelar celebrado en el StubHub Center en Carson, California, ante un casi lleno total.

Fue el primer combate de Cotto (41-5, 33 KO) desde que vio acción ante Saúl ‘Canelo' Álvarez en noviembre de 2015. Las tarjetas fueron 120 -108, 118-110 y 119-109.

El puertorriqueño demostró estar en una buena condición pues se mantuvo lanzando puños de poder durante todo el asalto, al igual que agresividad. Tampoco lució muy hinchado en el rostro, algo de lo que padecía luego de su primer enfrentamiento frente a Antonio Margarito. Cotto centró su ofensiva al rostro del japonés donde conectó poco más de 300 puños, según estadísticas luego del combate. 

"Hice lo mejor estoy contento con lo que hice. Él es un hombre fuerte, yo creo que el quinto me iba a dar cuenta que no lo noquearía", dijo Cotto luego del combate.

De igual forma, Max Kellerman le preguntó al púgil boricua sobre su retiro a lo que le contestó que sería en diciembre. Sobre qué rival enfrentaría, el entrenador de Cotto, Freddie Roach, dijo que no le huirán a nadie, que puede ser Genady ‘GGG' Golovkin, entre otros.

Soltando sus puños, como si estuviese ansioso por el tiempo de inactividad, así fueron los primeros segundos de Cotto en su regreso. El boricua estuvo peleando en retroceso la mayor parte del asalto, pero aun así intercambió buenos golpes con Kamegai, quien utilizó combinaciones al rostro. Cotto cerró el asalto con un gancho de izquierda al rostro de Kamegai, quien comenzó a caminar hacia su esquina poco antes de finalizar.

Kamegai salió a cazar a Cotto, quien con varios ‘uppers' al rostro, puso en retroceso nuevamente al boricua. El cagüeño se mantuvo trabajando con combinaciones al cuerpo y al rostro. Uno de los puños al rostro de Kamegai cortó al japonés en la nariz, quien comenzó a lucir cansado. Ambos intercambiaron golpes en los últimos 10 segundos, siendo Cotto quien dominó con sus combinaciones al rostro.

En la tercera manga, Kamegai seguía recibiendo ganchos de izquierda y derecha al rostro. El japonés y el puertorriqueño protagonizaron varios abrazos que requirieron la atención del tercer hombre en el cuadrilátero. La recta de derecha, seguida por el gancho de izquierda por parte de Cotto fueron la orden del día en el asalto.

Cotto demostró ser escurridizo en los momentos que Kamegai lo acorraló en las cuerdas. Mantuvo su objetivo a la ofensiva con puños al rostro. Nuevamente, con ganchos de izquierda y derecha, Cotto volvía dominar.

A la altura del quinto asalto, Cotto volvió agresivo con rectas a la cara y sus ganchos. La estrategia era clara que Kamegai abriera su guardia, permitiéndole llegar con certeza al rostro. Mientras Kamegai cuestionaba por los empujones que Cotto le ejercía, el boricua seguía su plan de ataque llegando cómodo a la cara. Cotto demostró su gancho al cuerpo, seguido por combinación de ganchos al rostro.

Rectas de izquierda por parte de Cotto aterrizaron nuevamente en el rostro de Kamegai, quien lanzaba su ofensiva, pero Cotto volvía a salir ileso de la misma. Precisamente, fue Kamegai que terminó con buenos golpes lanzados.

En el séptimo, Kamegai aguantó la ofensiva que trajo el boricua en los segundos iniciales. De igual forma, seguía cuestionando los empujones por lo que el árbitro le indicó que debía tirar puños. Las ráfagas de golpes por parte del boricua siguieron llegando, pero así mismo, Kamegai conectaba al boricua mientras se acababa la séptima vuelta.

Un ‘upper' izquierdo de Cotto fue el primer puño bien conectado en el octavo asalto. También fueron las rectas al mentón de Kamegai, que parecía que aguantaba la ofensiva traída por parte del boricua. En un momento, Kamegai conectó con recta de derecha, pero Cotto logró agarrarse por momentos. Mientras los golpes de Cotto llegaban al rostro, era más la frustración por parte de Kamegai.

El noveno comenzó con las combinaciones y las rectas al rostro de Kamegai, quien se mantuvo en frente de Cotto en todo momento, aun recibiendo el castigo continúo. A la altura de este asalto, Cotto mostraba sangre en su rostro, pero no se podría determinar si era por una cortada o de su oponente. Otra recta de derecha llegó al rostro de Kamegai.

Abriendo el décimo, Cotto comenzó a moverse sobre el cuadrilátero, por lo que complicó el panorama ofensivo para Kamegai. El japonés hacia evidente su cansancio, pues mantuvo su guardia abajo en el último minuto. Poco antes de concluir el asalto, ambos intercambiaron intercambios.

Kamegai, en el undécimo, atacó a un Cotto que mantuvo arriba su guardia. Dos ganchos de izquierda consecutivamente por parte de Cotto levantaron la pasión de la afición que se dio cita al recinto.

Tras el saludo del duodécimo asalto, Cotto comenzó a utilizar los laterales y conectando golpes. Kamegai seguía recibiendo el castigo y le pedía al boricua que continuara dándolo todo. En los últimos diez segundos, ambos se postraron en el centro del ensogado para finalizar el combate.