Deportes

Jaime Espinal: "Mi cabeza no está en el entrenamiento"

Espinal se enfoca en las ayudas de recuperación

El medallista olímpico, Jaime Espinal, podría enfocarse completamente en sus esfuerzos con miras a una de los eventos más importante durante un ciclo olímpico: los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se celebrarán durante el verano del próximo año. Pero en su plano personal, esa no es la opción en este momento mientras el país continúa batallando para recuperarse de los estragos causados por el huracán María.

Ante las necesidades y situaciones adversas que se viven a varias semanas después del ciclón, Espinal se mantiene entrenando. No obstante, su mente está en ayudar a la ciudadanía en la forma que sea posible.

“Ahora mismo lo que estoy haciendo es ayudando con la labor social. El entrenamiento ahora mismo no es mi prioridad. Estoy entrenando, pero mi cabeza no está en el entrenamiento”, reconoció el luchador que conquistó la presea en los Juegos Olímpicos Londres 2012 durante una actividad de labor social organizada por el Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR).

Por su experiencia, conoce lo necesario para alcanzar una medalla en una justa regional. Sin embargo, confesó que las condiciones que se atraviesan no favorecen a los atletas para continuar con su preparación.

“Esto es un dilema que estamos teniendo todos los atletas de alto rendimiento que viven en Puerto Rico. Si nosotros queremos otra medalla tenemos que entrenar bien duro y para entrenar, las cosas que están pasando aquí no nos ayudan”, dijo Espinal, agregando que en algún punto deberían salir del país para retomar su agenda deportiva.

En esa línea, el Equipo Nacional de voleibol femenino fue uno de esos casos que tuvo que salir del país para sus entrenamientos. Salieron el pasado sábado hacia República Dominicana donde jugarán el grupo A de la Confederación Norteamérica, Centroamérica y del Caribe del voleibol (NORCECA), donde buscarán uno de dos boletos clasificatorios al Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) 2018 a jugarse en Japón. Retomaron sus trabajos luego de la suspensión por el paso del huracán María.

También destacó que se encuentra en la incertidumbre de cuándo sería el momento adecuado para él salir del país.

“Es algo que yo todavía estoy batallando, algo que todavía no he decidido qué voy hacer con mi vida. Si yo me voy ahora mismo, hoy, pues estoy siendo egoísta, pensando en mi nada más y en mi resultado. Yo, por lo menos, que soy más humano, pues estoy tratando de dejar a Puerto Rico cuando ya esté corriendo”, enfatizó no sin antes explicar que mientras mejoren los servicios esenciales ahí podría contemplar salir a sus entrenamientos.

Del otro lado, el Club Sparta, el lugar donde mantiene su escuela y sede de entrenamientos, no sufrió daños mayores. “No sufrió nada de daños. Se metió un montón de agua, pero ya sabíamos que teníamos que subir los ‘mattress’ a unas mesas. Nos preparamos. Estamos entrenando allí sin agua y sin luz. Uno de los padres lleva el agua, el otro lleva el hielo y así estamos”.

Huracán María: un proceso de aprendizaje

Espinal entiende que lo sucedido en el país con el huracán María es un proceso de aprendizaje que imparte la unidad de un país. “Para mí, todo lo que está pasando definitivamente es una tragedia. Hay que ver la parte positiva de todo esto. Al final, tenemos que aprender a unirnos. Somos personas común y corriente que debemos de unirnos”.

“Estas situaciones así nos enseñan de donde nosotros nacimos, salimos. Tenemos que seguir hacia adelante con las cosas de nosotros mismos, los inventos que tenemos que crear para poder calentar agua, para tener hielo. Así que yo pienso que esto es algo positivo que nos puede ayudar a unirnos”, agregó.

El huracán María tocó tierra durante la madrugada del miércoles, 20 de septiembre. Una vez fuera de la región, ciudadanos se lanzaron a la calle para la remoción de árboles en las vías de rodaje, así como muchas otras situaciones.