Economía

20 mil trabajadores menos en la industria gastronómica

Entre empleos directos e indirectos

Más de 20 mil trabajadores de la industria de restaurantes potencialmente perdieron sus trabajos tras el paso del huracán María al forzar el cierre de más de cinco mil restaurantes en toda la Isla.

Según indicó el presidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE), Ramón Leal, datos recopilados de los suplidores de alimentos apuntan a que unos mil restaurantes cerraron sus puertas en los últimos meses. Esto supone ser una reducción del 20% del total de restaurantes en la Isla.

Leal explicó la industria de restaurantes cuenta con 62 mil empleos directos y 42 mil empleos indirectos, por lo que una reducción de 20% implicaría la pérdida de unos 20 mil trabajadores en esa industria. Aunque la situación se debe en gran medida a la falta de energía eléctrica y la carga adicional que implica operar con costos de generador eléctrico, la cifra de restaurantes cerrados ha disminuido de unos 1,800 que estuvieron cerrados semanas después del huracán.

Pero más allá de lo insostenible que supone ser para restaurantes tener que operar con generador eléctrico, un cierre prolongado también tiene implicaciones para su empleomanía. Esta situación sucede particularmente en hoteles, que en su gran mayoría no han podido reabrir y por tanto la oferta de restaurantes que cobijan también se han visto forzado a cerrar, mientras que sus empleados han tenido que recurrir a buscar empleo.

En el caso de otros restaurantes, otro factor que influye sobre su cierre es la renovación de sus respectivos contratos de arrendamiento, en el caso de aquellos que no son dueños del edificio donde están ubicados. A eso se añade la espera de finalizar los tramites de reclamación al seguro, que suele tardar en muchos casos.

“Al llegar María, la situación fue tal que muchos comerciantes decidieron no extender (sus contratos) y simplemente cerrar y esperar que el seguro les pague algo y cierran su negocio. Hay otros que están negociando con el seguro y tampoco los han abierto”, manifestó Leal.

Los pocos restaurantes que pudieron sobrevivir el escenario post María fue debido a que tenían generador eléctrico y cisterna para poder continuar operando sin conexión al servicio de luz o agua. Aún así, para el presidente de ASORE todavía es muy temprano saber cuántos de estos mil negocios cerrarán definitivamente y cuántos volverán a abrir, aunque Leal mantiene optimismo.

“Cuántos van a abrir, no sabemos. A ciencia cierta no sabemos, sí sabemos que va a ser un número grande”, sostuvo.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Suscríbete gratis a NotiCel

* indicates required