La Calle

Dinero federal ya está disponible para agencias y municipios tras paso de Irma

El director para Puerto Rico e Islas Vírgenes de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), Alejandro De la Campa, anunció que los equipos de técnicos de dicha agencia iniciaran sus recorridos para la evaluación de los daños a la infraestructura de la isla provocados por el paso del huracán Irma.

“Los equipos saldrán hoy a hacer las evaluaciones a la infraestructura, que incluye carreteras, puentes, instalaciones recreativas, edificios y otras facilidades del gobierno estatal o municipal”, explicó De la Campa.

El jefe de emergencias federal señaló además que previo al paso del huracán mantuvo conversaciones con el director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para delinear estrategias de prevención y ofrecer asistencia en los procesos de reparación y restablecimiento del servicio de energía eléctrica.

De la Campa señaló que FEMA dispone de unos 100 generadores de alta capacidad para atender la emergencia en Puerto Rico. Estos generadores, con capacidad de unos 850 kilovatios tienen la posibilidad de proveer energía a hospitales, refugios y otras instalaciones de servicio al público para las cuales sea vital la energía eléctrica. De hecho, ya se ha asignado uno de esos generadores a una de las áreas de cocina en el Centro Médico de Río Piedras que ha quedado sin servicio eléctrico.

Aun cuando los generadores de FEMA se destinarán a facilidades de gobierno que ofrezcan servicio esencial al público, De la Campa no descartó la posibilidad de que puedan instalarse algunos en facilidades privadas tales como hospitales privados, pero esos casos, de ocurrir, se evaluarían individualmente.

Simultáneamente, FEMA cuenta con equipos de técnicos que evaluarán los daños a las viviendas particulares, aunque la asistencia que se ofrezca a las personas dependerá de que ocurra una designación presidencial de zona de desastre. Una vez se designe la zona de desastre, De la Campa sugirió que las personas pueden agilizar el proceso de asistencia presentando sus reclamaciones a través de la aplicación móvil de FEMA.

"Esta alternativa es muy recomendable porque, en el caso de Texas, en menos de una semana después de presentadas las reclamaciones los inspectores comenzaron a visitar las casas para la evaluación de los daños", explicó De la Campa, quien además señaló que se atendieron unos 550 mil casos en una semana.

El oficial federal declino estimar cuantos casos de damnificados pudieran atenderse en Puerto Rico, pero si anticipó que los municipios más propensos a daños son los del litoral norte y noreste y los de la montaña.


comments powered by Disqus

NC.TV