La Calle

Inspector General urge a FEMA actualizar mapas de inundación

No están actualizados ni a la mitad

Una auditoría de la Oficina del Inspector General de Estados Unidos (OIG) reveló que el Programa Nacional de Seguro por Inundación (NFIP en inglés) urge actualizar el manejo y supervisión de sus proyectos para cartografiar zonas inundables, las cuales no están completamente actualizadas por casi una década.

Según el Inspector General, John Kelly, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés) – la cual mantiene jurisdicción sobre el NFIP - concurrió con los cuatro hallazgos del informe.

La auditoría reveló que FEMA debe mejorar su manejo financiero sobre estos proyectos para actualizar al menos 80% de los mapas de inundación, no ha actualizado los costos estimados para producir el mapa de riesgos, carece de políticas y procedimientos uniformes y centralizados para proyectos en espera; y no está supervisando adecuadamente para asegurar que la evaluación de los mapas cumpla con los requisitos de la agencia.

Los mapas utilizados por el NFIP sirven como recurso importante para la planificación de manejo de inundaciones, seguros de inundación y mitigación. Sin este recurso, FEMA no puede informar a la ciudadanía sobre la vulnerabilidad de su propiedad a estos fenómenos e impiden que las tarifas que el NFIP fija reflejen el verdadero riesgo de inundación.

La ley orgánica del NFIP encomienda a FEMA con la obligación de actualizar los mapas de inundación en periodos de cinco años. Si una zona cumple con los requisitos de actualización se clasifica como Nuevo, Válido o Ingeniería Actualizada (NVUE en inglés), y si pasa más de cinco años cambia a clasificación de “Unverified”.

En el 2009, FEMA impuso como meta alcanzar el 80% de actualización a NVUE para el final del año fiscal 2014. Esa meta no se cumplió, logrando en vez un 49% de actualización para el 2014, que después bajó a 42% para diciembre del 2016.

Según la auditoría, las dificultades a la hora de actualizar los mapas se deben a que FEMA carece de un sistema apropiado para rastrear obligaciones y gastos por cada región, la falta de actualización del mapa de riesgo de costos, y supervisión adecuada para asegurar el cumplimiento de proyectos de mapa.

Para remediar estas situaciones, la OIG recomendó a FEMA implementar un sistema de rastreo regional sobre costos para proyectos de mapas de inundaciones, que a su vez incluya el estado de los fondos asignados.

Recomendó además coordinar con el jefe de adquisiciones de FEMA para finalziar y aprobar un mapa de riesgos, desarrollar supervisión efectiva e implementar las políticas necesarias para facilitar proyectos de cartografía para que se hagan constantemente, y finalmente pidieron revisar los procedimientos para asegurar que se cumplan con los requisitos para verificar que la data sometida al sistema sea certera.

En Puerto Rico la disponibilidad de seguros de inundaciones es escasa. Según publicó el portal Axios, en Puerto Rico unas 5,267 propiedades cuentan con el seguro del NFIP, para la cual se pagó $121,000 en daños reclamados.


NC.TV