Mundo

Trump exhorta a una cultura que abrace la vida

Se expresa sobre masacre en escuela de Florida

Luego de que un joven de 19 años abriera fuego con un arma automática y asesinara a 17 personas en una escuela superior de Parkland, Florida, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un llamado a "responder al odio con amor y a la crueldad con gentileza. Tenemos que crear una cultura que abrace la vida". 

Asimismo, aseguró que su administración tendrán entre las primeras prioridades trabajar con los gobernadores y fiscales generales de los estados para garantizar escuelas seguras. "Estoy haciendo planes para viajar a Parkland", dijo Trump en su discurso sin precisar la fecha.

Desde el inicio del año, se han registrado cuatro tiroteos en escuelas de Estados Unidos. La primera ocurrió el 22 de enero en Texas y se arrestó a un sospechoso de 15 años como el autor de los hechos. En Kentucky, otro quinceañero disparó contra 16 personas y enfrenta cargos por homicidio. Mientras, el 1 de febrero en Los Angeles otro adolescente abrió fuego matando a una estudiante e hiriendo a otros tres al menos. El más reciente ocurrió ayer en el estado de Florida, dejando 17 muertos y al menos cinco en estado crítico. Nikolas Cruz fue arrestado y ya enfrenta cargos por homicidio premeditado. 

Trump se dirigió hoy a "una nación de luto" tras la masacre de ayer miércoles en Parkland subrayando que "estamos todos juntos como una única familia" a la vez que prometió "enfrentar el difícil problema de la salud mental". Sin embargo, no hizo mención alguna a posibles medidas legislativas para reforzar el control del acceso a armas de fuego.

Entretanto, el gobernador de Florida, Rick Scott, instó hoy a tener una "verdadera conversación" para que las armas no lleguen a manos de personas como Nikolas Cruz, que mató este martes a 17 personas en una escuela de Parkland.

En una rueda de prensa, el republicano dijo que tienen prevista una reunión la próxima semana con legisladores estatales para que "esta clase de individuos no tengan estas armas". "No podemos perder otro joven por violencia en las escuelas", manifestó el gobernador Scott.

Mientras, el presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan, sostuvo hoy que el "terrible tiroteo" de ayer en un escuela de enseñanza secundaria de Florida, en el que fallecieron al menos 17 personas, no debe dar pie a un debate sobre la "supresión de los derechos de los ciudadanos".

"No creo que haya que llevar el debate hacia la supresión de los derechos de los ciudadanos (...). Obviamente esta conversación suele dirigirse a ese punto, pero en estos momentos creo que necesitamos darnos un respiro y recolectar todos los hechos", declaró Ryan en una entrevista concedida esta mañana a la emisora WIBC de Indiana.

Ryan no tuvo reparos en defender a la actual Administración, que ha sido criticada por no mostrar una postura más firme a lo largo de un primer año de mandato que se ha visto marcado por matanzas como la de Las Vegas, que en octubre se cobró la vida de 59 personas, o los 17 tiroteos en cetros educativos en lo que va de 2018.

"No es como si no se hubiera hecho nada para hacer cumplir las leyes, o como si no hubiéramos hecho lo necesario para evitar que gente mala -gente que no debe adquirir pistolas- adquiera pistolas", justificó el presidente de la Cámara de Representantes.

El sospechoso del ataque, identificado como Nikolas Cruz, ingresó a primera hora de la mañana de hoy en la cárcel del condado de Broward, en la vecina ciudad de Fort Lauderdale, después de ser acusado de 17 asesinatos premeditados tras ser sometido a un interrogatorio de varias horas.

La investigación apunta a que el joven, expulsado de la escuela el año pasado tras una pelea con la nueva pareja de su exnovia, activó las alertas de incendio con granadas de humo y, cuando sus antiguos compañeros salieron de las aulas, comenzó a disparar con un arma semiautomática.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

Subscribe to our mailing list

* indicates required