Mundo

Trump ordena ataque contra Siria como castigo

Sospecha es culpable de ataque con arma química

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó hoy una ofensiva conjunta con Francia y el Reino Unido contra las "capacidades de armamento químico" de Bachar al Asad como respuesta a un presunto ataque químico del que culpan al Gobierno sirio.

"Hace un momento, he ordenado a las Fuerzas Armadas de EE.UU. lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados a las capacidades de armamento químico del dictador sirio, Bachar al Asad", dijo Trump en una comparecencia desde la Casa Blanca.

"Una operación conjunta -explicó- con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido está en marcha en estos momentos".

Trump y sus aliados europeos lanzaron esta ofensiva en respuesta al presunto ataque químico ocurrido el pasado sábado en la ciudad siria de Duma, del que culpan a Al Asad.

"Esta masacre fue una escalada significativa en el patrón de uso de armas químicas de ese régimen terrible", afirmó el presidente estadounidense.

Trump explicó que la ofensiva de EE.UU., Francia y el Reino Unido tiene como objetivo "establecer un fuerte elemento de disuasión contra la producción, propagación y uso de armas químicas" por parte de Al Asad.

También dijo que los tres países están "preparados para mantener esta respuesta hasta que el régimen sirio detenga su uso de armas químicas prohibidas".

Asimismo, Trump hizo un llamado a Rusia e Irán, los principales aliados de Al Asad, a que abandonen su apoyo al líder sirio.

"En 2013, el presidente (Vladimir) Putin y su Gobierno prometieron al mundo eliminar las armas químicas de Siria. El reciente ataque de Al Asad -y la respuesta de hoy- son resultado directo del fracaso de Rusia en mantener su promesa", dijo Trump.

"Rusia -añadió Trump- debe decidir si seguirá por este oscuro camino o si se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza de paz y estabilidad".

La ofensiva de hoy es el segundo ataque que Trump ordena contra posiciones de Al Asad desde que llegó a la Casa Blanca.

El 7 de abril del año pasado, en respuesta a otro presunto ataque químico, Estados Unidos en solitario atacó una base aérea de Al Asad y destruyó, dijo, el 20 % de la flota militar aérea de Damasco.

Hace varios días, decenas de sirios murieron y cientos más resultaron afectados por un ataque en Douma, en las afueras de la capital, Damasco, de acuerdo con denuncias hechas el domingo por trabajadores de rescate y un grupo de ayuda en Siria.

Activistas opuestos al gobierno afirmaron que helicópteros del ejército sirio lanzaron bombas de barril llenas de químicos sobre la ciudad el sábado por la noche, lo que provocó el ahogamiento de algunos residentes y convulsiones en otros.

Imágenes explícitas tomadas por rescatistas y activistas muestran a personas - incluyendo niños - muertas o heridas, algunos de ellos con un color blanco espectral y echando espuma por la boca en centros médicos improvisados. Otros fueron encontrados sofocados en sus casas, de acuerdo con los rescatistas.

El domingo, el gobierno sirio y Rusia, su principal aliado, negaron vehementemente cualquier involucramiento y acusaron a los rebeldes en Douma de fabricar el ataque químico con el fin de obstaculizar el avance del ejército y provocar una intervención militar internacional.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el domingo que "se pagará un alto precio" en Siria por el presunto ataque en Guta Oriental.


comments powered by Disqus

NC.TV

TU OPINIÓN

No te pierdas las noticias más importantes del día | ¡Suscríbete aquí!

* indicates required