Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Protestan en Nueva York contra Fortuño

(Suministrada)

Manuel Ernesto Rivera
28/11/2011 07:47 pm
El gobernador Luis Fortuño no los vio, pero los organizadores de una protesta realizada en Nueva York, donde el mandatario fue a levantar chavos para su campaña política a la reelección están conformes en que se dejaron sentir.

“Definitivamente, ya por los medios de comunicación aquí y de Puerto Rico hemos dado nuestro mensaje de rechazo a lo que está pasando en la Isla y ya se sabe que los boricuas de la diáspora están presentes y también están luchando contra las injusticias que ha cometido el gobierno allá. Estamos tan indignados como nuestros hermanos y hermanas en Puerto Rico”, dijo David Galarza, el portavoz de la protesta realizada por unas 50 personas frente a la lujosa hospedería Essex Hotel, ubicado en Central Park South.

De acuerdo con Galarza, el ex gobernador de Nueva York, George Pataki, quien fue uno de los organizadores del evento de recaudación de fondos para Fortuño, sí se percató de la presencia de los manifestantes.

“La protesta fue efectiva, tuvimos una presencia bastante buena de obreros, activistas y estudiantes en apoyo de la difícil situación que vive Puerto Rico... Pataki nos notó y se quedó un poquito pasmado al principio y después entró al hotel”, declaró Galarza a NotiCel con tono de satisfacción.

En la manifestación, también participaron manifestantes del movimiento de indignados con Wall Street.

Uno de ellos, Julio Rolan, señaló en entrevista telefónica con NotiCel que el llamado “Rally Against the Fascist Governor of Puerto Rico” tuvo su efecto positivo, pese a que no vieron al gobernador Fortuño. 

“Estamos protestando sobre la situación que hay en Puerto Rico y todo lo que ha causado la administración de Fortuño en nuestra isla. Denunciamos el despido de empleados públicos por la Ley 7, el gasoducto, la privatización de nuestras autopistas, el mal manejo de la administración, la corrupción, la violencia, el violar los derechos civiles al no dejarnos congregarnos y protestar contra el gobierno, derecho que la Constitución de Estados Unidos nos garantiza, por el atropello contra los estudiantes”, destacó Rolan.

Ambos dijeron que a Fortuño le llegará el mensaje de la protesta porque había agentes de su equipo de seguridad tomando fotografías de la protesta y los manifestantes. 

El plato para entrar a la actividad tenía un costo de entre $1,000 y $2,000, indicó.

La protesta también condenó la posible privatización de escuelas públicas mediante el establecimiento de escuelas chárter y de la Universidad de Puerto Rico. Ambos señalamientos han sido rechazados por Fortuño y funcionarios de su gabinete.


Comentarios

comments powered by Disqus