Inicio»

Economía

Cruceros en tránsito: ¿fiesta o funeral?

Por: Pedro Marbán
Publicado: 21/01/2012 10:00 am

Mientras la Compañía de Turismo celebraba con bombos, platillos y comparsa el paso de 14 cruceros en la semana del 13 al 20 de enero, otras voces de la industria en el sector privado tenían sus reservas sobre el eje del festejo: los barcos están en tránsito, con un promedio de 5 a 6 horas de permanencia de los pasajeros en tierra firme, y la tendencia es que Puerto Rico dejará de ser "home port", puerto de cabecera para recogido y descenso de pasajeros en viajes al sur del Caribe, para convertirse en un destino más de los cruceros.
Mario González,Director Ejecutivo de la Compañía de Turismo, durante el recibimiento al Celebrty. (Suministrada)

Royal Caribbean abandona las salidas durante todo el año a partir de 2012 para sumarse a Celebrity en la aventura europea, estacionando aquí solamente entre noviembre y abril -el invierno estadounidense- lo que convierte a Carnival en la única compañía de cabecera en el país durante todo el año.

¿Cuál es la diferencia entre cruceros con puerto cabecera aquí y los que pasan como un suspiro?.

"Diría que mucha", argumenta Bruno Calenda, uno de los más experimentados en el tema de los barcos, a los que asiste desde la década del 70 con su compañía, Cruice Plus Service, "porque se resiente la hotelería, los maleteros de muelle y el transporte terrestre. Los hoteles porque al no salir desde aquí los cruceros, pues no hay pasajeros en tránsito con noche de hotel antes o después del viaje; los maleteros porque obviamente no tienen equipajes que cargar o descargar, el pasajero en tránsito baja sin maletas; y el transporte terrestre porque además de los viajes Aeropuerto-Viejo San Juan que se pierden semanalmente, no hay actividad turística a los puntos atractivos de Puerto Rico, porque el pasajero en tránsito, con 5 o 6 horas en tierra, se queda caminando por el Viejo San Juan".

Esos pasajeros caminantes por el Viejo San Juan, se supone que algún gasto han de hacer. ¿O no?

"Poco, los negocios de recuerdos y algunas joyerías obtienen algo de beneficio, pero estas últimas tienen que ofrecer calidad y precios muy competitivos con Saint Thomas, por ejemplo. Los restaurantes no se mueven mucho porque después del paseo, los turistas vuelven al barco donde tienen la comida paga. En cambio, el barco de cabecera, con más de 12 horas estacionado el día de la partida, producía clientes desde la mañana porque había un horario de ingreso al barco, y al mediodía inevitablemente almorzaban o se iban a pasear al Yunque o a las playas", comenta una fuente cercana al comercio del Viejo San Juan que prefiere no identificarse.

Roberto Rampolla, transportista, coincide. "La cadena completa se afecta y los números son claros: con el verano sin barcos excepto Carnival, hablamos de un promedio de 4 cruceros semanales que se pierden, unos 9,000 a 12,000 pasajeros semanales que al llegar o al irse, en relación con mi negocio, movían mucho el transporte turístico en los días de estadía en hotel, en los paseos a puntos de interés si llegaban en el mismo día de partida del barco, o sencillamente, en los miles de viajes Aeropuerto-Muelle en San Juan".

Con el ojo en Europa

Doris Martínez, ejecutiva de AA Tours, la agencia que representa en el Caribe a Celebrity y a Royal Caribbean, explica que la decisión de esta última en su mercadeo en Europa es "una estrategia, una decisión de negocios. Europa ha crecido como mercado y Royal va a estacionarse allá en el verano nuestro este año y 2013, Celebrity ya venía aqui por temporadas. Ambas funcionan muy bien con los barcos grandes allá, donde se paga más que aquí por pasajero. Pero en abril, Royal, que hizo una inversión millonaria en el Muelle Panamericano aquí, viene con Serenade y el Adventure, los barcos grandes".

Martínez descarta un rumor que corría por los pasillos de la industria, de que el abandono se debía a las tarifas que cobra el Gobierno como impuesto por pasajero, y que se proponía aumentar este año. "No creo, no me consta que eso esté dentro de la decisión de Royal", dice la ejecutiva. Pero Rampolla tiene otra opinión: "Lo que se comenta en la calle es que República Dominicana terminó un mega puerto con unas tarifas de tax por pasajero muy ventajosas para las compañías, del que saldrían los domingos Royal y Disney durante todo el año. Incluso, el 1 de enero aquí había un solo crucero y en Saint Thomas, que es una roca en el mar, había 11 barcos".

Afectado el sector transportista con estos cambios, según afirma Rampolla, la pregunta es si le han planteado el problema a la Compañía de Turismo y en todo caso, cual fue la respuesta.

"Lo planteamos varias veces, explicamos que el sector nuestro está muy resentido, pero hasta ahora no tienen respuesta. Eso si, siguen con exigencias como que los vehículos no tengan más de 10 años, y con ingresos en descenso es difícil cumplir esas expectativas".

Celebrando al Celebrity


Con comparsa y un discruso de bienvenida, el Director Ejecutivo de la Compañía de Turismo, Mario González Lafuente, recibío hace unos días al Celebrity Eclipse, que transportaba unos 2,800 pasajeros. “Hoy es para nosotros gran orgullo recibir pasajeros a bordo del barco Eclipse, uno de los múltiples barcos que incluyen a Puerto Rico en sus visitas este año. Puerto Rico recibió en noviembre de 2011 por primera vez la visita del Eclipse, que pertenece a la línea de cruceros Celebrity y su inclusión en el itinerario de visitas por el este del Caribe, impacta significativamente al mercado de cruceros”, dijo González Lafuente.

Turismo también destacó que en los primeros días del año, cerca de 17,500 pasajeros a bordo de los cruceros Millenium, NorwegianGem, CarnivalLiberty, Nieuw Amsterdam y de los cruceros de clase Voyager, Navigator of the Seas y Explorer of the Seas, atracaron durante el fin de semana de las Fiestas de la Calle San Sebastián.

“Es de suma importancia conocer que cada pasajero de cruceros en tránsito gasta en el destino aproximadamente unos $70 que pueden llegar a representar $64.7 milllones anuales para la economía de la Isla. Desde el 1 de enero al presente, se estima que sobre 80,000 pasajeros podrían haber desembarcado a bordo de  más de 36 barcos crucero en los principales muelles del puerto de San Juan”, resalto el titular de Turismo.

Las cifras suenan convincentes, pero, ¿y los hoteles, que pierden de vender noches cuarto la mitad del año, con solamente una compañía, Carnival, en Puerto Rico como "home port"?

“La llegada de visitantes de cruceros, aún en tránsito, beneficia a Puerto Rico porque  permite que estos turistas conozcan de primera mano nuestros ofrecimientos y podemos enamorarlos para que un futuro, elijan a  Puerto Rico como destino”, indicó Esmeralda Pérez, vicepresidenta de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por su siglas en inglés).

“Ciertamente, el viajero de crucero en tránsito gasta menos que aquel que utiliza a la Isla como puerto base,  pero también tiene un impacto positivo, ya que es dinero adicional que llega a la economía”, expresó.

Pérez agregó que, “es importante destacar que aunque no necesariamente se traduzca en noches cuartos sí beneficia restaurantes y otros comercios relacionados al sector turístico. De igual forma, si la experiencia del turista en tránsito es positiva, lograremos generar una publicidad positiva  de forma gratuita con el word of mouth”, finalizó Pérez en su respuesta por escrito a la pregunta de NotiCel.

Y para terminar...

Queda la discusión con la puerta abierta a otra polémica: el sur del Caribe, Barbados, St. Kitts, Trinidad, Santa Lucía, Dominica, hacia donde navegan los cruceros con base en Puerto Rico, ya habría perdido el interés para el turista estadounidense, según enfila Calenda.

"Otros destinos atraen más a ese viajero, que es el cautivo nuestro, como Alaska o México, y esos barcos salen de allá, de Fort Lauderdale o Galveston. A eso se suma que los vuelos a Estados Unidos ida y vuelta ya no pueden garantizar un promedio de 10,000 asientos semanales, que son los que abastecen a los barcos "home port". Los barcos salen semivacíos y el turista local, que accede al barco con tarifas bien reducidas, no gasta arriba del crucero".

Sobre la defunción del sur del Caribe difieren Martínez y Rampolla, aunque coinciden en otros puntos de la opinión.

"Los barcos en tránsito siguen hacia la parte del sur del Caribe, como Saint Thomas, así que no creo que se haya perdido el interés en esa ruta. Si es una realidad los costos y el problema en la frecuencia en los vuelos, que se han reducido", opina Martínez.

"Si se toma a Saint Martin o Saint Thomas como referencia, no parece que el sur caribeño haya perdido interés, ya dije que el 1 de enero había 11 barcos en Saint Thomas", indica Rampolla.

Como al César lo que es del César, Calenda finaliza la conversación señalando que el Gobierno ha hecho y sigue haciendo esfuerzos para mantener al país como cabecera de cruceros. "El ex director de Turismo y actual funcionario de Desarrollo Económico, Jaime López, estuvo reunido hace más de un año con las compañias de cruceros en Los Ángeles, se les ofrecieron más incentivos para que siguieran utilizando San Juan como base, eso hay que reconocerlo", finaliza Calenda.


Comentarios

comments powered by Disqus