Inicio»

Tecno

El español importa a los internautas boricuas

Por: Iñaki Estívaliz
Publicado: 06/05/2012 06:00 pm

El sueño de todo puertorriqueño, al menos en algún momento de su infancia, es ir a Disney World. Sin embargo, contrario a lo que podría parecer ?pensando en indicadores como las tasas de asesinatos o deserción escolar, por ejemplo-, los boricuas visitan más la página de la Real Academia de la Lengua que la de la llamada fábrica de ilusiones.
Uno de los momentos más emotivos en la relación del idioma español con Puerto Rico: Jaime Benítez recogiendo el Premio Nobel de Literatura de Juan Ramón Jiménez (Biblioteca Digital Puertorriqueña).

La relación del pueblo de Puerto Rico con el idioma español es especial considerando que desde 1898 permanece bajo la influencia jurídica, administrativa y económica de EEUU, y que en las tres primeras décadas del dominio estadounidense los recién llegados se afanaron sin mucho éxito en imponer el inglés desde las escuelas e iglesias y en los tribunales. Pero no tema el lector, que no se va a abordar en este artículo los espinosos asuntos del estatus político del Estado Libre Asociado o de la posibilidad de un "english only".

En la era de internet, nuevos datos de análisis de visitantes a páginas web podrían ser reveladores, o al menos ilustrativos, del hecho de que los puertorriqueños conserven y practiquen una lengua que quedó relegada a ciertas élites en otro caso paralelo al de Puerto Rico en el paso a la custodia de EEUU tras la Guerra Hipanoamericana, Filipinas, donde el inglés acabó por imponerse casi por completo rápidamente.

Según datos del portal de análisis de circulación de páginas web Alexa de esta semana, la Real Academia de la Lengua ocupa en Puerto Rico el puesto 148 de las páginas que se visitan en el país, por delante de la página de Disney (153) de las Páginas Amarillas (174), de American Airlines (176) o del Baloncesto Superior Nacional (199).

El diccionario de la Academia Española también recibe más visitas de Puerto Rico que JCPenny (164), que la de los números ganadores del IVU Loto (172) o que Telemundo (204).

Por delante de la Academia, como en otros países, están las redes sociales y los buscadores (Facebook y Google se disputan la primera posición en la mayoría de países), los principales periódicos digitales (NotiCel en el puesto 83), webs de contenido pornográfico o de agencias del gobierno, bancos, empresas de telecomunicaciones y portales de espacio para almacenar fotos y otros contenidos.

Puerto Rico ocupa la tercera posición en cuanto a la posición que la página de la RAE ocupa entre las webs que más se visitan en cada país, después de España (122) y Uruguay (135). El país hispanohablante donde parece que el idioma importa menos es República Dominicana, pues la RAE ocupa el puesto 497.

Los españoles que visitan la isla se sorprenden cuando escuchan que los puertorriqueños dicen “estacionamiento”, “pare” o “pesetas”, mientras ellos hace tiempo que hablan de “parking” o “stop” y pagan con euros.

La defensa del español en Puerto Rico fue reconocida en 1991 con el Premio Príncipe de Asturias al pueblo puertorriqueño. Mucho antes, en 1956, el entonces rector de la Universidad de Puerto Rico, Jaime Benítez, leyó en nombre del poeta español Juan Ramón Jiménez un emotivo discurso en el que se subrayan las riquezas del español que entonces se practicaba en “La Isla de la Simpatía”, como tituló un poemario el autor de “Platero y yo”, y la generosidad de los puertorriqueños.

Pero para evitar romanticismos innecesarios, el director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, José Luis Vega, avanzó para NotiCel algunas posibles explicaciones de porqué la RAE tiene una posición más destacada de la que cabría esperar en cuanto a visitantes boricuas.

“La inmensa mayoría de las visitas a la página web de la RAE son consultas al Diccionario de la lengua española, que recibe más de un millón de visitas diarias”, explicó el también poeta y ex director del Instituto de Cultura Puertorriqueña, quien puntualizó que “el dato sobre la frecuencia de las visitas puertorriqueñas a ese espacio sin dudas es un indicador del interés de los puertorriqueños en los asuntos del idioma”.

Pero qué motiva este interés, “ya es un tema de especulación”.

“Probablemente, la proximidad oficial de la lengua inglesa al español de Puerto Rico y las ‘dudas’ frecuentes que ello provoca sobre la ‘casticidad’ de algunas palabras podría ser un factor que explique el gran número de consultas al Diccionario. Lo que también indica un deseo de corrección lingüística, sobre todo en la comunicación formal, que es loable. Hoy día las personas que redactan textos en las oficinas, en los periódicos, en las escuelas y universidades tienen el Diccionario al alcance de un ‘click’”, explicó Vega.

Le gustaría pensar a Vega que la visibilidad pública que ha alcanzado la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española ha contribuido a que el ciudadano piense en las academias como fuentes confiables y actualizadas de información lingüística.

“Desde nuestra Academia hemos generado gran interés por las obras de la RAE, que son también de todas las academias, entre otras, la Nueva Gramática de la Lengua Española y la Ortografía. Sobre ambas hemos ofrecido talleres y seminarios que han llegado a cientos de profesores y maestros. Además, cientos de estudiantes de escuelas públicas y privadas, acompañados por sus maestros, han visitado nuestra sede y allí han recibido adiestramiento precisamente en el manejo de las herramientas electrónicas de la página web de la RAE. Se les explica cómo consultar el Diccionario de la lengua, el Diccionario panhispánico de dudas y las grandes bases de datos sobre el idioma, el CREA y el CORPES”, defendió el director de la Academia Puertorriqueña.

En la institución boricua disponen de su propio sistema de consultas lingüísticas, particularmente sobre asuntos que no resuelve el Diccionario ni la Fundeu, pues tienen que ver en muchos casos con usos locales.

“Diligentemente contestamos varias a la semana. Las consultas provienen de todas partes, por ejemplo, desde los tribunales del país y la legislatura hasta los estudiantes de escuela secundaria. En Facebook y Twitter nos siguen más de 4,000 personas que, no solo reciben información diaria sobre el idioma, sino que nos aportan palabras que aún los diccionarios no recogen. Por otro lado, casi dos mil personas están registradas voluntariamente en nuestra página web ([email protected]) como Amigos de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española. No olvidemos que nuestra campaña radial sobre puertorriqueñismo que figuran el Diccionario de Real Academia titulada ESPAÑOL DE PUERTO RICO: ATRÉVETE Y DILO gozó de mucha aceptación pública y todavía hoy las principales emisoras del país la continúan transmitiendo motu proprio”.

Vega insistió en que hoy día la visibilidad de la RAE en cada país guarda estrecha relación con el trabajo que realice la academia nacional correspondiente.

“Hay academias muy activas como la uruguaya, la mexicana, la argentina, la chilena, y entre ellas también está la puertorriqueña”, señaló el académico.


Comentarios

comments powered by Disqus