Inicio»

Economía

Problema no son fondos federales, es qué hacen con ellos

Por: Rafael R. Díaz Torres/Para NotiCel
Publicado: 11/05/2012 03:07 pm

A pesar de los planteamientos esbozados en el reciente informe de la firma Breckinridge Capital Advisors en torno al estancamiento económico de Puerto Rico debido a su dependencia en fondos federales, un banquero de una empresa que ayuda a vender los bonos del gobierno local cuestionó tal conclusión y opinó que el verdadero problema se centra en la falta de iniciativa individual para maximizar ese dinero recibido desde los Estados Unidos.
Uno de los paneles, integrado por Jose Otero, Ignacio Canto y Juan M. Roman-Rivera, en el Credit Conderence. (Roso Sabalones/NotiCel)

Para el ejecutivo de la empresa Ramírez & Compañía SE, Fernando Viña, los fondos federales son algo bueno siempre y cuando las personas, comunidades y corporaciones sean capaces de “maximizarlos” sin tener que depender del “dirigismo” gubernamental que en ocasiones secuestra ese dinero y excluye al ciudadano común del desarrollo de proyectos de sociales y relacionados al ámbito de desarrollo económico.

“No puedo ver los fondos federales como un obstáculo al desarrollo económico de Puerto Rico, sino como una base de crecimiento económico. La pregunta que nos debemos hacer es cuánto más le podemos sacar a esos fondos federales,” cuestionó Viña en un aparte con NotiCel durante la “Puerto Rico Credit Conference 2012”, evento auspiciado por el Banco Gubernamental de Fomento en un hotel de la capital hoy jueves y mañana viernes.

Tras preguntársele si continuar aumentando la transferencia de fondos federales podría ser visto como la colocación de un parcho que sólo resolvería unas necesidades económicas a corto plazo, Viña expresó que el dinero y programas sociales estadounidenses no son un obstáculo, a menos que las personas y entidades no-gubernamentales no sean capaces de tener la iniciativa y disciplina para maximizarlos a través de el desarrollo de programas sociales.

“En lugar de permitir que el gobierno continúe dirigiendo la forma en que se utilizarán esos fondos federales de asistencia social, debemos promover que comunidades y empresas logren que personas recipientes de esos programas, trabajen en proyectos para el beneficio de todos. No se trata de decirle a alguien que si no trabaja no recibirá dinero ni comerá. Se trata de que comunidades y otros entes no gubernamentales desarrollen programas que vayan desde limpiar áreas públicas hasta pintar aceras y que luego estas personas se sientan orgullosas y valoren más el dinero que reciben”, dijo Viña.

Luego de que NotiCel le cuestionara si el dirigismo político que él tanto critica en torno a la utilización de los fondos federales está relacionado con la gestión de la actual administración del gobernador Luis Fortuño, Viña negó que ese fuera el caso. Por el contrario, el banquero elogió la política pública de este cuatrienio por supuestamente alejarse del dirigismo político e incentivar la iniciativa comunitaria y empresarial.

Asimismo, el ejecutivo del sector privado aprovechó la ocasión para expresar que el verdadero problema de la economía de Puerto Rico se centra en los costos energéticos y la dependencia en el petróleo. Con este planteamiento, Viña preparó el escenario para compartir su apoyo incondicional al controversial proyecto de Vía Verde que el gobierno de Fortuño propone a pesar de la oposición de distintos sectores comunitarios, ambientalistas y políticos.

Según Viña, el denominado gasoducto del Norte es una buena idea tal y como está diseñado actualmente.

“Recuerda que este proyecto propone usar el gas natural como fuente de energía de transición”, comentó el ejecutivo de Ramírez & Compañía, en el marco de la celebración el jueves del Puerto Rico Credit Conference.

A preguntas de este medio sobre si se justifica construir una estructura que cubrirá casi toda la franja norte de la isla y la región fisiográfica del karso para algo que será meramente transitorio, Viña insistió en que Vía Verde es un proyecto necesario.

“Estas transiciones no son cortas, pueden durar como 20 años, así que yo entiendo que se justifica construir lo que a mi entender, es el proyecto de infraestructura más importante de Puerto Rico. Quienes se oponen son sólo un grupito que no se interesa por el bienestar del 100% de la población”, concluyó Viña.


Comentarios

comments powered by Disqus

NotiCel en las redes sociales

Tuiterías