Inicio»

Ahora

Administrador de Retiro minimiza impacto de Ley 7

Por: Ely Acevedo Denis
Publicado: 29/11/2012 06:15 am

Vídeo 

El administrador de la Administración de los Sistemas de Retiro de los Empleados del Gobierno y la Judicatura (ASR) y quien también funge como director ejecutivo del Sistema de Retiro de Maestros (SRM), Héctor Mayol Kauffmann, minimizó hoy durante las vistas de transición, el impacto de la Ley 7 a las arcas del sistema, en apenas $75 millones.

El administrador de los Sistemas de Retiro, Héctor Mayol Kauffmann. (Archivo)

Su postura contrasta con lo que había dicho en el 2010 cuando estableció que la carga para el sistema por la devolución de las aportaciones de los empleados rondaba los $157 millones .

Al NotiCel preguntarle sobre esta diferencia expuso que “el impacto de la Ley 7 está calculado en el informe actuarial, si hay esa diferencia, es el estimado de cuantas personas podrían retirar la totalidad de sus aportaciones, que podría llegar a $150 (millones), lo que hemos visto es que no todos lo han retirado. Puede que sea más de $75 (millones) y llegue a $100 (millones)”.

Mayol Kauffmann no precisó cuantos de los cesanteados decidieron no retirar sus aportaciones del Sistema de Retiro.

Pese a dicha admisión, reiteró a preguntas de la prensa que la devolución de dichas aportaciones “no tiene un impacto significativo (para las arcas del Sistema)”.

Durante las vistas de transición el secretario del Departamento de Estado, Kenneth McClintock, planteó que "para que el sistema fue beneficioso que los empleados cesanteados por la Ley 7 (que eran de Reforma 2000 y de la Ley 1 del 1990) dejaran de aportar".

Inmediatamente, Ingrid Vila, secretaria de la gobernación de la nueva administración, refutó esta conclusión y recordó que la administración actual no pudo proveer toda la información sobre el impacto de la Ley 7.

De otro lado, Mayol Kauffmann, argumentó que el impacto de la Ley 70 (ventana de retiro temprano) no es uno inmediato, ya que los patronos están obligados a seguir pagando las aportaciones por un periodo adicional, antes de que sea una obligación del Sistema. Añadió que con las ventanas de retiro bajo esta administración recibieron sobre 7,000 solicitudes.

Por otro lado, el presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF)  expuso que la deuda por las  tres emisiones de bono por un total de $3,000 millones realizada en el 2008 es sufragadas con las aportaciones patronales.

De acuerdo a Mayol Kauffmann es prioridad que con las aportaciones patronales se pague a los bonistas antes de las pensiones.

Al este medio indagarle sobre este asunto, explicó que “el Sistema sin activos todavía tiene la capacidad de pagar la deuda y pagar alrededor de dos terceras partes de las pensiones. Qué sucedería (en el 2021), el patrono, llámese el Gobierno Central, llámese una corporación publica  o un Municipio, tendría que aportar la diferencia en el flujo de efectivo”. 

En forma practica dijo que Retiro recibe alrededor de $400 millones en aportaciones patronales, el pago al servicio de la deuda de las tres emisiones de bonos es de $70 millones, y el restante $300 millones se podrían utilizar para el pago de las pensiones.

A juicio de Mayol Kauffmann, el reciente incremento de las aportaciones patronales por los próximos diez años, ayudará a mejorar la cobertura para el servicio a la deuda. La expectativa es que en el 2021 las aportaciones patronales sumen $420 millones.

Esta es la primera discusión oficial abierta sobre los gigantescos problemas que enfrenta Retiro que ocurre no sólo desde la elección, sino incluso en toda la campaña, durante la que el tema fue prácticamente ignorado por los principales candidatos.

Su principal jaque mate es el déficit de cerca de $24,000 millones que enfrenta Retiro Central, el que, por cada dólar que tiene comprometido para pagar sus obligaciones, solo cuenta con cerca de 7 centavos para sufragarlo.

El problema se agudiza porque recientemente la agencia evaluadora Standard & Poor’s (S&P) advirtió a la nueva administración que degradará el crédito de la Isla si no se atiende el problema de Retiro.

Sobre este asunto, David Chafey, reconoce que este aviso le pone una presión a la nueva administración para tomar determinaciones que ayude a solucionar el problema de Retiro. Este no descartó que en los primeros tres meses de la gobernación de Alejandro García Padilla se adopten algunas alternativas, entre las que mencionó que se pudiera estudiar el incremento de las aportaciones de los empleados y la revisión de las más de 40 leyes especiales. 

Durante el primer día da las vistas de transición, el presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Juan Carlos Battle, reiteró que si la administración entrante no hace nada, tan pronto como en el 2021, el Sistema de Retiro Central no tendría los fondos suficientes para sufragar sus obligaciones y estas deberán ser costeadas con el Fondo General. Esto fue reafirmado hoy por Mayol Kauffmann, quien estimó que la carga anual seria de $1,000 millones para el pago de las pensiones.

En repetidas ocasiones Mayol Kauffmann planteó que distintas medidas adoptadas por la administración saliente ayudaron a extender la vida del Sistema que se pronosticaba un posible colapso en el 2014 ya que se quedaría sin activos, hasta el 2021 (7.5 años).

Tras concluir la primera jornada de las vistas de transición, Vila indicó que la Situación de Retiro  es una “frágil” y la Ley 7 tuvo un impacto negativo para sus arcas.

Para el comité de transición entrante las estrategias que adoptó el gobierno saliente, han sido “leves” para solucionar el problema de Retiro.

Quedan por deponer la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), la Oficina del Principal Ejecutivo de Información, el BGF, entre otras.

Sigue la transmisión en directo desde el Departamento de Estado en el Viejo San Juan:

*Versión original publicada el 28 de noviembre de 2012 a las 12:00 p.m.

*Mira también:

Receta para Retiro: una combinación de medidas

Paralizadas las "soluciones" a la crisis de Retiro


Comentarios

comments powered by Disqus