Inicio»

La Calle

Barrio Mariana: Una historia de panas y la posibilidad de otro Puerto Rico

Por: Rafael R. Díaz Torres
Publicado: 20/01/2013 12:50 pm

Aunque el concepto de alianzas parece haberse puesto de moda durante la recién concluida campaña electoral, el Barrio Mariana en Humacao ha dado cátedra por décadas sobre cómo implementar verdaderos proyectos de autogestión y unidad, aún dentro de las inevitables diferencias entre sus integrantes.

Barrio Mariana en Humacao (Foto suministrada)

Quizás el lugar es conocido por su tradicional Festival de la Pana, pero Mariana es mucho más que un delicioso bocadillo típico de Puerto Rico. El barrio es vivo ejemplo de que el verdadero poder reside en las comunidades.

El lugar guarda un tesoro cargado de solidaridad, equidad, participación ciudadana y respeto mutuo. En otras palabras, Mariana presenta un modelo que muy bien pudiera ser emulado por una Isla que pide a gritos un cambio ante tanta violencia y desasosiego colectivo.

“El logro más significativo es que Mariana es una comunidad en donde todos nos sentimos orgullosos de pertenecer a un ambiente que se respira paz, solidaridad y un respeto. Que se lleven actividades mensualmente y que la comunidad disfrute forma parte de nuestra agenda”, indicó la presidenta de la Asociación Recreativa y Comunal del Barrio Mariana (ARECMA), Rosalina Abreu.

“Nuestra meta principal ahora mismo debe ser portar nuestra experiencia a otras comunidades y que estas comunidades trabajen por su cuenta en la elaboración de proyectos para el beneficio de todos. Ya estamos trabajando en otras comunidades que reciben el insumo de lo que hemos logrado en Mariana”, añadió la líder comunitaria.

Las expresiones de Abreu se dieron luego de concluida una presentación de tesis de maestría desarrollada por tres estudiantes de Trabajo Social en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

En el trabajo académico titulado “Mariana: Una historia entre panas”, las jóvenes universitarias, Mariolga Julia, Ivelisse Varela Torres y Cristina Canals, compartieron los hallazgos de su estudio, enfocándose en los logros de ARECMA desde su fundación en el 1982, hasta el presente.

Durante la presentación se realzó el hecho de que ARECMA surgió de la alianza entre la Iglesia Católica de la comunidad, el desaparecido Partido Socialista Puertorriqueño, la organización Círculo Taíno y la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO).

Comentaron las estudiantes que uno de los propósitos de actividades a gran escala como el Festival de la Pana es integrar a la comunidad y promover un sentido de pertenencia entre los residentes y el entorno geográfico que les rodea.

Por ejemplo, fue ese sentido de pertenencia el que ayudó a ARECMA a tener un rol importante en la lucha que se fraguó cuando descubrieron que la Marina de Guerra de los Estados Unidos se robaba el agua del Río Blanco en la región este de la Isla.

Igualmente, ARECMA ha sido clave en el desarrollo de la “Universidad Comunal”, un programa que enfatiza la educación, la cultura, el desarrollo de coaliciones y alianzas, así como la movilización social.

“El proceso de capacitación se ve con las actividades comunales que ellos realizan día a día. En todas las actividades se busca integrar a todas las personas”, explicó Varela Torres, una de las estudiantes involucradas en la investigación.

A pesar del éxito de Mariana por los últimos 30 años, sus residentes igualmente reconocen que la tarea ha sido ardua y que uno de los mayores retos consiste en conciliar posiciones con aquellos residentes que cuestionan las posturas de ARECMA.

Sin embargo, plantean que el pasar de los años les ha permitido madurar y constituirse como una entidad plural y basada en el respeto por la diferencia.

“Aunque haya personas que no simpatizan con la organización, cuando le pedimos ayuda a estas personas, siempre están ahí para darnos la mano. Aún cuando las personas estén en contra de los puntos de vista de uno, ellos son capaces de reconocer el liderazgo y simpatía de alguien que trabaja en esta organización de tanta trayectoria”, explicó el líder de ARECMA y de la Iglesia Católica local, William Maldonado.

El Barrio Mariana tiene la peculiaridad de contar con su propio himno, bandera y escudo. Sus logros le han ganado el respeto de la administración municipal de Humacao.


Comentarios

comments powered by Disqus