Inicio»

Ahora

Alegan entrampamiento de la Uniformada en intervenciones de "cruising"

(Josian Bruno Gómez/NotiCel)

Ely Acevedo Denis
23/12/2012 09:00 am

Mientras distintas personas consultadas por NotiCel coinciden sobre los atropellos y entrampamiento de parte de agentes policíacos contra participantes del cruising en la Isla, la Uniformada rechaza todas las alegaciones pero admite que ha incrementado sus operativos por prostitución.

Precisamente esta semana, el Departamento de Justicia federal presentó una demanda contra el gobierno de Puerto Rico por las prácticas policiacas violatorias de derechos civiles, y específicamente por su proceder contra la comunidad homosexual.

El licenciado Thomas Bryan, quien representa legalmente a algunas de las personas que han sido imputadas de cometer prostitución, sostiene que está claro que la prostitución y la exposición deshonesta son prácticas prohibidas, pero si ocurre un intercambio entre dos hombres y van a otro lugar para consumar el acto “no hay nada ilegal”. Bryan argumentó que si el acto se consume en público, lo que aplicaría son cargos por exposición deshonesta, en vez de prostitución.

De acuerdo a Bryan, la Policía ha hecho arrestos sólo porque una persona está en un lugar donde se practica el cruising y no porque hayan cometido algún acto ilegal. Incluso destacó que estas personas han recibido acercamientos de los propios oficiales, los cuales han rechazado, y comoquiera han sido arrestados.

Detalló que estas personas son arrestadas sin leérseles sus derechos, son encerradas por horas dentro de una guagua tipo van y llaman a la prensa. Cuando llega la prensa “los bajan para que desfilen y las cámaras de los noticieros los graben, lo que es una violación a sus derechos civiles”.

Posteriormente les dan una citación para acudir al Tribunal y los sueltan. La mayoría de los casos no son ventilados porque las vistas son continuamente pospuestas.

Por su parte, Pedro Julio Serrano, activista de derechos humanos y portavoz de Puerto Rico Para Tod@s, planteó que existe “homofobia, abuso de poder y atropello a la dignidad humana”, por parte de estos agentes, pues sostuvo que “las parejas heterosexuales que tienen este tipo de encuentros en lugares públicos, los policías no intervienen. A veces lo que hacen es que los mandan a moverse de allí (de los lugares)”.

A su juicio lo que se ven en los operativos de la Policía en los lugares de cruising son atropellos, donde en ocasiones los agentes encubiertos son los que incitan a las personas, bajándose los pantalones y enseñando sus genitales, incluso llegando a tener sexo con estas personas, para luego arrestarlos.

La particularidad de estas intervenciones es que los casos se caen en los tribunales. “Es entrampamiento.... una criminalización de la homosexualidad”, asegura Serrano.

A su vez el licenciado Josué González, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), afirmó que han recibido querellas de personas denunciando estos atropellos, que se han empezado a investigar, pero no se ha podido seguir el curso porque no han tenido la comparecencia de las alegadas víctimas.

Policía reconoce que ha aumentado las intervenciones

El capitán José Juan García, director de la División de Drogas, Narcóticos, Control del Vicio y Armas de San Juan, aseguró que sus agentes actúan según dicta el nuevo Código Penal y rechazó todas las imputaciones de atropellos y homofobia.

García reconoce que desde mayo 2012 la Uniformada ha intensificado sus intervenciones.

En el 2011, la Policía arrestó 141 personas por prostitución que incluían hombres y mujeres en distintos lugares que van desde sitios de prostitución callejera, negocios, casas de masajes, entre otros.

En lo que va del 2012, han ocurrido uno 344 arrestos de hombres y mujeres en distintos lugares de prostitución callejera, negocios, casas de masaje, entre otros. De estos 162 eran varones y 182 eran mujeres.

Los lugares que ha identificado la Policía en los que mayormente se da la prostitución callejera son: la playa Último Trolley en Condado, la avenida Fernández Juncos en Santurce, el Paseo de los Enamorados en el Viejo San Juan, en Puerto Nuevo, en el Paseo de Diego, en la calle 4 en Santurce, entre otros.

“Su función es estar allí y las personas se le acercan y les dicen si permiten que les hagan una relación sexual oral y que les van a pagar (a los agentes). El agente hace una señal, y le dice a la persona que lo siga hasta la otra esquina donde es arrestado, ya que no tiene que consumarse el delito para intervenir, solo se necesita el simple ofrecimiento”, abundó sobre la forma de operar en las intervenciones.

Este dijo que “estamos seguros” que los agentes no consuman los actos sexuales durante las intervenciones, ya que sostuvo muchas de estas intervenciones son grabadas. Pero aceptó que “si es de noche el equipo que tenemos no todo el tiempo se puede usar”.

Según García la dinámica es que la persona es detenida y se le leen sus derechos, luego es citada al Tribunal.

“El 90 por ciento de los casos la persona asiste, hace alegación y paga una multa”, observó. Estas multas fluctúan entre los $100 a $1,000 y la persona se puede exponer a una pena de hasta 6 meses de cárcel.

El oficial negó que sus agentes desplegaran homofobia y aceptó que la prensa graba el desfile de los arrestados.

“[Y]o no voy a coartar la libertad de prensa. El que no quiera que lo grabe, que se mantenga dentro de lo establecido en el marco de la ley”, dijo.


Comentarios

comments powered by Disqus

NotiCel en las redes sociales

Tuiterías