Inicio»

Vida

Viva la ilusión de los niños en Navidad

Por: Laura M. Quintero
Publicado: 25/12/2012 03:21 pm

El Parque Luis Muñoz Rivera en el Viejo San Juan se convirtió hoy en la pista por donde transitaban cientos de niños y niñas con los patines y bicicletas, que les dejó, debajo del árbol, el adorado y legendario alcahueta Santa Claus.

La pequeña Danay se mece en un columpio con su muñeca Isabel. (Roso Sabalones/NotiCel)

“Mi mamá me dijo: ‘Camila, ahí llegó Santa’ y yo me levanté, y me había dejado dos juguetes”, narró una picoreta y alegre, Camila Quiñones.

La niña de 4 años disfrutaba de su patineta (scooter) y de sus patines, junto a sus familiares quienes cada año se reúnen bajo la sombra de los árboles, portando sábanas, picadera y “hot dogs” como plato principal. Entre todos formaban un grupo de 20 personas y aún esperaban más familiares.

"Nos gusta el parque porque tiene mucho espacio y áreas para que los nenes jueguen”, dijo la abuela de la niña. 

Asimismo, Camila contó cuáles fueron las pistas que dejó Santa a su paso por su casa. “Dejó un reguero de galletas y mi mamá lo limpió”, mencionó con una sonrisa.

En Puerta de Tierra fueron muchos los niños que pidieron bicicletas y patinetas, dos regalos que nunca pasan de moda; aunque el “Viejo Santa” también puso en su inventario los últimos juegos tecnológicos del mercado, como las máquinas de videojuego, DS3 y Xbox.

"Me trajeron un lalaloopsy, un DS3 y un karaoke", contó la niña Wicharleen Nieves, de 7 años, quien pidió permiso a su madre para evadir la entrevista y seguir jugando por el parque.

Mientras que en los columpios se mecía la pequeña Danay, con su muñeca "Isabel". En su casa - sin embargo - no acostumbran regalar con motivo de Santa Claus, sino recordando el nacimiento del Niño Jesús.  

"Nosotros celebramos el verdadero sentido de Navidad, que es nuestro Salvador. Nosotros tenemos nuestras actividades de la Iglesia que hemos ido ayer y hoy, una cantata, un concierto y una obra cristiana, y obviamente compartiendo con la familia", contó el abuelo, Carlos Brito.

Cerca de El Morro, Iván Manuel, de 4 años, disfrutaba de sus regalos con sus padres y hermana mayor.  "Yo vi a Santa en casa de Blanca", contó, mientras corría en su bicicleta de Spiderman. 

El niño estrenó su patineta con una caída y un pequeño golpe, pero la herida no le quitó el entusiasmo y siguió corriendo con ilusión y alegría.

En los predios verdes de El Morro celebraban algunos niños con el sencillo regalo de una chiringa y el tener el cariño de sus seres queridos.


Fotogalería

Comentarios

comments powered by Disqus

NotiCel en las redes sociales

Tuiterías