Inicio»

Ahora

Perza: "No es sencillo ser alcaldesa, negra y gordita"

Por: Laura M. Quintero
Publicado: 27/12/2012 10:45 pm

“No es muy sencillo ser alcaldesa, ser negra y quizás ser gordita. Esa es una realidad con la que yo he vivido.  Mi pueblo a mí me quiere y respeta, pero lamentablemente el prejuicio todavía existe”.

En la foto, la alcaldesa saliente de Cabo Rojo, Perza Rodríguez Quiñones. (Archivo/NotiCel)

Esas fueron las expresiones de la saliente alcadesa de Cabo Rojo, Perza Rodríguez Quiñones, quien dijo haber sido objeto de un tratamiento hostil por parte del alcalde entrante al apropiarse de sus oficinas al día siguiente de las elecciones, impedirle el acceso a la inauguración del Centro de Convenciones de Cabo Rojo y dar información falsa a la prensa acerca de las finanzas de su Municipio.

Sus expresiones se dieron en una conferencia de prensa en Santurce, donde la aún incumbente dijo que las finanzas del municipio han tenido un superávit por los pasados cinco años de su administración, contrario a lo que el alcalde electo del Partido Popular Democrático (PPD), Roberto Ramírez Kurtz, denunció públicamente.

“Nosotros en el municipio de Cabo Rojo durante los años en que hemos operado hemos terminado con superávit y no hemos tenido déficit en nuestra administración. Más aún nos preocupa que haya dicho que no hay dinero para pagar la nómina de los empleados durante el mes de enero, cuando ya hay empleados trabajando para preparar esa nómina”, comentó Rodríguez Quiñones.

La alcaldesa mencionó que está considerando presentar su renuncia para el 31 de diciembre, en lugar al 13 de enero como se supone, porque siente incomodidad al trabajar en un ambiente hóstil, además de que desea pasar tiempo con su familia.

"Amamos nuestro trabajao y el pueblo, pero estamos en una época de compartir con la familia y tengo a mi mamá con Alzheimer y mi papá enfermo. Además, me opero de mi rodilla el 15 de enero", mencionó la alcaldesa a la vez que añadió que la situación de información falsa por parte del alcalde entrante es injusta.  

"El comité de transición nuestro le tenía todos los documentos. El señor alcalde llegó al otro día de las elecciones a la alcaldía por lo cual esta servidora ha estado trabajando desde su casa en muchas ocasiones porque él ocupó esas oficinas y estaba  atendiendo allí público y enviando cartas de Honorable Roberto Ramírez", dijo a la prensa.

Por otro lado, Rodríguez Quiñones mencionó que las recaudaciones del municipio han disminuido por el cierre de dos plantas y evasión en el recaudo del IVU, algo que pudo haber provoccado confusión en los cálculos del comité de transición entrante. 

“En el año 2007-2008 hubo disminución en los recaudos de municipios o insuficiencia por $4.5 millones, pero eso no tiene que ver con déficit. Aún así terminamos con superávit”, comentó.

La alcaldesa informó que a pesar de la disminución de recaudos, hubo un aumento salarial de $100, así como un aumento del bono de verano y Navidad.  

Asimismo, confirmó que a su salida cobrara $67,000 por liquidación de vacaciones por los 18 años de servicio público, desde que comenzó a laborar en las oficinas del CRIM en 1992.

“Yo no tengo empleo a partir de la fecha de enero y ese dinero me corresponde porque es el cúmulo de vacaciones acumuladas por enfermedad y vacaciones regulares”, justificó a preguntas de la prensa.

La alegada prohibición de acceso al Centro de Convenciones ocurrió durante la actividad de inauguración del 21 de diciembre, a días de que un ingeniero del Comité Entrante viera las facilidades.

"Después que la administración entrante vio el lugar nos llaman al otro día y nos dicen que no podemos ir a pagar. Despues que teníamos todo preparado, con sillas, mesas y todo, a mi se me prohibió entrar a esas facilidades. Es demasiada coincidencia. Realmente, yo me sentí humillada", contó Rodríguez Quiñones.


Comentarios

comments powered by Disqus