Inicio»

Ahora

Mensajes políticos en entierro de Toledo

Por: Rafael R. Díaz Torres
Publicado: 28/12/2012 09:00 pm | Actualizado: 28/12/2012 09:00 pm

En medio de discursos que apelaban a su gestión y vocación como servidor público al frente de la Policía de Puerto Rico, el exsuperintendente, Pedro Toledo Dávila, fue despedido para siempre por personalidades de la política que militan tanto para el Partido Nuevo Progresista (PNP), como el Partido Popular Democrático (PPD).

Hijos de Pedro Toledo, su compañera, amigos y líderes políticos asistieron al entierro del exsuperintendente de la Policía, en el Cementerio Borinquen Memorial de Caguas. (Josian Bruno/NotiCel)

El Cementerio Borinquen Memorial de Caguas sirvió de sede en la tarde del viernes para el sepelio de un hombre que, aunque identificado por su simpatía hacia el PNP y el exgobernador estadista, Pedro Rosselló González, trascendió líneas partidistas y también dirigió la uniformada bajo la administración popular de Aníbal Acevedo Vilá.

En medio de la solemnidad del sepelio, no faltaron los mensajes de corte político que sacaron a la luz pública una "espinita" que Toledo posiblemente guardó en su última década de vida.

Tal información fue vertida en medio del mensaje ofrecido por el expresidente de la Cámara de Representantes y miembro del PPD, Ronaldo Jarabo, quien se dirigió al público en calidad de amigo personal del exsuperintendente.

Según lo narrado por Jarabo durante el sepelio, Toledo le comunicó en vida que se sintió decepcionado con el PNP, colectividad que alegadamente no le dio una oportunidad de competir por una pre-candidatura a la gobernación, cuando Rosselló anunció que dejaría el cargo en el año 2000.

“En el año 2000, Pedro Rosselló anuncia que abandonaría la gobernación y había que buscar un candidato a la gobernación y Pedro Toledo era una opción”, explicó Jarabo.

“(Toledo) Se sintió decepcionado de que no le dieran una oportunidad”, añadió el exlíder cameral, mientras escuchaban atentos varios líderes del PNP, incluyendo el Secretario de Estado, Kenneth McClintock, y el Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi.

Por su parte, McClintock utilizó su mensaje frente al ataúd para exaltar el hecho de que Toledo brilló por su habilidad de adaptarse a dos visiones políticas distintas, primero bajo la administración de Rosselló, y posteriormente, en colaboración con Acevedo Vilá.

“Con el pasar del tiempo, todos los puertorriqueños se dan cuenta de que cuando el deber llama hay que responder sin importar quién lo haga”, expresó el Secretario de Estado.

A las palabras de elogio de McClintock, el exprimer ejecutivo, Acevedo Vilá, argumentó que Toledo nunca fracasó en su gestión como combatiente en contra de la violencia en Puerto Rico.

“Fue el único Superintendente que ha logrado reducir la tasa de asesinatos varias veces en años consecutivos. No es que no fracasó, es que fue exitoso”, indicó Acevedo Vilá, al hablar de la gestión de Toledo bajo los dos partidos de mayoría en la Isla.

Bajo esa misma línea de pensamiento se expresó Pierluisi, quien se dirigió al féretro y le habló al cuerpo de Toledo planteando que “tú no fracasaste, triunfaste por el ejemplo que has dado a todos los miembros de la fuerza policial y al pueblo de Puerto Rico”.

Toledo Dávila falleció repentinamente el pasado domingo a causa de un infarto.

*Mira también:

"Se despiden para siempre del Súper Toledo"


Fotogalería

Comentarios

comments powered by Disqus