Inicio»

La Calle

Nota publicada hace más de 60 días.

Limpian Laguna del Condado y cabildean por su declaración como reserva

Joven que participó en la limpieza de la laguna. (Suministrada)

Rafael R. Díaz Torres
26/01/2013 04:45 pm

Más allá de aquellos cuerpos de agua que componen el Estuario de la Bahía de San Juan, toda la ciudad capital, con su topografía y sistemas de cuencas hidrográficas, está conectada con el Estuario y sus diferentes especies. 

En la mañana del sábado, la Laguna del Condado sirvió de sede para un evento de limpieza, resiembra de mangles y esfuerzos educativos dirigidos a resaltar la importancia del Estuario como parte de un sistema integrado de cuerpos de agua, especies y actividades humanas.

Voluntarios y voluntarias regalaron su tiempo, y por medio del uso de “paddleboards” y kayaks, recogieron botellas y otros objetos inesperados como pedazos de sillas y hasta impresoras de computadoras que se confundían con los peces y estrellas de mar de la Laguna.

Aunque se presume que la gran mayoría de las botellas provino del área contigua al Puente Dos Hermanos, donde gente bebe y luego tira los desperdicios al agua, lo cierto es que resulta casi imposible identificar el origen de tanta basura.

Todo está conectado, y San Juan y su Estuario forman parte de un sistema de ciudad sobre aguas.

“La Laguna de Condado forma parte de uno de los cuerpos interconectados del Estuario de San Juan que recorre toda el área metropolitana. Comienza en Caimito, Montehiedra, donde nace la Quebrada Chiclana que ha tenido una gran batalla comunitaria para limpiar esa quebrada. Luego se convierte en el Río y desemboca por la Avenida Kennedy, cuando estamos pasando por ahí que se ve la desembocadura del Río Piedras”, dijo a NotiCel, el director ejecutivo del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ), Javier Laureano.

“Lo que hacemos hoy es un primer paso para que se declare a la laguna del Condado como una reserva natural. Hicimos un borrador de proyecto de ley, se lo enviamos ya al Senador Eduardo Bhatia y él lo tiene ya en su poder. El proyecto busca que se proteja esta reserva marina. Es uno los cuerpos de agua más diversos”, añadió Laureano.

El evento del sábado contó con la participación de personal del PEBSJ, así como otros voluntarios de escuelas de la capital, miembros de la Congregación Mita de Puerto Rico y diferentes integrantes de las comunidades impactadas por la Laguna.

Como parte de la limpieza, se resaltó, además, la resiembra de mangle rojo. Dicha gestión de resiembra forma parte de los objetivos que persiguen restaurar el Estuario, ante la eventualidad de su declaración como reserva marina protegida.

“Esta es la laguna que mejor conservada está. Hoy mismo hicimos pruebas de acidez, de pH, pruebas de oxígeno disuelto. Un gran descubrimiento que hicimos los voluntarios es que en las áreas donde hay mangles, hay más oxígeno y vida. Vimos más peces, más estrellas de mar, así que hay una relación directa entre los beneficios de la siembra de mangle y la conservación en el agua”, acotó Laureano, quien es también conocido por sus aportaciones académicas en el área de la Historia.

Por su parte, Anabel Fossas, quien es una de las coordinadoras del programa de limpieza y vecina del área, elogió la gran labor voluntaria realizada por los estudiantes de la Academia Perpetuo Socorro de Miramar y el Colegio de la Congregación Mita en Santurce.

Fossas, además, aprovechó la ocasión para hacer un llamado a aquellas personas que lanzan basura desde el Puente Dos Hermanos.

“Nos concentramos en el área del Puente Dos Hermanos porque ya habíamos identificado que se habían observado muchas botellas. Obviamente al estar cerca del puente, pues las personas que van de noche a beber al puente, tiran las botellas de agua. Nosotros hoy tratamos de revertir un poco el daño que se ha hecho y nos dedicamos exclusivamente a recoger botellas”, puntualizó Fossas. 


Comentarios

comments powered by Disqus