Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Massol se defiende por estudio sobre ganadería viequense

Arturo Massol. (Josian Bruno/NotiCel)

Nindiri Méndez Pagán/Para NotiCel
31/05/2013 09:28 pm
31/05/2013 09:28 pm

El microbiólogo Arturo Massol cuestionó los métodos de un estudio de hace 10 años que arrojó que tres vacas de Vieques no estaban contaminadas con sustancias tóxicas, y también las intenciones de los que lo revelaron esta semana como supuesta muestra de encubrimiento en la Administración Calderón.

El encubrimiento del estudio, divulgado por el diario El Nuevo Día, supuestamente habría sido la razón para el fracaso de la industria ganadera de Vieques, ya que sería una evidencia de que el ganado no estaba contaminado, contrario a otros estudios que decían que sí arrojaba contaminación.

Pero Massol, también portavoz de la organización Casa Pueblo, defendió el trabajo científico que ha realizado en la vegetación de Vieques por los pasados quince años y argumentó sobre el informe del Departamento de Agricultura que “no se puede extrapolar nada más, lo que dice es que esas vacas que muestrearon no tienen plomo y esos metales. Aún cuando tuviera validez, lo correcto es ampliar el tamaño de la muestra y hacer un estudio (más amplio)”.

“Normalmente uno encuentra trazas (de químicos), y eso no significa que la carne está mala, es normal, pero esos resultados están tan limpios que parece que las vacas estaban pastando en el paraíso. Son tan bajitos que levantan sospecha. Además no se explica cómo colectaraon las vacas. Da la impresión como que ellos fueron a Vieques y cogieron tres vacas al azar y eso no es cierto.Tres vacas que estaban en Naguabo que ellos reclaman que vienen de Vieques fueron las que usaron. Pero el tipo de análisis que hacen es sensible a lo más reciente que consumió esa vaca, o sea, que si estuvo comiendo heno, refleja heno”, explicó.

En contraposición, Massol explicó que un estudio de su autoría consistió en un análisis de cabello del lomo de nueve cabras, de una población total estimada en 100 cabras, que pastaban en los barrios Monte Santo y Santa María de la isla municipio, para medir la exposición a contaminantes de manera crónica y a largo plazo.

Del mismo modo, negó que los hallazgos de esa y otras investigaciones que fueron discutidas en el 2009 ante la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso de los Estados  Unidos, el cuerpo de ingenieros de Mississippi y la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés), hayan destruido la economía agrícola en Vieques.

"La ganadería la castró la Marina porque se quedaron con el espacio. Cuando en el '83 Romero Barceló hace su acuerdo de buen vecino con el Navy, ese buen vecino era que los ganaderos de Puerto Rico usaran las tierras de la Marina, las que hoy son uno de los lugares más contaminados del mundo. El primero de mayo del 2000 mientras estaban arrestando a los desobedientes, los ganaderos de Puerto Rico estaban recibiendo la carta de desalojo de sus ganados. No estaban en discusión que se quedaran en Vieques o no", subrayó.

Massol también cuestionó la publicación de la información “en un período como ahora que a diez años de la salida de la Marina le estamos dando una mirada a Vieques y se está evidenciando el abandono a la isla. La información tiene implicaciones en esta coyuntura donde nuevamente a tomado fuerza el reclamo de los viequenses para que se de una limpieza y descontaminación verdadera”.

Además, mencionó que quien divulgó la carta, el agrónomo Rubén Reyes, que labora en la Oficina del Servicio de Extensión Agrícola de la Universidad de Puerto Rico, “era el responsable del desarrollo agrícola en Vieques y a Vieques se le han dado millones de dólares para desarrollar la agricultura y no hay agricultura ni hay pesca”.

TEMAS:

Comentarios

comments powered by Disqus