Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Promover a PR en Mónaco costó $30 mil, incluyendo pases "VIP"

(Archivo/NotiCel)

Ely Acevedo Denis
02/10/2014 10:19 am

El Gobierno de Puerto Rico invirtió sobre $30 mil para que la isla participara en el “Mónaco Yacht Show”, a través de unos acuerdos de auspicio que el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) y la Compañía de Turismo (CT) firmaron con la novel empresa Odysea Hospitality International, Inc.

Esta cifra no contempla los gastos incurridos por el traslado del personal del Gobierno que participó del evento que se efectuó la semana pasada en el puerto Hércules localizado en la Riviera Francesa. Entre los funcionarios gubernamentales estaba la directora de la Oficina de Puerto Rico en España, Marimar Lidin, y una ayudante especial del Secretario del DDEC identificada como Rubí Rodríguez Bustillo.

El subdirector de la CT, Luis Daniel Muñiz, reconoció el martes a NotiCel que el acuerdo surgió tras acercamientos hechos por la empresa, que fue registrada en el Departamento de Estado en diciembre de 2012 por José Casanova López, quien en el pasado manejó la desaparecida entidad Casa Nova & Sons Puerto Rico, Inc. El vicepresidente de Odysea es Edwin Stevenson, un experimentado ejecutivo de la industria de las telecomunicaciones que ha laborado en empresas como Centennial Communications Corp. (entidad adquirida por AT&T) y Choice Cable TV.

Según Muñiz, los representantes de Odysea fungirían como los “promotores” de Puerto Rico dentro de la industria del turismo náutico y de lujo.

Este afirmó que previo al acuerdo con la CT, Odysea hizo una investigación y un análisis del potencial de desarrollo de este mercado.
                                                                                                                                                          
“Estábamos promoviendo esta visita a Mónaco porque es en este Yacht Show donde mayor potencial de posicionamiento tenemos con estos capitanes que queremos convencer a que vengan a Puerto Rico, las tripulaciones a las que queremos convencer y también a los ‘brokers’ de embarcaciones que se dedican a este negocio”, apuntó el funcionario.

El acuerdo que la CT firmó con la empresa es por $10 mil y finaliza el próximo 31 de octubre.

Del contrato se desprende que estos fondos serán desembolsados una vez la empresa le rinda un informe a la agencia sobre los logros obtenidos en el evento y los gastos operacionales incurridos, por entre otras cosas ser uno de los exhibidores. Este informe que la empresa debe rendir dentro de los 30 días posteriores a la celebración del evento, tiene que estar acompañado con las facturas originales de los gastos incurridos, fotos y visuales, listado de asistencia al evento y los artículos de prensa generados en la actividad.

“Siempre el promotor tiene la responsabilidad de desembolsar el dinero de su bolsillo y tiene el peso de la prueba de demostrarnos a nosotros que la manera como se trabajó fue cumpliendo con los estándares que le pidió la Compañía… Esto es distinto a cuando nosotros participamos de los ‘trade shows’ de venta, donde Turismo va a vender a Puerto Rico como parte de la estrategia que tenemos, pues nosotros con los recursos que tenemos ya contratados nos encargamos de montar el exhibidor y demás, pero los funcionarios que están allí son funcionarios de la Compañía”, sentenció Muñiz.

Dentro del acuerdo el CT estableció una serie de exigencias a Odysea que van desde la concesión de 100 pases para ir un día al evento, hasta 10 pases VIP para tener acceso a todas al áreas del evento, 10 pases para acceso al área de los exhibidores y 10 pases de acceso al MYS C&C Lounge.

La participación de Puerto Rico en el “Mónaco Yacht Show” requirió un esfuerzo de trabajo “colectivo” entre la CT y el DDEC, destacó el funcionario.

NotiCel tuvo acceso al contrato por $21,500 que el DDEC le firmó a Odysea, y que estará vigente hasta el próximo diciembre.

Allí Bacó hasta de manera incorrecta dijo que Odysea era el organizador del “Mónaco Yacht Show”, un evento que este año celebraría su edición número 24.

En el acuerdo el DDEC indicó que los fondos también serían desembolsados después de la presentación de las facturas.

El DDEC exigió 100 pases de “acceso total” al evento, la oportunidad de que uno de los funcionarios de la agencia fuera uno de los oradores, entre otras cosas.

Mediante declaraciones escritas enviadas a este diario digital, el DDEC, expuso que el  “Monaco Yatch Show es uno de los eventos más grandes del mundo en su categoría, lo que lo convierte en foro idóneo para dar a conocer todo lo que tiene Puerto Rico para ofrecer a ese mercado.  A lo largo del evento la representación de Puerto Rico sostuvo reuniones individuales con representantes de compañías de administración náutica, de arquitectos navales, compañías de seguros, de servicios para mega yates, compañías fabricantes de yates y capitanes de este tipo de embarcación. En esas reuniones, y en otros foros del evento, se ofreció información de los aspectos que hacen a Puerto Rico un destino ideal para recibir estas embarcaciones. También se les brindó información acerca de la Ley 20, que ofrece incentivos para la exportación de servicios desde Puerto Rico y de la Ley 22, que dispone tasas contributivas especiales para inversionistas que se trasladen a Puerto Rico”.

De acuerdo a Bacó, “la transformación económica que se busca impulsar en Puerto Rico requiere promoción que ayude a traer inversión y permita generar empleos y actividad económica. El equipo de desarrollo económico reconoce la importancia de salir a promocionar al país, de dar a conocer lo que ofrecemos para los empresarios, inversionistas y turistas. Para cumplir con esa función hay que asegurarse de que el mensaje llegue a quien tiene que llegar. Puerto Rico tiene que dirigirse a una economía diversificada y globalizada y es lo que estamos impulsando desde el DDEC y todas sus agencias adscritas”.

Entretanto, Muñiz, planteó que más allá de promover que los dueños de mega yates acudan a la Isla para vacacionar, buscarían insertarse en el mercado de mantenimiento y reparación de las embarcaciones.

De hecho, la proyección del DDEC es que en los próximos 5 años aumente a $100 millones los ingresos que se obtienen de dichas visitas.

Para Muñiz, Puerto Rico se perfila como un mercado competitivo para este sector debido a los beneficios contributivo de la Ley 20 y la Ley 22. Además, resalta que el costo de combustible en el país es más barato que las demás islas en el Caribe, y que se cuenta con una mano de obra especializada para trabajar con este tipo de yates.

Mientras, el DDEC argumentó que la Isla tiene tarifas competitivas de servicios portuarios y de embarcaderos, que tiene capacidad para que las embarcaciones puedan atracar de costado, y a los residentes de Estados Unidos no se les requieren pasaporte para viajar al país.
 


Comentarios

comments powered by Disqus