Inicio»

Economía

Nota publicada hace más de 60 días.

Aumenta la proporción de pobres que trabajan en P.R.

(Archivo/NotiCel)

CyberNews
17/09/2015 04:18 pm

La proporción de personas que trabajan y son pobres en Puerto Rico aumentó del año 2008 a 2014, a la vez que aumentó la proporción de empleo a tiempo parcial, según informó el jueves el Centro de Información Censal (CIC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a la Encuesta sobre la Comunidad 2014, la proporción de trabajadores pobres subió de 21 por ciento en 2008 a 22 por ciento en 2014, y la cantidad de personas empleadas a tiempo parcial que son pobres aumentó de 42 por ciento en 2008 a 45 por ciento en 2014.

“La proporción de trabajadores pobres está directamente relacionada al salario mínimo y al empleo a tiempo parcial. La proporción de personas empleadas con un empleo a tiempo parcial se duplicó de 2000 a partir de 2005, a raíz de la aprobación de una ley que les quitó los beneficios marginales a empleados a tiempo parcial. Esa ley benefició a las empresas, sobre todo a las megatiendas, pero fue en menoscabo del bienestar de unos 400,000 trabajadores. Lo mismo sucederá si reducen el salario mínimo: favorecerá a las empresas mientras aumentará las personas cuyo trabajo no les permite salir de la pobreza.”, indicó el director del único CIC en Puerto Rico ubicado en la Universidad de Puerto Rico en Cayey, doctor José Caraballo Cueto, en un comunicado de prensa.

La proporción de trabajadores pobres es más alta en algunos pueblos de la Isla como en Salinas (37 por ciento) y Arroyo (33 por ciento), y menor en municipios de ingresos altos como Guaynabo (13 por ciento). También incide más sobre los hombres que trabajan, quienes tienen un 24% en 2014, menor a la tasa de las mujeres que es de 19 por ciento.

“Esta situación pudiese responder a que los hombres tienen en promedio una escolaridad menor a las mujeres, haciendo que se concentren más en ocupaciones de salarios bajos”, explicó el doctor Caraballo Cueto.

De acuerdo con el Director del CIC, los umbrales de pobreza utilizados son los mismos que define el Negociado del Censo para el promedio de Estados Unidos, por lo que hay un debate sobre si esos umbrales son aplicables a Puerto Rico. Hay dos razones por la que esos umbrales no son tan ajenos a la realidad socioeconómica de Puerto Rico. Primero, hay una literatura extensa argumentando que esos umbrales no son óptimos para Estados Unidos ya que son muy bajos y no se revisan en años. Por otro lado, el costo de vida de Puerto Rico está en el promedio de Estados Unidos, según el estudio de Costo de Vida (COLI) preparado por el Instituto de Estadísticas en conjunto con una organización de Estados Unidos (C2ER). Por lo que no se puede concluir a priori que esos umbrales son muy altos para Puerto Rico.

“Una persona que trabaja debería en principio devengar lo suficiente para poder satisfacer sus necesidades básicas. Hay que promover la creación de buenos empleos, no de cualquier empleo, si queremos desarrollar más al País. Hay que enfocarse en aumentar la productividad al aumentar la producción en sectores de alto valor añadido y competir con la producción de los países ricos, donde se pagan mejores salarios que permitan superar esta situación. Bajar el salario mínimo no es una receta recomendable: empobrecerá más al País y crearía pocos empleos ya que bajará la demanda agregada y hasta aumentaría la migración”, aseguró el también doctor en economía. 

Según el director del CIC, la Encuesta sobre la Comunidad es actualmente la única base de datos disponible en Puerto Rico para medir la pobreza. El CIC en UPR Cayey es una entidad adscrita al Negociado del Censo, cuyo fin es diseminar los datos de los censos económicos y poblacionales a las distintas comunidades. También realizan estudios hechos a la medida.  


Comentarios

comments powered by Disqus