Inicio»

La Calle

Nota publicada hace más de 60 días.

Paciente de salud mental muere electrocutado por policías

La Policía intentó controlar al hombre con dos descargas de una pistola eléctrica. (Josian E. Bruno / Archivo NotiCel)

NotiCel /CyberNews
09/12/2015 06:34 am
09/12/2015 03:17 pm

Jeremías José Fred, 34 años, murió el lunes en la noche, luego de recibir dos descargas de una pistola eléctrica por parte de agentes de la Policía, que intentaban controlarlo, mientras se encontraba en su barrio Mameyal, en Dorado.

El agente Luis Rivera Méndez y el sargento Gabriel Acevedo Pérez llegaron a la calle 13, del barrio Mameyal, en Dorado a las 9:38 p.m. del lunes, luego de que se les informara que el hombre se estaba autoinfligiendo golpes y heridas. 

Cuando llegaron a la casa, el individuo se encontraba tendido en el piso lleno de sangre. Según la versión oficial, Fred había estado golpeando su cabeza contra la pared, las palmeras y una puerta de madera, donde dejó parte de su oreja. El hombre supuestamente agredió también a vecinos que lo habían intentado ayudar y a los paramédicos que se encontraban en la zona, por lo que fue descrito como una persona "agresiva" por la Policía.

Al notar la presencia policíaca, quienes le dan voz de alerta, el joven agredió al agente Rivera Méndez con las manos, por lo que el sargento Acevedo Pérez le aplicó el arma paralizante.  El agente Rivera Méndez le aplicó una segunda descarga al ver que el hombre continuaba agresivo, según el informe oficial.

El paramédico, Daniel Bermúdez, quien  acudió a la escena junto a la policía, le brindó los primeros auxilios y lo transportó al CDT de Dorado donde llegó sin signos vitales.

Agentes adscritos al Cuerpo de investigaciones Criminales de Vega Baja investigan los hechos junto al fiscal Filip Messa y el Negociado de Investigaciones Especiales.

Piden limitar el uso de "tasers"

Portavoces de la organización Amnistía Internacional de Puerto Rico recomendaron el miércoles limitar el uso de dispositivos de descargas eléctricas, mejor conocidas como “taser gun”.

“La recomendación de Amnistía Internacional, es limitar el uso de ‘tasers’ a situaciones en donde pueden usarse como sustitución de fuerza letal, es decir cuando la vida del agente de la policía o terceras partes está en riesgo inminente”, indicaron los portavoces de la entidad en una declaración escrita.

Los miembros de la organización basaron sus comentarios en una investigación de Amnistía Internacional y Omega Research Foundation, que establece que el uso de los dispositivos eléctricos “tasers” causa dolor extremo y los daños secundarios como la caída pueden causar la muerte.

Indicaron que otro informe de Amnistía Internacional USA expone que al menos 450 personas murieron después de haber recibido descargas electrónicas de “tasers” entre el 2001-2012 en Estados Unidos.


Comentarios

comments powered by Disqus