Inicio»

Vida

Nota publicada hace más de 60 días.

Familia de Mónica celebra victoria en el primer set

Abuelos maternos de Mónica Puig. (Juan R. Costa / NotiCel)

Gabriela Saker Jiménez
13/08/2016 05:33 pm

El sonido estrepitoso de "Yo soy boricua pa' que tú lo sepas" contagia a todos en el interior del restaurante en Condado donde la familia de Mónica Puig es testigo, con atención, nervios y entusiasmo, de la disputa por el oro en tenis olímpico femenino.

La sonrisa de la abuela de Puig, Astrid Puras de Marchán, no deja de dibujarse en su rostro, mientras agita los puños ante cada punto que anota su nieta. "Mónica, Mónica", corean primos, tíos, amigos, todos juntos.

Entre copas de vino y de champagne, mimosas, gin and tonic y botellas de cerveza, la familia de Puig grita, se levanta, golpea duro el zafacón de metal, hace ruido con todo lo que tiene para disparar energía a la destacada deportista olímpica, quien ya hizo historia al convertirse en la primer mujer en ganar medalla para Puerto Rico.

"Qué bonita bandera, qué bonita bandera, qué bonita bandera es la bandera puertorriqueña", cantan a coro ancianos y niños, mujeres y hombres mientras ondean banderas boricuas frente a la enorme pantalla en la que el #PicaPower de Mónica Puig se impone ante la alemana Angelique Kerber, la segunda mejor del mundo.

"Si ella gana, esto es lo mejor que le va a pasar a Puerto Rico en buen tiempo", dice una mujer. "Por lo menos hay una noticia positiva de Puerto Rico en mucho tiempo, va a haber algo bueno", insiste minutos después.


Comentarios

comments powered by Disqus