Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Gutiérrez fustiga la flojera del liderato político con PROMESA

Luis Gutiérrez (Archivo / NotiCel)

Damaris Suárez
19/08/2016 04:56 am

Para el congresista Luis Gutiérrez el gobierno estadounidense legisló para imponer una Junta de Control Fiscal en respuesta a la debilidad del liderato político de origen puertorriqueño que terminó abrazando la legislación que inicialmente criticaron.

El propio congresista confirmó que optó por abogar por Oscar López ante el presidente Barack Obama en vez de cabildearle en contra de PROMESA. Anteriormente, también se le había señalado al congresista no estar activo públicamente en el cabildeo en contra de PROMESA, aunque en la recta final del proceso legislativo federal se opuso vocalmente y presentó enmiendas a la medida que fueron derrotadas.

Gutiérrez, único congresista de origen puertorriqueño que votó en contra de PROMESA dijo a NotiCel que, a su entender, el Presidente sintió esa debilidad del liderato al tiempo que nunca le llegó el mensaje de la oposición a la legislación de gran parte del pueblo puertorriqueño.

“Escuchen los discursos de las personas de origen puertorriqueño denunciando inicialmente que era malo… eventualmente votaron a favor… cuando tú aceptas… y dices desafortunadamente tenemos que aceptar lo mediocre e injusto porque lo que viene es algo, tu enemigo, con quien estás negociando, lo sabe. Ellos sienten esa debilidad”, explicó.

Para el congresista demócrata por Illinois, hubiese sido mejor votar en contra y no aceptar el argumento de que PROMESA era lo único que se podía hacer para manejar la crisis de la deuda.

“Es lo único posible para manejar la crisis si tú aceptas que el Partido Demócrata ni el presidente Obama no se va a parar a defender a Puerto Rico o hacer mucho más. Pudo haber sido distinto… Pero no voy a limitarlo a un Comisionado Residente y a un Gobernador. Fue mucho más grande que eso. No se sintió en el Partido Demócrata. Creo que el presidente Obama no sintió que el pueblo de Puerto Rico estaba en contra”, sostuvo Gutiérrez.

Contrastó la forma en que Casa Blanca ha empujado su agenda para lograr tratados y acuerdos con países como Irán y Cuba, con los que EE.UU. no ha tenido relaciones diplomáticas en décadas, pero no así con Puerto Rico.

“Cuando el Presidente vio a Puerto Rico lo vio como otro problema más. Vamos a buscarle una solución que no tenga que dar mucho capital político. ¿Cómo lo hago? Me pongo a negociar con los republicanos. Que sea una propuesta de los republicanos. Al final, eran más los demócratas que votaron a favor de PROMESA que los republicanos”, reiteró.

Criticó que el gobierno federal no quisiera aprobar un rescate para Puerto Rico cuando recientemente el gobierno federal le garantizó $500 millones a Túnez.

Durante la reunión que citara el presidente Obama con los congresistas de origen puertorriqueño para discutir el entonces proyecto PROMESA, Gutiérrez no expresó oposición a dicha ley porque ya sabía que Casa Blanca tenía una posición tomada y él no iba a cambiar su voto en contra, pero aprovechó para abogar por la excarcelación de Oscar López, según aseguró.

“Yo no puedo venir a Puerto Rico, pararme en una tarima y demandar que el presidente libere a Oscar y estar a cinco pies del Presidente y no decírselo. No puedo estar a cinco pies del Presidente y no hablarle de Oscar”, insistió. 

Gutiérrez sostuvo que tuvo que hacer un esfuerzo para no debatir el asunto de PROMESA a sabiendas que era el único en la reunión que estaba en contra de la medida para concentrarse en discutir el asunto de López.

“Yo fui a la reunión sabiendo que él iba a hablar de eso (PROMESA) y que yo le iba a decir que no. Fui con la intención de preguntarle por Oscar. O sea, él tenía su agenda y yo tenía mi agenda. Nos reunimos y me parece que esa reunión, él dijo '¿Tú me estás hablando de un señor ya de edad avanzada?'”, relató.

Lamentó que el Presidente, aunque todos los sectores ideológicos del país favorecen la liberación de López, refiriera su caso al Departamento de Justicia federal para seguir el mecanismo interno de esa dependencia para solicitar indultos.

“El asunto no está en su despacho. Está atascado en el proceso burocrático de Justicia. Oscar es especial. Su caso es único y en ese proceso se pierde. No hay otro prisionero político que lleve 35 años encarcelado”, señaló.

Gutiérrez recalcó la importancia de la actividad multitudinaria que se llevará a cabo el domingo, 9 de octubre en el parque Lafayette justo frente a la Casa Blanca, una actividad para la cual es medular la participación de la diáspora, dijo.

Lea también

La verdad sobre PROMESA (vídeos)

TEMAS:

Comentarios

comments powered by Disqus