Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

La Junta Fiscal es una enmienda "de facto" a la Constitución ELA

Carlos Ramos. (Josian Bruno Gómez / NotiCel)

Damaris Suárez
02/10/2016 04:35 am

Para el abogado constitucionalista Carlos Ramos, la primera reunión de la Junta de Control Fiscal (JCF) tiene como efecto práctico la enmienda unilateral de la Constitución de Puerto Rico. Según Ramos, con el inicio oficial en funciones este organismo, se le arrebata a los gobernantes las responsabilidades que le confiere la Carta Magna para transferirlas a un cuerpo ajeno nombrado por el gobierno estadounidense.

“Hemos visto que la Constitución de Puerto Rico, en algunos aspectos esenciales a partir del pasado viernes ha quedado enmendada para todos los efectos prácticos, porque funciones que típicamente le correspondían al gobierno de Puerto Rico como las decisiones sobre el futuro de las finanzas de las agencias y corporaciones públicas, ahora están en manos de un cuerpo extraño que nombrado por el Congreso de Estados Unidos va a cogobernar”, sostuvo.

Ramos señaló que el presidente de la Junta, José Carrión III, utilizó un eufemismo al llamar “socio” al gobierno que sea electo en noviembre próximo ya que ha comenzado un cogobierno federal sobre el gobierno de Puerto Rico.

“Lo que hemos visto este viernes es cómo un grupo de norteamericanos han tomado para todos los efectos prácticos el control del gobierno central y de agencias y corporaciones públicas. Han enmendado la Constitución de facto. El proceso de PROMESA nos va a llevar a estar respondiendo a preguntas de esa Junta de Control Fiscal para que esa junta tome decisiones que en su momento parecerán sugerencias pero que serán las que se establezcan gobernando aspectos esenciales del país por este grupo que nosotros no hemos electo”, puntualizó.

Ramos anticipó que a largo plazo los efectos del establecimiento de la JCF no resolverán los problemas del país pues este grupo de representantes del gobierno estadounidense viene a cobrar para las chequeras de los bonistas.

Aunque era anticipable desde verano cuando se aprobó la ley que establece ese organismo (PROMESA), el abogado admitió que la primera reunión del pasado viernes en la que quedó debidamente constituida la Junta como organismo de trabajo no dejó de ser impactante debido a que es la implementación oficial de lo que se dice en la letra de la legislación.

“A mí me impactó ver oficialmente este grupo de representantes del gobierno de EEUU. Aunque algunos miembros hayan nacido aquí siguen siendo una entidad de norteamericanos que se deben a ese gobierno. Uno no puede confundirse con la fraseología de que vienen a ser socios de nuestro pueblo. El único pueblo que tienen en mente es el de EEUU. No importan lo que digan”, señaló el profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

El establecimiento de la Junta, de acuerdo al constitucionalista, retrae a Puerto Rico a las formas en que el gobierno estadounidense gobernaba al país a principios del pasado siglo bajo la Ley Foraker y la Ley Jones, la legislatura de Puerto Rico estaba sometida al gobernador de turno nombrado por el presidente de los EEUU.

“El país que se remita a la historia de Puerto Rico a principios del pasado siglo para ver similitudes con la forma en que se relacionaba el gobierno estadounidense con la Isla. ¿Cómo se dio esa dinámica y cómo se dirigían unos a otros? Tenemos que volver a estudiarla porque, aunque han pasado más de 100 años, esa es nuestra nueva realidad”, aseguró.

TEMAS:

Comentarios

comments powered by Disqus