Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

AES obsequió toneladas de cenizas de carbón a alcaldes

El presidente de AES, Manuel Mata, recibió a los medios de comunicación. (Josian E. Bruno/ NotiCel)

Sandra Torres para NotiCel
02/12/2016 04:30 am
Vídeo

Municipios como Guayama y Salinas recibieron gratis cientos de toneladas de cenizas de carbón solo con solicitárselo a la planta Applied Energy Systems (AES) en Guayama, quien pedía antes el aval de la Junta de Calidad Ambiental (JCA). 

Fueron los alcaldes quienes querían usar esos desechos en sus respectivos proyectos de construcción de carreteras según reveló ayer el ingeniero Manuel Mata, presidente de AES. Sin embargo, no quiso dar más información sobre cuáles otros alcaldes hicieron la solicitud, quienes debían llenar un papel pidiendo la donación del material por la JCA como un desperdicio no peligroso.

“Si un alcalde de Guayama me dice ‘AES tenemos un problema, porque no hay acceso en la población tal, no pueden salir las ambulancias’ y me lo pasan por escrito, yo tengo las cartas. Y si la Junta de Calidad Ambiental dice que todo está bien, a ese municipio le regalamos el material”, dijo el ejecutivo en conferencia de prensa realizada en las instalaciones de la planta.

“Si la pregunta es si regalamos Agremax al municipio de Guayama y a otros municipios, la respuesta es sí, y me siento orgulloso de haberlo hecho”, afirmó Mata al presentar una misiva enviada a AES por Héctor Luis Colón Mendoza, alcalde de Guayama hasta el 2008.

Las declaraciones del principal ejecutivo de AES surgieron tras las denuncias de varios sectores que acusan a la carbonera por el manejo inadecuado de esos desperdicios sin la debida protección al terreno.

“El tamaño de la pila es relativo, hay que ver qué es alto o qué es bajo para usted”, reaccionó Mata al ser abordado en cuanto a la montaña de cenizas expuesta en la planta de Guayama.

Según el jefe de AES, la empresa no cubre el terreno con "liners" debido a una regla establecida por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) del 17 de abril de 2015, que les obliga a aplicar otros mecanismos de control.

“No significa que tienen que estar dentro de un tanque, tiene que haber control del polvo fugitivo que en este caso son asperjadores que riegan agua y el agua se recoge y se recicla y se envía otra vez a las lagunas. Además de controles de erosión, publicar en Internet en cuanto al manejo de agua de lluvia, manejo de polvo fugitivo”, explicó el licenciado Pedro Reyes, asesor legal ambiental de la empresa.

“Si le ponen liners quedan excluidos totalmente de la reglamentación. Si no tienes liners se cumple con la reglamentación o tienes liners o cumples con la reglamentación”, agregó el licenciado Reyes.

Asimismo, Reyes desmintió que los controles establecidos por la empresa para evitar que el agua de lluvia que cae sobre las cenizas, contaminen el Acuífero del Sur.

“Primero que no hay un acuífero del sur, hay acuíferos confinados separados. Esa falacia del acuífero del sur quedó desmentida hace muchos años, pero todavía se sigue usando la palabra del gran acuífero del sur y eso no existe, porque hay un gran acuífero del norte, pero no hay un acuífero del sur, lamentablemente”, aseguró el abogado al reiterar que la empresa toma muestras mensualmente del agua subterránea.

Por otra parte, el principal ejecutivo de AES arremetió contra los grupos opositores al depósito de cenizas en Peñuelas Valley Landfill (PVL) a quienes acusó de desinformar al país.  Esto, amparado en las declaraciones del director de la JCA, Weldin Ortiz, quien ha hecho declaraciones defendiendo la no peligrosidad de las cenizas de carbón.

Además insistió en que esa planta termoeléctrica es necesaria para garantizar la continuidad del servicio de energía eléctrica en el país.

“Hace aproximadamente hace dos meses hubo un apagón en Puerto Rico y es muy importante que el próximo año y los siguientes no tengamos apagones continuos. No es lo mismo tener un apagón al año que tener un apagón mensual”, dijo.

“En el caso de que hubiera una planta de la Autoridad (de Energía Eléctrica) para sustituir a esta planta, esa planta cuesta el doble del kilovatio hora de lo que cuesta la nuestra. Es decir que si usted del 15 por ciento paga cien pesos y ahora esa energía si llega de otra planta, va a pagar el doble”, agregó al citar palabras del director ejecutivo de la AEE, Javier Quintana.

De otro lado, Mata comparó la toxicidad que contiene el Agremax con la tierra natural de Puerto Rico.

“El contenido de arsénico en las cenizas es igual que el de la tierra. Se tomaron muestras de distintas zonas en Puerto Rico y la tierra de su casa tiene los mismos componentes que las cenizas”, apuntó.
 


Comentarios

comments powered by Disqus