Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Los políticos que más dinero recibieron por favorecer PROMESA

Paul Ryan fue uno de los políticos que recibió dinero en el cabildeo por PROMESA. (Archivo / NotiCel)

NotiCel
10/01/2017 04:30 am

Durante los meses en que se presentaron y discutieron en el Congreso de los EE.UU. los distintos proyectos legislativos que darían forma a la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés), los representantes y senadores directamente relacionados con estos proyectos recibieron donaciones en fechas clave, asunto que podría resultar cuestionable.

Tales donaciones procedieron de los comités políticos de acción (PAC, por sus siglas en inglés) de las empresas, compañías, organizaciones de trabajadores u organismos federales que cabildearon directamente por alguno de los proyectos que concluirían en PROMESA (e incluso, en ocasiones, por todos ellos). Asimismo, muchos empleados de estas compañías contribuyeron, de forma individual, a apoyar a las candidaturas de los representantes o senadores implicados en el texto legal que definiría el futuro de Puerto Rico. Las denominadas contribuciones individuales están permitidas por la Constitución norteamericana como una forma de expresión y el objetivo de las mismas no se divulga en los informes.

A continuación, se procederá a indicar algunas de estas donaciones y quiénes fueron los políticos que las recibieron:

Paul Ryan: el presidente de la Cámara de Representantes de los EE.UU. y una de las máximas figuras del Partido Republicano recibió donaciones procedentes de los PAC de Honeywell International, Bristol-Meyers Squib. Co Employee y United Technologies durante los días 20 y 21 de abril de 2016. Dichas aportaciones sumaron un total de $9,000. La peculiaridad es que tales cantidades de dinero se donaron tan solo diez días después de que el proyecto  H.R.4900 – PROMESA se presentase a la Cámara baja. Ni tan siquiera fue referido a comité alguno. Fuertemente criticado por abrir espacio a una posible reestructuración e incluso quiebra de las oficinas públicas y el gobierno de Puerto Rico, tuvo que ser redactado de nuevo.

Por otra parte, dos trabajadores de New York Life Insurance, la mayor compañía de fondos de seguros de vida del país, quien cabildeó por los proyectos H.R.5278 PROMESA y S.2328: PROMESA, concedieron importantes donaciones a Paul Ryan en fechas relevantes. Se trata de James C. Powell, banquero de inversión, quien donó $1,500 a su candidatura tan solo dos días después de que el proyecto H.R.5278 PROMESA se presentara en la Cámara de Representantes y fuera referido a los distintos comités. Otra empleada, la agente Carrie Hall, aportó $1,000 el 3 de junio, jornada en la que fue emitido el primer informe de enmiendas producido por el Comité de Recursos Naturales, presidido por el también representante republicano Rob Bishop.

Sean Duffy: el representante del distrito 7 de Wisconsin por el Partido Republicano en la Cámara de Representantes, considerado el padre de PROMESA (elaboró los proyectos de ley H.R.4900 y H.R.5278), y recibió múltiples donaciones a su candidatura. El total de estas contribuciones, enmarcadas en el periodo clave de las negociaciones por PROMESA, ascendió a $17,975. De ellas, cabe destacar los $2,000 aportados por United Technologies a tan solo 2 días de la resolución de diferencias en el Senado del último proyecto, que daría lugar a la polémica ley, o los $3,000 de Citigroup el mismo día en que fue ratificada mediante firma del presidente, Barack Obama.  Ese mismo 30 de junio, Allstate Insurance también le aportó otros $2,000.

Orrin Hatch: el senador republicano por Utah, quien ahora también ejerce como presidente del Grupo de Trabajo del Congreso sobre Puerto Rico, organismo encargado de idear un plan de medidas que impulse a la debilitada economía isleña, recibió $1,000 de AES Corp., un día antes de que PROMESA fuese aprobada por el presidente. Además, entre el 23 de marzo y el 21 de junio de 2016, Hatch recibió donaciones de los PAC de las compañías New York Life Insurance, AES Corp., AT&T y Coca Cola, por valor de $7,000.

Rob Bishop: el representante del Distrito 1 de Utah por el Partido Republicano en el Congreso de los Estados Unidos recibió $2,500 por parte de The Coca-Cola Company Nonpartisan Committee For Good Government el 19 de mayo de 2016, un día después de que el proyecto de ley H.R.5278 PROMESA fuera remitido al Comité de Recursos Naturales, el cual también preside. Asimismo, entre el 31 de mayo y el 1 de abril de 2016, recibió dos donaciones por valor de $2,500 cada una de la empresa multinacional estadounidense de ingeniería aeroespacial Honeywell International.

Frank James "Jim" Sensenbrenner, Jr.: el representante del Distrito 5 de Wisconsin por el Partido Republicano, co-auspiciador del proyecto de ley H.R.5278 – PROMESA (que constituyó las bases fundamentales de la ley final aprobada), recibió $2,000 de Honeywell International tan solo dos días antes de la aprobación de la ley.

Sam Graves: el representante del Distrito 6 de Missouri por el Partido Republicano fue autor de una de las enmiendas al proyecto de ley H.R.5278 – PROMESA. Mediante la misma, procuró que se asegurasen los sistemas de transporte público financiados por el gobierno federal como un servicio esencial para Puerto Rico. Fue aprobada y añadida por votación oral.

Graves recibió $1,000 de la aseguradora estadounidense con sede en Illinois, Allstate Insurance.
Bradley Roberts Byrne: el representante del primer distrito de Alabama por el Partido Republicano presentó, el 9 de junio de 2016, una enmienda al proyecto de ley H.R.5278 – PROMESA, por el cual se establecía un plazo de 18 meses para la presentación del informe que detallase cómo Puerto Rico alcanzó su estado actual de insolvencia. Dicha enmienda fue aprobada y añadida por votación oral.

Byrne recibió una donación del PAC del conglomerado tecnológico norteamericano United Technologies por valor de $4,500 el 19 de mayo de 2016, etapa en la que se estaba procediendo a la negociación de los términos del proyecto de ley H.R.5278 – PROMESA. Ese mismo día, Praxair Inc donó a su campaña $1,000. El 25 de mayo de 2016, Honeywell aportó $500. El 14 de junio de ese mismo año, recibió $2,500 de parte de New York Life Insurance.

Curiosamente, Michelle MS Dimarob, directora de Asuntos del Gobierno Federal de la compañía transnacional de comida, bebida y tabaco Altria, donó de forma individual un total de $1,000 en dos partidas similares de $500. Lo interesante de ambas contribuciones económicas son sus fechas: la primera, el 25 de mayo de 2016, apenas 11 días antes de que Byrne presentase su enmienda mencionada, y la segunda, el 30 de junio, fecha en que la Ley PROMESA fue aprobada.

José Enrique Serrano: el representante del 15vo distrito de Nueva York por el Partido Demócrata y originario de Mayagüez, fue uno de los máximos defensores de los derechos de los puertorriqueños a lo largo del proceso de negociación y aprobación de PROMESA. Presentó una enmienda al proyecto de ley H.R.5278 – PROMESA, en donde persiguió, según indica el texto, “preservar la capacidad de la Comisión de Puerto Rico para la Auditoría Integral de la Deuda Pública de continuar su labor en el análisis de la legalidad de ciertas deudas emitidas por el Estado Libre”, enmienda que fue aprobada por votación oral.

A diferencia de sus colegas republicanos, Serrano recibió el apoyo por parte de los PAC de distintas organizaciones y asociaciones federales de trabajadores. De este modo, el 18 de abril de 2016 recibió $2,000 de parte de la American Federation of State, County and Municipal Employees, la más importante unión de empleados de servicios públicos de los Estados Unidos, quienes también representan a retirados. Tres días antes de la aprobación de PROMESA, dicha unión le hizo llegar a su candidatura otros $1,000 más.

Sin embargo, Serrano recibió un mayor número de contribuciones en el ámbito de las aportaciones individuales. De este modo, entre el 28 de marzo y el 28 de junio de 2016, el representante demócrata recibió un total de $15,775 a través de donaciones privadas que se tramitaron a través de Act Blue, una ONG que dispone de un PAC online que permite a interesados particulares (e incluso a grupos) aportar donaciones a través de su plataforma. Debido a ello, en los registros de la Comisión Federal de Elecciones no aparecen los nombres de quienes donaron, si no que se indica: "Contribución a través de esta organización".

Norma Judith Torres: la representante del Distrito 35 de California por el Partido Demócrata y originaria de Guatemala, también fue una de las máximas defensoras del ciudadano puertorriqueño en los procesos de negociación de la Ley PROMESA. Torres presentó una enmienda al proyecto de ley H.R.5278 - PROMESA mediante la cual pretendía eliminar el establecimiento del salario mínimo de $4.25 a todos los puertorriqueños menores de 25 años, una de las cláusulas más polémicas presentadas por el texto de Duffy. Tras una votación en la Cámara, en donde se registraron 225 votos republicanos en contra frente a 181 votos demócratas y 15 votos republicanos a favor, la enmienda tiene el triste reconocimiento de ser la única de las presentadas que fue rechazada por sus colegas.

Norma Torres recibió múltiples donaciones procedentes de empresas que cabildearon por distintos proyectos de ley previos a PROMESA. Entre ellas está AMGEN, quien donó $1,000 el 31 de mayo de 2016. Sin embargo, las aportaciones llegaron, principalmente, de organizaciones de trabajadores y PACs de empleados de las empresas indicadas. De este modo, también fueron donantes a su campaña la International Association of Machinists and Aerospace Workers, con $5,000 el 7 de junio de 2016, entidad que repetiría con la misma cantidad en otra donación el 30 de ese mismo mes. Por su parte, United Automobile Workers, sindicato de trabajadores que representa tanto a los Estados Unidos como a Canadá y a Puerto Rico, concedió $2,500 a su candidatura el 30 de marzo de 2016. 

En el plano de las contribuciones individuales, se repite el mismo escenario que en el caso de José Enrique Serrano. A través de Act Blue, y en el periodo que comprende desde el 20 de marzo al 30 de junio de 2016, Torres recibió un total de $5,750.

Brian Schatz: este senador por Hawaii por el Partido Demócrata es uno de los mayores reclutadores de donaciones y co-auspiciador del último proyecto de ley que daría lugar a PROMESA, el S.2328.

En el caso de Schatz, resulta particulamente destacable el alto volumen de aportaciones individuales que, debido a que fueron emitidas a través de Act Blue, se desconoce la procedencia de las mismas. Así, entre el 3 de marzo y el 30 de junio de 2016, el senador demócrata recibió un total de $10,945. Sin embargo, solamente el día en que PROMESA fue aprobada, ingresó $4,355.

A pesar de dichas cifras, cabe destacar que la mayor parte de estas aportaciones individuales procesadas a través de la ONG citada y dirigidas a la candidatura de Schatz se circunscribieron a cifras muy pequeñas, las cuales rondaron, de media, entre los $30 y $50.

También lee:

Poderosa inversión de cabildeo para parir PROMESA


Comentarios

comments powered by Disqus