Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

UPR desarrolla proyecto comunitario para atender la salud mental

Emily Sáez y Marizaida Sánchez (Suministrada)

Perla Del Mar Rodríguez-Fernández / Especial para NotiCel
17/02/2017 05:57 am

La Universidad de Puerto Rico (UPR) presentó esta semana su nuevo proyecto de salud mental y servicio comunitario. Esta vez, para atender al residencial El Prado en Río Piedras y cinco escuelas públicas en los pueblos de Cayey y Coamo.

Este proyecto conjunto entre los recintos de Río Piedras y Ciencias Médicas, tiene como meta mitigar los estigmas sobre los servicios de salud mental y brindar los mismos de forma gratuita.

Dentro del proyecto hay dos partes. El primero es el Proyecto de Salud y Bienestar Social, que atenderá dos escuelas en Cayey y tres en Coamo.

El primer paso constará de psicoeducación, pero no solo a los estudiantes. ‘‘También a los padres, madres o titís. Estos son proyectos para toda la comunidad’’, explicó Marizaida Sánchez, directora de la División de Servicios Comunitarios de la Escuela Graduada del Recinto de Ciencias Médicas.

‘‘La idea de este proyecto es promover a la Universidad como lo que es: un centro de servicios para el país’’, continuó Sánchez.

El propósito del proyecto es impactar a casi dos mil estudiantes, sus seis comunidades geográficas, dentro de un periodo de doce meses. A largo plazo, esto es casi el 90% de la matrícula de estas escuelas, según explicó la directora del programa.

La segunda parte integrará sesiones grupales para atender situaciones particulares. Según explicó Sánchez, las sesiones grupales, además de ser un apoyo para la persona, son costo-efectivas para el proyecto. Si las sesiones grupales no fueran suficientes, se establecerían sesiones individuales, semanalmente. Si esto tampoco funciona, pasarían a ser referidos, y en esa parte de la terapia, el proyecto contará con el apoyo de la Pontificia Universidad Católica de Ponce.

El segundo proyecto estará a cargo de la División de Servicios Comunitarios y el Instituto de Investigación Psicológica, que se encargarán de atender a niños y niñas entre 6 y 18 años de edad. Los servicios van dirigidos a víctimas de abuso sexual, físico, emocional o por negligencia.

‘‘Lo primero que hay que saber es que la violencia comunitaria no solo se da porque mataron a alguien frente a mí, también se da en el bullying’’, aclaró David Pérez Jiménez, director interino del Instituto de Investigación Psicológica.

‘‘Los servicios que se brindan en El Prado son servicios basados en evidencia. Evidencia de que funcionan y en que no deben ser solo para los que los pueden pagar’’, añadió el Director interino del Instituto de Investigación Psicológica.

Dentro de este proyecto, se impactan alrededor de 210 niños y adolescentes de las comunidades de vivienda pública. De hecho, la División de Servicios Comunitarios y el Instituto de Investigación Psicológica está en revisión para renovar su contrato con el Departamento de Justicia.

‘‘Cabe mencionar que durante el último año, el liderato comunitario del Padro ha sido una gran ayuda en el proceso, al grado que han logrado erradicar los puntos de droga’’, destacó Pérez Jiménez.

Entre ambos proyectos, reciben un total de 800 mil dólares en fondos públicos. Por eso, decidieron unir fuerzas para maximizar recursos y alcance. Asimismo, añadieron un componente de evaluación y divulgación de logros para promover la transparencia en el uso de fondos públicos.


Comentarios

comments powered by Disqus