Inicio»

La Calle

Preso tras agredir a maestra en escuela de Bayamón

(Archivo / NotiCel)

Carla García / Especial para NotiCel
17/02/2017 08:13 am

Según la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), una maestra de primer grado de la Escuela Virgilio Dávila de Bayamón, fue agredida por el padrastro de un estudiante la mañana del jueves a eso de las 10:30 a. m. luego de que esta no accediera a atenderlo. Mientras, el Departamento de Educación desmiente los hechos de agresión hacia la maestra.

“Ángel Bonet, de 22 años y padrastro de un estudiante, ocasionó un incidente de violencia y alteración frente al portón del plantel a las 9:35 a.m.”, menciona Educación.

El agresor burló la presencia de un guardia de seguridad saltando una verja para entrar al plantel y vandalizar la oficina donde rompió cristales y otra propiedad.

El hombre fue ingresado a prisión, luego de que no prestara la fianza impuesta por los delitos imputados, informó la Policía.

Según el reporte, Bonet Martínez, de 22 años de edad, fue acusado por daños agravados, alteración a la paz  y por entrada indebida aun plantel escolar (Ley 30).

La jueza Nydia del Carmen Ríos Jiménez, del Tribunal de Bayamón, determinó causa para arresto y le impuso una fianza de 20 mil dólares la cual no prestó, por lo que fue ingresado en la Cárcel Regional de Bayamón.

El viernes, 3 de marzo de 2017 será la vista preliminar.

El Dr. Iván Benítez Canales, ayudante especial interino del Distrito de Bayamón, mencionó que el individuo estaba acompañado por su esposa mientras ocurrían los hechos.

Según la FMPR, “El individuo ya tenía un historial de agresiones y anteriormente en una ocasión golpeó a una estudiante con su auto a las afueras de la escuela”.

La maestra, aún no identificada, no quiso someter cargos por la agresión. El arresto y los cargos sometidos fueron por vandalismo e incumplimiento de la Ley 30 que prohíbe la entrada no autorizada en las escuelas y otras entidades educativas.  

La información emitida por la FMPR, fue gracias a los padres de los estudiantes, quienes creían pertinente hacer público lo ocurrido, mientras que los demás maestros no querían que se divulgara a pesar de que estos dijeron estar aterrados por la situación.

Como parte de las medidas para salvaguardar la seguridad del niño, hijastro del agresor, y otros empleados de la escuela se contempla la posibilidad de reubicar a los estudiantes en otro plantel.

La organización magisterial exigió que se le brinde ayuda psicológica a la maestra y niños que estuvieron presentes al momento de la agresión.


Comentarios

comments powered by Disqus