Inicio»

Ahora

Nota publicada hace más de 60 días.

Rosselló Nevares no acepta el matrimonio gay, pero si lo invitan va

El gobernador Ricardo Rosselló y la representante María Milagros Charbonier durante la actividad de Clamor a Dios en 2015. (Josian Bruno Gómez / Archivo NotiCel)

Tatiana Díaz Ramos
18/03/2017 08:34 pm
Vídeo

Si lo invitan a una boda entre personas del mismo sexo va. Sin embargo, es incapaz de reconocer con el pronombre matrimonio a esa unión porque “es una cuestión de fe”. De esta manera el gobernador Ricardo Rosselló Nevares ataja el asunto del matrimonio igualitario cuestionado por NotiCel.

El Gobernador no ha ido a una boda gay, “pero tengo amigos y personas en el gobierno que son pareja, algunos están casados”. En el 2013, enfrentado con la postura de su padre, el exgobernador Pedro Rosselló, quien desde entonces se expresó a favor del matrimonio homosexual, el hoy Mandatario manifestó que favorecería las uniones entre personas del mismo sexo “siempre y cuando se reconozcan con otro concepto que no sea matrimonio”. 

Cuestionado hoy sobre esta postura, reafirmó que, “es una cuestión de fe. Desde el principio lo que creo que constituye una definición de un matrimonio. Hace unos cuantos años yo hablaba de las parejas de hecho. En la definición de matrimonio he sido claro que por mi fe entiendo que el matrimonio es entre hombre y mujer”.

En verano de 2015, el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio del mismo sexo. Además, durante el mandato del presidente Brack Obama, el Pentágono acabó con la obligación de no declararse homosexual en las Fuerzas Armadas.

“He establecido que la política pública de esta administración será respetar los derechos de la comunidad LGBTT, aunque he establecido desde un punto de vista de fe lo que yo pienso constituye ese matrimonio, pero cualquier pareja del mismo sexo que sepa que nuestra administración va estar aquí para proteger esos derechos”, puntualizó el Gobernador.

No obstante, para algunos como el Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE), la Administración Rosselló ha dado pasos que obstruyen el avance del reconocimiento de los derechos de esta comunidad. Por ejemplo, el reverendo Ricardo Rosado fue nombrado a la recién creada Oficina de Base de Fe en la Legislatura a la vez que el sacerdote Carlos Pérez fue contratado como asesor por María Milagros Charbonier en la Cámara de Representantes para trabajar la reforma al Código Civil. 

De igual modo, la Fortaleza retomó la Oficina de Base de Fe, nombrando a Héctor Albertorio para su dirección. El también abogado ayudó a trabajar la plataforma para el tercer sector de Rosselló Nevares y fue parte de la plancha de delegados de Ben Carson para la primaria republicana en Puerto Rico.

Entretanto, la Cámara de Representantes y su presidente, Carlos ‘Johnny’ Méndez, enfrentan una demanda presentada por la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico (HuSe) por firmar el decreto “40 Días de Ayuno y Oración en la Cámara de Representantes”.

Méndez rechazó que el acto religioso represente un choque constitucional por interferir con la doctrina de la separación de Iglesia y Estado porque no se aprobó una resolución, una moción ni una ley para realizar el acto. Además, justificó que “no es nada distinto a lo que han hecho los 72 alcaldes”.


Comentarios

comments powered by Disqus