Inicio»

Ahora

UPR se compromete a no recortarle a sus pensionados

(Archivo / NotiCel)

Eric De León Soto
20/03/2017 04:00 am
16/03/2017 06:05 pm

Mientras la administración de gobierno insiste sobre su propuesta para establecer aportaciones escalonadas a aquellos empleados retirados y pensionados que reciben más de $2,000 mensuales, desde la Universidad de Puerto Rico (UPR) existe un compromiso para mantener ese pago intacto a todos sus jubilados.

Al presente ese sistema tiene un total de 8,418 pensionados, 61% de los cual reciben menos de $2,000, o sea 5,135 – la gran mayoría de sus beneficiarios. De esta cuantía un 19% - 1,599 – reciben cheques mensuales de entre $1,000 y $1,500, mientras aquellos que reciben entre $2,000 y $2,5000 componen un 17%, o 1,431 beneficiarios.

Sin embargo, en el caso de la UPR, los fondos para estos beneficiarios están dentro un fideicomiso separado del fondo general, el cual al presente cuanta con una cartera de $1,300 millones.

Según la directora ejecutiva del Sistema de Retiro de la UPR, María del Carmen López, al presente la Junta de Gobierno de la institución no contempla reducir las pensiones de sus beneficiarios ni las aportaciones que hace la universidad a los participantes del sistema.

“La Junta de Gobierno, la Junta de Retiro y la Directora Ejecutiva están comprometidos con la protección, defensa y sostenibilidad de los fondos del Fideicomiso del Sistema de Retiro de los participantes activos y pensionados del Sistema Universitario de la UPR”, señaló López en declaraciones escritas a NotiCel.

Sin embargo, hasta el presente el futuro de la UPR está envuelto en duda luego que el gobierno avalara un propuesto recorte de $450 millones a la institución, $150 millones más de la cifra que inicialmente propuso la Junta de Control Fiscal (JCF) en una carta suscrita en enero. Aunque la UPR aún no ha desarrollado su propio plan fiscal, el primer borrador que la anterior presidenta interina, Celeste Freytes, entregó a la nueva presidenta interina, Nivia Fernández, no contemplaba recortes en el área de las pensiones.

La magnitud de estos recortes provee causa para preocupación dentro la comunidad jubilada de la UPR, especialmente cuando desconocen el alcance que tendrá una reducción tan dramática al presupuesto de la universidad. Para Marcos López, presidente de la Asociación de Jubilados de la UPR, la situación es más grave de lo que aparenta pues en muchos casos la pensión que ellos reciben va dirigida a sustentar familiares.

“Detrás de esa pensión hay un gran número de otras personas que dependen de ella. Así que cualquier recorte, sea grande, sea pequeño, obviamente va a tener un efecto negativo sobre el plano familiar e individual”, manifestó López. Sobre los propuestos recortes millonarios López cuestionó la racional y los fundamentos detrás de los mismos y advirtió que cualquier recorte en las áreas de educación y salud propiciará mayores dificultades para el desarrollo económico.

En ese sentido alertó además que a medida que la UPR recorte beneficios a su personal, continúe congelando plazas de docentes y recurra a la contratación por servicio profesional, serán menos los que aportan al sistema de retiro, perjudicando así los pensionados del futuro. De mismo modo afectaría la calidad académica del centro docente. 


Comentarios

comments powered by Disqus