Inicio»

Tecno

Detroit invierte en vehículos autónomos para no quedarse atrás

(EFE)

EFE
19/03/2017 05:00 pm

MCity es el arma secreta de la Universidad de Michigan para asegurarse de que Detroit no sólo no se quede atrás en el desarrollo de vehículos autónomos, sino de que esta ciudad estadounidense sea la punta de lanza de la nueva tecnología.

MCity es parte del Centro de Transformación de la Movilidad de la Universidad de Michigan (MTC, por su sigla en inglés), un área de 13 hectáreas que simula el ambiente urbano para probar vehículos y sistemas conectados y autónomos antes de ser aplicados en condiciones de tráfico real.

Carrie Morton, subdirectora de MTC, explicó a Efe que la creación del centro y la construcción de MCity es parte de la estrategia de la Universidad de Michigan para mantener su papel de liderazgo en la investigación en el transporte.

"Formamos MTC como una asociación público-privada con más de 65 compañías que investiga no sólo la tecnología (de vehículos autónomos), sino otros aspectos como la responsabilidad legal, temas que tienen que ser resueltos, para el sector del automóvil pero también para todo el sector del transporte", declaró Morton.

MTC fue creado a finales de 2014 aunque entró oficialmente en funcionamiento en enero de 2015. Y en julio de ese año se puso en marcha MCity, la primera instalación de sus características en el país y probablemente en todo el mundo.

En MCity se pueden encontrar todas las condiciones que un vehículo experimenta en el mundo real. Intersecciones, semáforos, señales de tráfico, diferentes tipos de asfalto, cruces de peatones, pasos con y sin barrera, rotondas, túneles, etc.

Las calles de MCity están delimitadas con edificios falsos que simulan desde centros urbanos europeos a otros norteamericanos. Incluso tiene la capacidad de simular porciones de carretera cubiertas por copas de árboles, algo que puede influir en las comunicaciones y señal de GPS.

Entre las más de 65 compañías asociadas con MTC y MCity se encuentran desde los principales fabricantes de automóviles de todo el mundo hasta empresas de seguros, de telecomunicaciones y proveedores de infraestructuras. Las autoridades federales estadounidenses también participan en MTC.

Y en la Universidad de Michigan, MTC está asociada con las facultades de ingeniería, derecho, empresariales y tecnología de la información. Además, MTC ha creado una incubadora para empresas emergentes en tecnologías relacionadas con vehículos autónomos.

"Esta es la primera instalación de este tipo aunque muchos están programando construir algo similar. Nuestro principal objetivo es la investigación y desarrollo de estas tecnologías iniciales", explicó Morton.

"Otras instalaciones similares están programadas, incluso aquí en Michigan, como la del Centro para la Movilidad de Estados Unidos (ACM) que se concentrará en verificación y validación de las últimas etapas de la tecnología", añadió.

Morton añadió que MCity está planteada como la instalación donde se prueban las primeras etapas de la tecnología.

"Una instalación típica de pruebas del automóvil, tiene mucho asfalto y su finalidad es la de probar subsistemas individuales del vehículo. Aquí probamos cómo el vehículo se comporta como parte de un sistema de transporte. No miramos al vehículo de forma individual", dijo.

"Y cuando estamos seguros de su funcionamiento, podemos poner en marcha esos mismos algoritmos en la ciudad de Ann Arbor, porque ya hemos instalado ese hardware en la ciudad", continuó.

Eso ha permitido que en zonas de Ann Arbor, en las cercanías de Detroit y donde se sitúa la Universidad de Michigan y MTC, circulen hasta 3.000 vehículos conectados que se comunican tanto entre ellos mismos como con la infraestructura viaria de la ciudad, una de las tecnologías base de los futuros vehículos autónomos.

Todo esto ha convertido a MTC y Mcity en la avanzadilla de la tecnología de vehículos autónomos: aunque son empresas de Silicon Valley, como Google o Uber, las que están desarrollando muchas de las tecnologías necesarias, la Universidad de Michigan es donde se prueban y verifican su funcionamiento.

Y no sólo de empresas estadounidenses. Recientemente, la empresa francesa NAVYA se unió a Mcity con su autobús eléctrico autónomo ARMA, capaz de transportar a 15 personas sin necesidad de conductor.

ARMA, que es la primera vez que opera en Norteamérica, está diseñado para ser utilizado en entornos cerrados como parques temáticos y campus universitarios.

El autobús de NAVYA está siendo utilizado por MTC para proporcionar visitas autoguiadas a MCity.

"Nos ayuda a exponer al consumidor a la tecnología y, al mismo tiempo, ARMA es una plataforma de investigación", terminó Morton, para quien el acuerdo con NAVYA es un perfecto ejemplo de como MCity es la punta de lanza del desarrollo de vehículos autónomos en todo el mundo.


Comentarios

comments powered by Disqus