Inicio»

Ahora

Bufete de Junta Fiscal contrata a principales exfuncionarios que cabildearon por PROMESA

Pedro Pierluisi. (Archivo / NotiCel)

Damaris Suárez
03/04/2017 04:45 am

Emiliano Trigo-Fritz, quien fue asesor en asuntos federales del exgobernador Alejandro García Padilla, y el excomisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, se unieron al bufete O'Neill & Borges, firma que desde noviembre mantiene contratos de asesoría legal con la Junta de Control Fiscal (JCF).

Tanto Trigo-Fritz como Pierluisi participaron activamente en el proceso para impulsar, delinear y confeccionar la legislación federal PROMESA que creó la JCF. Además, varias fuentes de NotiCel han visto recientemente al exgobernador Alejandro García Padilla en las oficinas del bufete O’Neill & Borges en Hato Rey.

Según se desprende de la página electrónica del bufete, Pierluisi regresó a la firma el 9 de enero de 2017, a solo días de culminar su término como comisionado residente. Pierluisi ya había sido miembro de este en 1997; donde también trabajó su hijo, Michael Pierluisi, el pasado año hasta ser nombrado en diciembre como nuevo secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO). Por su parte, Trigo-Fritz se unió a la firma legal como asociado en el departamento corporativo.

La reinserción del excomisionado residente en el bufete vuelve a poner el lente sobre las oportunidades y ventajas personales que representa PROMESA para él y su esposa, María Elena Carrión. El excomisionado porque, aunque no trabaje directamente en el bufete con temas de la Junta, se beneficia de los ingresos millonarios que tiene la firma por el trabajo con la Junta y su esposa porque, como expuso The New York Times temprano en 2016, tiene una empresa que representa a acreedores y a inversionistas interesados en Puerto Rico.

O’Neill & Borges, una firma de abogados establecida en Puerto Rico desde 1962, fue de las primeras firmas contratadas tras entrar en funciones la JCF en 2016 como asesor legal externo del organismo rector.

“Los licenciados Hermann Bauer y Julio Pietrantoni estarán a cargo de dirigir la encomienda en O’Neill & Borges. Bauer es parte del Departamento de Litigio de la firma y tiene amplia experiencia en quiebras y derechos de acreedores”, anunció mediante comunicado la JCF el 27 de noviembre de 2016.

Pierluisi trabajó directamente con la Ley PROMESA que creó la JCF por ser el representante electo del territorio ante el Congreso; mientras que el exgobernador García Padilla delegó su representación en Trigo-Fritz, quien trabajó mano a mano con el entonces director de la del Oficina Federal del Tesoro para las Finanzas Estatales y Locales, Kent Hiteshew.

“Resulta altamente cuestionable que aquellos que cabildearon intensamente por la imposición de la Junta de Control Fiscal ahora sean contratados por los asesores de la Junta”, cuestionó una fuente relacionada al proceso de aprobación de PROMESA en Washington DC.

Durante el proceso de aprobación de PROMESA hasta su aprobación, el entonces comisionado residente Pedro Pierluisi y el exgobernador García Padilla reclamaron que la legislación federal daría los lineamientos para trabajar con la crisis fiscal y la reestructuración de la impagable deuda pública.

El apoyo de los principales funcionarios electos fue medular para la aprobación de la legislación, que fue elaborada principalmente por el Departamento del Tesoro Federal.

El extenso proceso fue impulsado pese a la oposición de múltiples sectores de la sociedad civil, políticos y profesionales que planteaban los amplios poderes que tendría la junta fiscal sobre el gobierno electo democráticamente; agravado por la negativa del Departamento del Tesoro Federal de otorgar rescate fiscal al territorio.

De hecho según la fuente, la falta de presión de estos funcionarios al allanarse al discurso que el Departamento del Tesoro Federal no podía hacer nada más provocó que presiones como la ejercida por la senadora demócrata Elizabeth Warren, durante una vista congresional sobre Puerto Rico en el Senado federal, no surtieran efecto para lograr un rescate fiscal.

Durante una vista en el senado federal Warren increpó al representante del Departamento del Tesoro Federal, Antonio Weiss, sobre las alternativas de un rescate fiscal para Puerto Rico similar al que se hizo con la banca en la debacle financiera de 2008.

“Con los principales oficiales electos de Puerto Rico, abogando por PROMESA; era cuesta arriba la labor de aquellos que como Warren, Bernie Sanders, Robert Menéndez, Luis Gutiérrez y otros que nos oponiamos a PROMESA y la junta. La Casa Blanca y el Congreso, por tanto, no veían a PROMESA como una imposición; sino como respondiendo al llamado hecho por García Padilla y Pierluisi”, sostuvo la fuente.

A pesar del puesto de Hiteshew, y el trabajo que hizo su oficina para la creación y aprobación de PROMESA, públicamente el principal enlace el Tesoro con Puerto Rico fue el asesor Antonio Weiss, criatura de Wall Street. El Senado colgó su nombramiento al Tesoro precisamente por ser demasiado parcializado hacia Wall Street. Entonces lo nombraron como asesor en el Tesoro, puesto que no requiere confirmación.

“El trabajo de Hiteshew como figura clave en el proceso PROMESA fue posible e influenciado por su variada carrera con valores municipales, incluyendo 30 años en finanzas públicas en Wall Street”, publicó en diciembre pasado The Bond Buyer. En la historia menciona el trabajo de Trigo-Fritz como el enlace del gobierno con la administración Obama para trabajar PROMESA.

TEMAS:

Comentarios

comments powered by Disqus